Hubo acuerdo de la UCR y el Pro en Cambia Mendoza, la Coalición Cívica se fue con el PD

Luego de negociaciones intensas y tras varias idas y vueltas, la Unión Cívica Radical (UCR) y el Pro mendocino ratificaron su sociedad en Cambia Mendoza, un día antes de que venza el plazo para la inscripción de frentes para las elecciones legislativas 2021. El pacto terminó de cerrarse ayer entre los dirigentes de ambas fuerzas, quienes coincidieron en la importancia de la unidad para enfrentar al kirchnerismo. Asimismo, hubo un compromiso del radicalismo de otorgar lugares “entrables” en la listas a su principal socio y una mayor participación en los espacios de gobierno.

Como contapartida, a última hora de ayer, la Coalición Cívica local (que a nivel nacional responde a Elisa Carrió) firmó con el frente que encabeza el PD. Esa fuerza, que en Mendoza lidera Gustavo Gutiérrez, era otro de los partidos que amenzaba con salir de Cambia Mendoza, señalando las diferencias con la gestión de Suárez y la falta de consultas acerca de la marcha del Gobierno provincial. Así, Gutiérrez volvió a acercarse al Partido Demócrata, de dónde fue echado a principios de este siglo.

Ahora, los “lilitos mendocinos” atraviesan un inconveniente. A nivel nacional, todos los partidos de Juntos por el Cambio, que conforman el Pro, la UCR y CC, entre otras fuerzas, acordaron que todos los partidos debían mantenerse aliados en todas las provincias y que aquellos dirigentes que quisieran emprender una aventura por fuera del espacio opositor al kirchnerismo, deberían irse sin el sello y el partido local sería intervenido.

Volviendo al acuerdo UCR-Pro, el anuncio lo hizo el gobernador Rodolfo Suárez, a través de su cuenta de Twitter, donde señaló: “Cambia Mendoza continúa fortaleciéndose. Hoy el Pro ratifica su pertenencia en el Frente para continuar trabajando juntos por una Mendoza mejor”. Y adjuntó una imagen junto a los diputados nacionales Alfredo Cornejo -líder de la UCR a nivel nacional- y Omar de Marchi –referente del Pro local- y otros dirigentes de ambos partidos.

Según confió una fuente calificada a Los Andes, el pacto se cerró a las 9 de la mañana en una reunión a solas entre Cornejo y De Marchi. Suárez seguía atentamente ese encuentro y luego los recibió al mediodía en el edificio de calle Peltier.

Allí se terminaron de definir los detalles junto a otros participantes, como el presidente de la UCR local, Tadeo García Zalazar; los intendentes Sebastián Bragagnolo (Luján), Ulpiano Suárez (Capital) y Marcelino Iglesias (Guaymallén) ; el vicegobernador, Mario Abed; la ministra de Cultura, Mariana Juri; el presidente del Pro, Álvaro Martínez; y el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi.

La armonía alcanzada en este cónclave oficialista aplacó las tensiones que venían en crecimiento al interior del frente. Desde hace semanas De Marchi venía exigiendo un “acuerdo razonable” que implicase una mayor representación del Pro en la boleta de Cambia Mendoza y dejaba abierta la posibilidad a una ruptura con el radicalismo. No obstante, este martes se consolidó la paz entre ambas fuerzas.

En diálogo con Los Andes, el intendente de Godoy Cruz y titular de la UCR provincial, Tadeo García Zalazar, destacó que con este acuerdo “se ratifica el rumbo de Cambia Mendoza que ya hace muchos años es un frente que es más plural que Juntos por el Cambio”.

Manifestó que continuarán con “el desafío de enfrentar a la opción del populismo que está representada por el kirchnerismo” y dijo que “la mejor manera para hacerlo es consolidar el frente y las charlas de esta semana fueron en ese sentido, para pasar a ser una coalición de gobierno más fortalecida”.

Respecto a la discusión concreta con el Pro, remarcó que se convino una “una integración equilibrada de las listas” donde todos los partidos del frente tengan representación, pero sostuvo que los lugares definitivos se conocerán recién el 24 de julio, cuando venza el plazo para la presentación de precandidaturas.

En la misma línea, el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, señaló que “lo importante es que se ratificó el rumbo de Cambia Mendoza. Era importante estar todos unidos para seguir gobernando y consolidando el proyecto de Mendoza”. En tanto, destacó que la coalición ha crecido sumando a otros partidos y que tienen la esperanza de terminar de articular con la Coalición Cívica este miércoles.

Por su parte, Omar de Marchi, sostuvo a este diario que “hemos conseguido un acuerdo razonable, tal cual lo veníamos planteando, que nos permite poder trabajar en conjunto y espalda con espalda en momentos de tantas dificultades que tiene la Argentina”.

Subrayó que el país está atravesando un camino complejo por culpa del gobierno de Alberto Fernández y que están en juego “la discusión de la propiedad privada, de las libertades más básicas, de los derechos individuales, cuestiones que hasta hace muy poquito tiempo no imaginábamos que pudiéramos estar discutiendo”. “Para esto es muy importante poder ponernos de acuerdo rápidamente entre los partidos para poder enfrentar al verdadero adversario que es el avance totalitario del kirchnerismo”, añadió.

Las condiciones del pacto

El principal punto de desencuentro entre la UCR y el Pro durante las negociaciones radicaba en los lugares que reclamaba este último partido en las listas de candidatos. Más allá de los postulantes a cargos nacionales, existía una demanda fuerte por una mayor cantidad de puestos “entrables” para la Legislatura y los concejos deliberantes.

Hasta la semana pasada, el Pro pedía 10 bancas de legisladores provinciales y la contrapropuesta de la UCR eran 3, basándose en los escaños obtenidos en los comicios del 2019 por ese espacio luego de que De Marchi compitiera contra Suárez en las PASO.

El acuerdo alcanzado este martes establece por un lado que el Pro tendrá el tercer lugar en la lista de candidatos a diputados nacionales. Es muy probable que ese lugar sea ocupado por Álvaro Martínez, flamante presidente del partido a nivel provincial y legislador provincial próximo a concluir su mandato.

Asimismo, se concertó que este espacio tendrá entre 5 y 6 lugares “entrables” para la Legislatura provincial. En los próximos diez días se terminará de definir cómo será la distribución por distritos. A su vez, se para las bancas de concejales se arreglará según la situación puntual de cada departamento y dándole intervención al respectivo intendente.

Por otro lado, acordaron “una integración más activa en los espacios de gobierno”, cuyos detalles terminarán de definir los dirigentes del Pro con Suárez.

Cierre del frente

De cara a las legislativas 2021, el frente Cambia Mendoza estará integrado por los partidos UCR, Pro, Unión Popular, Libres del Sur, Partido Socialista, Masfe, Republicanos Unidos, Partido Demócrata Progresista, Partido del Diálogo y MID. Además, este miércoles al mediodía firmarán su incorporación tres partidos municipales de Malargüe, Capital y San Carlos y probablemente el Partido Fe.

Este miércoles por la tarde se reunirán los dirigentes de estos espacios para presentar el frente y hacer una foto de unidad. Esta actividad se realizará al aire libre en un club o en una plaza.