Productores lecheros indignados le respondieron a María Becerra por “difundir falsedades” sobre los tambos y el consumo de leche

Siguen las respuestas del campo a la cantante María Becerra por difundir “falsedades” sobre el manejo de los tambos y la leche. La cantante había fulminado al sector lechero a través de un video en sus redes sociales donde afirmaba que enviaban a los terneros recién nacidos a un matadero e invitó a sus seguidores a dejar de consumir lácteos. Lejos de quedarse callados, los productores salieron a responderle de manera tajante a la cantante e influencer y afirmaron que la “desinformación es peligrosa”.

“La leche atenta contra la salud. No existe la vaca lechera, porque la vaca da leche solo cuando está embarazada no más”, dijo la joven en las imágenes que se volvieron virales en las redes sociales donde suele declararse a favor del veganismo. Tras sus declaraciones, los integrantes del Ateneo de la Sociedad Rural Argentina salieron al cruce y señalaron que “cuando las redes sociales están al servicio de la ignorancia, es fácil esparcir mitos falsos y que los repitan millones” e intentó desmitificar sus “mentiras”.

“La enorme mayoría de las vacas lecheras en nuestro país se crían a campo. El ordeñe solo les roba entre 5 y 10 minutos de su día cada 12 horas. María, las vacas no viven encerradas ni en un espacio donde no entran paradas”, contestaron a la provocación de la intérprete quien sostuvo que las vacas están paradas en un “espacio donde apenas cabe su cuerpo”. “Viven paradas por años mientras les conectan aparatos para sacarle la leche por años. Después vienen y dicen: embaracémosla de nuevo porque se quedó sin leche”, afirmó Becerra.Play

Para la cantante, en la leche de las industrias “está permitido cierto porcentaje de pus y de sangre”. “¿Sabían eso? Les extraen todo el tiempo tan agresivamente la leche que las lastiman, las infectan. Les causan heridas gravísimas que las infectan. Está permitido por ley cierto porcentaje de pus y sangre en toda la leche porque ya es así”, afirmó antes de terminar el discurso diciendo que “no necesitamos leche de otra especie”.

En ese sentido, los jóvenes del Ateneo trataron de llevar tranquilidad a las personas de que en la leche haya determinado porcentaje de pus y sangre. “Es enormemente falso. Es rechazada si tiene un porcentaje de células somáticas alto. Luego del ordeñe la leche se pasteuriza para garantizar un estándar más alto de calidad y salubridad”, dijeron y agregaron que si las vacas no se ordeñan tiene un alto riesgo de desarrollar mastitis, como a cualquier mujer: “Te aseguramos que no querés que pase eso”.Malestar de los tamberos con los dichos de María Becerra sobre la actividad productiva. Malestar de los tamberos con los dichos de María Becerra sobre la actividad productiva.

La indignación del sector también se dio porque la joven se refirió al supuesto tratamiento que reciben las vacas en los tambos. “La vaca da leche solo cuando está embarazada. Las inseminan artificialmente todo el tiempo, las inmovilizan, las embarazan, tienen sus crías. A los terneritos siendo bebés los mandan a la mierd…a un matadero porque no les conviene que el ternerito tome la leche que le pertenece a él”, agregó. Según Becerra, las vacas lecheras son un objeto de consumo desde que nacen: “Les conectan aparatos a las ubres y las ordeñan todo el tiempo, día y noche sin descanso”, agregó.

No obstante, los jóvenes sostuvieron que en el afán de querer ver al productor de alimentos como el enemigo, es importante contar que lo que más les importa es el bienestar animal. Explicaron que tener un animal estresado a la larga es menor producción y sería antiético. “No somos salvajes, somos productores. ¿Matar al ternero? No. Es más, el ternero, durante toda su crianza en guachera, sigue consumiendo leche. La madre produce en promedio 20 litros, pero el ternero solo puede consumir hasta siete. No se lleva directo al frigorífico. Mentira”, apuntaron.

El descargo de los tamberos

Andrea Passerini, coordinadora de lechería de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), hizo un hilo en Twitter donde explicó sobre su trabajo en el tambo familiar y añadió que los mensajes del estilo, sobre todo viniendo de una persona muy popular en las redes sociales. “Lo primero que genera es bronca, enojo e impotencia, ya que es un mensaje que llega a muchísima gente joven. En mi caso, soy una productora agropecuaria, que es parte de su vida es trabajar con animales, cuidar los animales, es que invertís muchísima plata pensando en el bienestar animal, en la sanidad, confort de los animales, en la sombra y en el agua”, comentó.

Así como Passerini, hubo muchos otros tamberos que invitaron a la cantante a visitar su establecimiento para ver de cerca el trabajo que hacen en el campo y desmitificar el supuesto maltrato que reciben los animales. “Parte de nuestro trabajo se puede hacer con las redes sociales y los que estamos en las entidades de productores en particular. Es mostrar parte de lo que hacemos con imágenes que muestran emociones positivas, que es todo lo contrario, que el 99% de lo que dijo esta chica es flagrantemente mentira. Hay que mostrar la realidad. No ser agresivos e invitar a que pongan la cabeza en el mundo real en los tambos argentinos, desde que nace la ternera hasta que empieza a producir leche y esa es la realidad”, agregó la representante de CRA y CARBAP.

Passerini especificó que el sector productor tiene que actuar de manera inteligente, no solo aportando datos e información sobre los tambos en la Argentina, sino también contando de que hay otros sistemas de confinamiento y tabulación que no se usan en la Argentina, sino en los grandes países productores productores como Nueva Zelanda o Estados Unidos. “Los mega tambos son una proporción chica de la leche mundial”, aclaró e invitó a las nuevas generaciones a que le den una oportunidad al sector y ver de cerca su trabajo.