12 años de cárcel para un hombre que mató a un amigo en 2020

Gerardo Cruz López fue condenado esta semana a 12 años de prisión efectiva por haber asesinado a cuchilladas a su amigo Walter Nievas, el año pasado.
En el marco de un juicio abreviado, en el cual López admitió la autoría del hecho y acordó con la fiscalía el monto de la pena, el juez de Garantías Gabriel Ravagnani le impuso la sanción penal mencionada en el comienzo.

El hecho
De acuerdo a lo que se pudo reconstruir en el expediente judicial, el 24 de junio de 2020, Cruz López (45), Nievas y otro hombre se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas en una vivienda de la zona de la Vuelta de Molina, a la vera de la ruta 143, en Salto de las Rosas, Cañada Seca.
En un momento, López se quedó dormido y López –sin motivos aparentes- le asestó al menos seis puñaladas. La víctima, malherida, fue trasladada hasta el hospital Schestakow donde fue atendido, aunque la gravedad de las heridas derivó en su deceso, un día después.
Poco después del hecho, López fue detenido por autoridades policiales y puesto a disposición de la Justicia. En un primer momento se determinó que el hombre, que ya contaba con antecedentes delictuales, recobrara la libertad a tenor del delito que por entonces se le imputaba (lesiones graves). Cuando el estado de Nievas comenzó a complicarse, la fiscalía actuante, a cargo de la dra. Andrea Rossi, solicitó que se volviera a detener a López para imputarle el delito de homicidio en grado de tentativa, pero éste se anticipó a la acción policial y se entregó espontáneamente en la comisaría 42°. Con el fallecimiento de Nievas, el agresor fue imputado de la comisión del delito de homicidio agravado (artículo 80 inciso 2 del Código Penal), y bajo esa calificación fue condenado esta semana.