Icono del sitio Modo Noticia

La economía de La Paz es la más dependiente del Estado municipal

El Consejo Empresario Mendocino (CEM) difundió un informe sobre la evolución de las finanzas municipales en la última década. Uno de los aspectos que se analizó fue el peso del Estado en la economía local considerando el Producto Bruto Geográfico (PBG) de cada comuna.

En ese ítem, en La Paz, el aporte de la municipalidad llega a 21%, el doble de lo que representa en la comuna que sigue en el ranking . Además, ese municipio cubre apenas el 1% de sus gastos con recaudación propia, es decir que depende casi exclusivamente de la coparticipación que distribuye la Provincia.

Estos datos permiten observar la convivencia que se da entre el sector privado y el público en cada uno de los departamentos mendocinos. Al analizar este y otros indicadores del estudio queda en evidencia que La Paz es el municipio donde existe una mayor dependencia del Estado.

Una realidad que no sorprende a su propio intendente, Fernando Ubieta, quien reconoció a Los Andes que “el empleo privado prácticamente no existe, es nulo” y afirma que “depende íntegramente la economía paceña de la Municipalidad”.

El asesor económico del CEM, Gustavo Rivarola, quien estuvo a cargo de la dirección de esta última investigación, indicó a este diario que “nosotros tratamos de indagar el peso del Estado municipal en relación al PBG que genera cada departamento”.

Resaltó que se trata de un dato relevante y advirtió que “es esperable cierta heterogeneidad en función de los servicios que presta cada municipio, de la densidad poblacional y de la extensión territorial de cada uno de ellos”.

Para determinar este indicador el CEM toma los registros del PBG por municipio que informa la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) de Mendoza. Rivarola explicó que “el último dato públicamente disponible corresponde al año 2018. La serie se elaboró considerando los datos oficiales entre 2011 y 2018 y asumiendo que la participación del producto de cada municipio en el PBG provincial se mantuvo constante entre 2018 y 2020″.

Números reveladores

El trabajo del CEM concluyó que las erogaciones totales municipales en el 2020 representaron el 4% del PBG provincial, creciendo 0,5% respecto al 2011. Los números reflejaron que el peso del estado municipal creció entre 2011 y 2015 y a partir de 2016 se ha amesetado con subas y bajas, mientras que el último año tuvo una caída a consecuencia de la pandemia de Covid-19.

Al poner en relación el PBG de cada comuna con sus erogaciones totales se pudo determinar que el promedio del peso del Estado entre 2011 y 2020 en el departamento de La Paz fue del 21%. Se trata de una cifra muy superior incluso respecto del segundo en el ranking que fue Santa Rosa (10,3%).

El resto del listado continúa con Las Heras (7,9%), Tunuyán (7,7%), Lavalle (6,8%), Junín (6,4%), General Alvear (6,2%), Guaymallén (5,4%), San Carlos (5,4%), Tupungato (4,8%), San Martín (4,8%), Maipú (4,4%), Godoy Cruz (4,4%), Rivadavia (4%), San Rafael (3,9%). Mientras que en los tres lugares donde se registró la menor injerencia del municipio sobre la actividad productiva fue Malargüe (3%), Luján de Cuyo (2,8%) y Capital (2,8%).

En el estudio elaborado por la entidad empresarial hay otros indicadores que evidencian la dependencia del Estado que tienen los vecinos de La Paz. Por un lado están las cifras de empleo municipal cada 1.000 habitantes, cuyo mayor nivel se da en esa comuna del este, alcanzando la cifra de 97 trabajadores cada mil habitantes.

EL segundo lugar lo ocupa Santa Rosa (74) y el tercero Malargüe (62). El listado continúa con San Carlos (29), Tunuyán (23), Capital (22), General Alvear (21), Lavalle (19), Junín (19), Tupungato (18), Rivadavia (16), Las Heras (15), Luján (14), San Rafael (14) y San Martín (13). Mientas que en el otro extremo del ranking aparecen Maipú (11), Guaymallén (10) y Godoy Cruz (9).

Otro elemento a tener en cuenta es la autonomía financiera municipal, es decir qué porcentaje del gasto corriente del municipio es financiado con recursos propios y cuánto depende de las transferencias de otras jurisdicciones o de un eventual endeudamiento.

En ese ranking que realizó el CEM en primer lugar se ubicó Capital, que llegó a cubrir en el 2020 el 47% de sus erogaciones corrientes con fondos originados en recaudación propia. El podio lo completaron Godoy Cruz (45%) y Luján (45%). Los siguieron Guaymallén (36%), Maipú (36%), Tunuyán (21%), Las Heras (20%), Rivadavia (19%), San Rafael (19%), Lavalle (12%), Junín (8%), Alvear (8%), San Carlos (4%), Malargüe (3%) y Santa Rosa (2%).

En tanto, La Paz se ubicó al final de la lista con el 1% de autonomía financiera. Vale remarcar que Tupungato y San Martín no figuraron porque en los informes trimestrales de ese año no detallan el origen de los recursos corrientes.

Preocupación y esperanza

La Paz es el departamento de menor población de la provincia con una estimación de 11.000 habitantes. A su vez, posee una extensa superficie que alcanza los 7.105 km2. En diálogo con Los Andes, el intendente Fernando Ubieta expresó que la compleja situación financiera del municipio no es algo novedoso.

Sostuvo que ya venía advirtiendo acerca de este escenario durante la última campaña electoral del 2019, donde se impuso en los comicios locales como candidato del Partido Justicialista (PJ) y cortó con una hegemonía de 24 años de la UCR en el departamento.

El empleo privado prácticamente no existe, es nulo. Obviamente la municipalidad es el dador de trabajo, es la empresa, es todo. Depende íntegramente la economía paceña de la Municipalidad”, afirmó.

Reconoció que esta circunstancia le causa “tristeza” y “preocupación” pero resaltó que trabajan diariamente para reactivar el sector privado en la comuna. Hizo hincapié en el duro impacto que tuvo la pandemia en los planes de su gestión en este sentido y señaló que tuvieron que abocarse a “cuidar lo poco que tenemos”.

En cuanto a las perspectivas a futuro de La Paz, Ubieta dijo que es complejo hacer proyecciones en el contexto actual de tanta incertidumbre. No obstante, manifestó que “no quiero que mi departamento en 10 o 15 años desaparezca, porque si seguimos este rumbo de los últimos 10 años el departamento va a ir a una situación muy complicada y difícil”.

Asimismo, recordó que al momento de tomar las riendas del municipio en diciembre de 2019 hubo un aumento de la planta de personal heredada de la anterior gestión. “Recibo la Municipalidad con un pase a plante de casi 200 personas. Obviamente eso impacta en las finanzas y nos atan de manos para reactivar los emprendimientos privados”, resaltó.

El jefe comunal peronista indicó que están atados a la suerte de la provincia porque “dependemos íntegramente de la coparticipación” y además consideró que “uno sabe que la política se mide en votos y La Paz no es muy tentador para los gobiernos centrales”.

Ubieta hizo hincapié en que más allá de la ganadería apuntan a explotar la agricultura, reconvirtiendo tierras improductivas para producir pasturas y también piensan hacer una fuerte apuesta por la Economía del Conocimiento. Concluyó expresando que “tengo la fe y la esperanza que mi departamento crecerá y que podrá progresar”.

Salir de la versión móvil