Icono del sitio Modo Noticia

Solo 2% de los internados en UTI por Covid tienen dos dosis de vacunas

En las Unidades de Terapia Intensiva es muy baja la proporción de personas internadas por Covid-19 vacunadas.

Desde el hospital Del Carmen, de Osep, informaron que los ingresos en Unidad de Terapia Intensiva (UTI) con las dos dosis son menos del 2% y ninguno ha sido internado luego del mes de la segunda dosis. Hay que recordar que la eficacia de la vacuna comienza a apreciarse después de los 14 días de la inoculación y con dos dosis se extiende y se fortalece.

El pasado 13 de mayo, el tema fue puesto en valor por la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti: “Bajó muchísimo la cantidad de personas mayores de 60 años internadas en terapia intensiva” y lo atribuyó justamente a la campaña de vacunación. En ese contexto refirió: “Sólo el 5% de los internados en terapia intensiva se había vacunado”.

El médico intensivista Gonzalo Pagella, coordinador de la UTI de la Clínica de Cuyo, quien además se desempeña en otros efectores, confirmó este dato a partir de lo que observa en su entorno laboral e incluso fue más allá: “Yo he visto incluso una proporción menor al 5%, son muy escasos los pacientes que han ingresado a la terapia intensiva con alguna dosis de vacuna así que creo que en ese sentido estamos bien porque habla de que seguramente la vacuna está siendo altamente efectiva”.

No se pudo obtener información al respecto del Ministerio de Salud de la provincia, pese a insistentes consultas por parte de este medio.

La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva viene advirtiendo sobre el tema. Un informe publicado la semana pasada por la Regional Gran Buenos Aires/ Ciudad Autónoma mostró que de una muestra total de 916 pacientes en ARM (requerimiento de ventilación mecánica), 174 (19%) estaban vacunados al menos 21 días antes del inicio de los síntomas, 15% con una dosis y 4% con 2 dosis. En definitiva, en estas condiciones más del 80% de los pacientes no habían sido vacunados.

De hecho, Infobae publicó conclusiones de la entidad: “De una muestra voluntaria de UTIs públicas y privadas de Argentina, se observó una constante disminución de ocupación de camas Covid-19 en UTI en relación a semanas anteriores. Una quinta parte de los pacientes ventilados estaban vacunados, en su mayoría con una dosis”.

En las clínicas privadas de la provincia aprecian que la proporción de no vacunados en UTI de este subsector es cercana a 90%; 9% de los internados tiene una dosis mientras que es muy bajo el porcentaje de quienes recibieron ambas, detalló el doctor Rodolfo Torres, coordinador médico de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Mendoza.

Eficacia

La situación se atribuye a que las vacunas, si bien no garantizan evitar la enfermedad, prometen una alta eficacia en impedir el desarrollo de cuadros graves. Aunque también hay que tener en cuenta que la proporción varía según la población que llegue al efector y si se trata de grupos más o menos alcanzados por la campaña.

En este sentido, hay que considerar se ha concentrado en adultos mayores, que son quienes han mostrado más riesgo de llegar a una situación crítica. Pero este año, en el marco de la segunda ola, hay una disminución de entre 10 y 20 años en el promedio de edad de las personas que requieren internación por esta causa. Se trata de un segmento menos alcanzado por la vacunación pero también con menos riesgos, aunque durante 2021 es mayor la proporción de quienes tienen complicaciones.

En el Hospital Central dijeron que no tienen datos estadísticos al respecto pero sí reconocieron que hay menos pacientes graves mayores y que la mayoría de quienes han ingresado a la UTI este año no están vacunados. “Los que ingresan con vacuna son muy pocos”, afirmaron desde el servicio. Explicaron que la UTI sigue estando llena porque reciben una población mayormente de entre 40 y 60 años y observan que los cuadros se complican más.

Quizás la situación comience a cambiar a partir de la habilitación para vacunarse para los mayores de 18 años, ya que el gran número de quienes reciben están en los rangos etarios que han sido incluidos recientemente.

En general, a las vacunas, indistintamente del laboratorio desarrollador se les atribuye entre 95 y 100% de efectividad en evitar la muerte por Covid.

Respecto de las que se usan en el país, y en cuanto a la posibilidad de desarrollar cuadros graves e incluso sintomáticos, Sinopharm (china) ha informado que tiene una eficacia de 79,34% mientras que los estudios de la Sputnik V (rusa) respaldan un 91%. Además, Covishield y AstraZeneca (mismo desarrollo) tendrían una eficacia de 80%. De todas formas hay que considerar que sobre las nuevas variantes de preocupación, como la Delta, se ha observado una reducción de la respuesta por lo que se recomienda completar el esquema.

“Estamos viendo pacientes jóvenes con neumonías severas o con requerimiento de oxigenoterapia”, explicó Pagella.

Sobre los vacunados dijo: “No van a llegar a la UTI, sí pueden contagiarse y tener la enfermedad pero en la mayoría de los casos será leve”, dijo.

Agregó que entre los jóvenes que llegan, si bien hay pacientes sanos, en general tienen una comórbida. Además dijo que ha visto pocos pacientes de menos de 40 años y en general tienen buena evolución.

Gonzalo Álvarez, delegado de la región Cuyo de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva consideró que ese grupo etario es el que más se está contagiando porque es el más expuesto y por ello son más en UTI.

Salir de la versión móvil