Icono del sitio Modo Noticia

Casi 170 mil estudiantes volverán a clases con presencialidad absoluta

El Gobierno de Mendoza anunció el regreso a las aulas de forma presencial desde el próximo lunes 2 de agosto para el nivel inicial (salas de 4 y 5 años), además de primer, segundo y tercer grado de primaria. Así, son 65.000 estudiantes que volverán en el nivel inicial y 104.000 para el primer ciclo de la escuela primaria.

En lo que respecta al resto de los alumnos de los otros niveles educativos se evaluará durante todo el mes de agosto la situación epidemiológica provincial y en base a eso se tomaran futuras medidas.

El anuncio no fue recibido con agrado por muchos docentes que esta semana realizaron jornadas institucionales en donde se trabajó, entre otros aspectos, la forma de mejorar el trabajo dentro de las aulas con las burbujas de estudiantes. Además, muchos señalaron que les pareció desprolijo que la novedad se conociera primero por redes sociales o por los medios de comunicación que por circulares en las escuelas.

Fue el propio gobernador Rodolfo Suárez anunció la novedad en su cuenta de Twitter. “A partir del lunes 2 de agosto, en Mendoza volvemos a la presencialidad absoluta en nuestras escuelas. Será para el nivel inicial y primario, hasta tercer grado inclusive. Lo haremos cumpliendo de manera estricta los protocolos dispuestos por el @MinSaludMza”, dijo el máximo mandatario mendocino.

Continuando, explicó que entre las razones de la presencialidad absoluta aparece que los niveles que vuelven a la nueva normalidad “tienen un bajo porcentaje de contagio y son los que más necesitan acompañamiento presencial para lograr un correcto aprendizaje. Además, todo el personal educativo de este segmento cuenta con el calendario de vacunación completo”, señaló Suárez.

Por último, entre otras razones, dijo: “La tecnología nos ha ayudado mucho durante estos tiempos difíciles, pero no reemplaza la interacción del alumno y el docente en el aula. Es mucho el esfuerzo de la comunidad educativa, por eso es clave que sigamos cuidándonos, para avanzar con más presencialidad en las escuelas”.

Estrictos protocolos en las aulas

El director General de Escuelas, José Thomas, indicó que la decisión se tomó teniendo en cuenta varios aspectos. “Hay que buscar un razonable equilibrio entre la salud, la economía y la educación. Y pensando que la salud no es solo la variable epidemiológica sino que es importante lo físico y lo mental de los estudiantes”, indicó.

Por ello, agregó que “tomando todo lo aprendido desde noviembre del año pasado, cuando retornamos a la presencialidad en distintos modelos y formatos hasta estos últimos 6 meses en el cual logramos mantener las clases ininterrumpidas, basados en la evidencia de que la evolución de la pandemia es positiva y que hay franjas etarias en que el impacto es bajo en cuanto a contagios es que tomamos la decisión para que los estudiantes retornen en forma progresiva en grupos completos de cada curso”, aseguró.

Este regreso a la presencialidad absoluta será cumpliendo estrictos protocolos estipulados por el Ministerio de Salud provincial. De este modo, persiste el uso obligatorio del tapabocas durante todo el horario de cursado, el lavado de manos, la ventilación cruzada en las aulas o en los espacios cerrados y el distanciamiento entre los alumnos.

Entre los puntos que sostienen esta decisión provincial está que los docentes de este segmento están vacunados con las dos dosis, es decir con el esquema completo, vale destacar que los educadores del nivel inicial y del primer ciclo de primaria fueron vacunados en forma prioritaria – hay un 90% con las dos dosis ya colocadas- al resto de la población.

Por otro lado, este es el segmento de niños que menos se contagia y transmite el virus. Según datos estadísticos del Ministerio de Salud de Mendoza, la tasa de contagios en niños es muy baja comparada con la de los adultos. Menos del 1% de los contagios detectados semanalmente corresponde a niños de entre 3 y 9 años. “Hay datos de evidencia clara que muestran que la franja etaria entre sala de 4 y tercer grado se encuentra la menor proporción de contagios”, ejemplificó Thomas agregando que, por ejemplo, en la semana del 16 al 22 de julio solo 18 contagios que representó un 0.6% de los contagios registrados.

Además, Thomas indicó que solo entre el 3 y el 5% de los estudiantes que concurren a estos niveles usa el sistema de transporte público de pasajeros por lo que la movilidad no es determinante en cuanto al uso de esta forma de circular.

La importancia de la presencialidad absoluta

Otra de las variables consideradas es que este grupo de alumnos tiene menor autonomía pedagógica, es decir que necesitan acompañamiento para tomar clases virtuales. Lo que indica que la presencialidad para estos niños de 4 a 8 años es fundamental. Tanto Unicef como la Asociación Argentina de Pediatría coinciden en que es fundamental priorizar los esfuerzos para regresar a la educación presencial con las mejores condiciones posibles de seguridad en todas las escuelas del país.

Thomas, al respecto, indicó que sociabilizar, estar con otros, intercambiar, en la vuelta a clases presenciales es importantísimo para intensificar estos aspectos junto a la contención y la alimentación de estos actores además de los aprendizajes y la disminución de la brecha socioeducativa que profundizó esta pandemia.

Además desde la DGE argumentaron que estos organismos sostienen que el impacto del cierre de las escuelas ha sido devastador a nivel mundial, afectando los aprendizajes, la protección y el bienestar de niños, niñas y adolescentes. La evidencia muestra que son los chicos y chicas más vulnerables quienes sufren las peores consecuencias.

“De mantenerse los números y las proyecciones el cronograma de incremento de la presencialidad sería a partir de mediados de agosto con los cursos que quedan de primaria y a principios de septiembre con la secundariaTodo dependerá de la evolución de las variables que analizamos para tomar este tipo de medidas”, finalizó el referente de la DGE.

Salir de la versión móvil