Fernández Sagasti: “Mendoza atraviesa la peor crisis económica de los últimos 30 años″

Consolidada como la conductora del peronismo mendocino, Anabel Fernández Sagasti, encabezará la lista de precandidatos a senadores nacionales del Frente de Todos. Tras el fuerte impacto en la sociedad que generó la pandemia, encara una campaña centrada en la alegría, el optimismo y los consensos, y expone los ejes de su propuesta en una entrevista con Los Andes

La presidenta del PJ local asegura que la Argentina está saliendo económicamente de la crisis del último tiempo. Lanza fuertes cuestionamientos a la gestión provincial en materia económica y de empleo y critica también el “ocultamiento” de las cifras de muertos por Covid-19. Habla de la situación del procesado juez federal con competencia electoral Walter Bento, de las colectoras, de la postulación del gobernador Rodolfo Suárez a senador suplente y hace un “mea culpa” sobre el intento de reforma de la Ley 7722.

-¿Cuál fue la razón de definir un tono positivo y de alegría para la campaña?

-La campaña siempre la pensamos desde lo que recibimos de la gente y notamos que hay cierto pesimismo en general y con todo. Creo que con optimismo podés cambiar las cosas y nosotros necesitamos creer que estamos saliendo de la pandemia, sobre todo en términos económicos, que es lo más nos preocupa en este momento a los mendocinos. Nos pareció que era un mensaje distinto, porque si uno ve la TV o escucha la radio están todo el día con malas noticias, con mensajes de pelea y de que por poco somos el peor país del mundo y me parece que no es así, todo lo contrario.

-¿Estamos saliendo en términos económicos?

-Sí, estamos saliendo. La industria a nivel general está teniendo un crecimiento que incluso en varios sectores estamos superando al 2019 y algunos al 2018. Obviamente que hay sectores que no, como el turismo y la gastronomía, pero ahora con las aperturas van a empezar. En términos generales, hace 11 meses que viene creciendo la industria, obviamente no nos conformamos, hay que seguir trabajando para generar empleo y seguir trabajando en el tema de la inflación que creo que es lo que más nos preocupa.

-¿Y desde el Congreso qué proyectos impulsaría en ese sentido?

-Las leyes generan condiciones, no es que por un proyecto vas a crear empleo. Tengo varios proyectos presentados como Empleo Mínimo Garantizado, como cuestiones con el sistema de riego, porque la optimización de ese recurso para nosotros es fundamental para el crecimiento de nuestra economía. Mendoza tiene que revitalizar la ganadería de zonas áridas, el otro día creamos una microregión con intendentes y creemos que es una salida muy importante para la provincia y que genera mucho trabajo y arraigo. También a nivel nacional estuvimos trabajando el cannabis medicinal y el cáñamo y esa es una posibilidad muy grande para Mendoza. La Ley de Zonas Frías también es una ley económica, porque no solamente reduce los costos de las familias y de la industria, sino que va a haber mayor circulante y la gente va a poder ahorrar eso y consumir.

Foto Orlando Pelichotti / Los Andes
FOTO ORLANDO PELICHOTTI / LOS ANDESORLANDO PELICHOTTI | LOS ANDES

-El Gobierno local dice que amortiguó la caída de la economía con las aperturas.

-Según lo que dicen los números, Mendoza está atravesando la peor crisis económica de los últimos 30 años. Veníamos en condiciones malas por un sobreendeudamiento, una crecida del desempleo muy fuerte en la anterior gestión y obviamente la pandemia lo profundizó, como en toda la Argentina. Venimos insistiendo en que Mendoza tendría que haber tenido desde el año pasado políticas más defensivas para sostener el empleo y eso no sucedió. Es hora de empezar a tener políticas ofensivas para reactivar la economía, no lo vemos en las prioridades del Gobierno. Los mendocinos tenemos una doble espada de Damocles. Tenemos la deuda nacional y la deuda provincial que es muy pesada para las cargas públicas de la provincia, tomada por Alfredo Cornejo y renegociada en peores términos que a nivel nacional por Rodolfo Suárez. La renegociación no fue tan óptima como la del Gobierno nacional por una decisión del Gobierno de la provincia. Es más gravosa que la nacional en términos de plazos, de quita y de intereses.

-¿Existe una discriminación a Mendoza de fondos nacionales como sostiene la UCR?

-Los datos que da el Gobierno provincial son mentirosos, como el ocultamiento del 30% de los fallecidos por Covid-19 del año pasado. Creo que Mendoza ha sido muy bien asistida por el Gobierno nacional, sobre todo en este periodo de pandemia. Somos la quinta provincia que más recursos recibió en esta política defensiva que hicimos el año pasado con los ATP, los Repro y los ATN. No estoy diciendo que solamente dependa de los mendocinos salir de esta crisis económica, pero también depende de nosotros, no solamente de la ayuda nacional.

-La cuestión macroeconómica también afecta a la provincia y es una responsabilidad de la Nación.

-Por supuesto. Si nosotros miramos a las provincias vecinas la caída del PBG ha sido mucho menor, el nivel de desempleo es mucho menor y las políticas macroeconómicas nacionales son las mismas. Sería injusta si te dijera que es todo culpa de la provincia o corresponde todo a la Nación.

-¿Cómo se combate la pobreza en Mendoza?

-La provincia está por encima de la media nacional y de nuestros vecinos en pobreza. Nosotros tenemos un 44 por ciento y sigue en suba. Las cuestiones macroeconómicas hacen al nivel de la pobreza, la inflación también influye, pero hace mucho tiempo que Mendoza no genera trabajo genuino. Fue una de las cinco provincias del año anterior que no produjeron ni un solo empleo registrado. Pensamos que la mejor manera de combatir la pobreza es la producción y el trabajo.

-Algo en lo que todos se pusieron de acuerdo fue en impulsar la minería con la reforma de la 7722.

-En ese momento a nosotros nos faltó la humildad de escuchar que un gran sector de la sociedad no estaba dispuesto a esta discusión, incluso rápida, que se dio. La sociedad nos dio una lección creo que a todos y yo pido disculpas si alguien se sintió decepcionado por eso. Con la humildad de decir, desde el peronismo, que deberíamos haber escuchado más.

-¿No volverían a apoyar una ley que modifique la 7722?

La sociedad nos dio una lección, creo que está todo dicho.

Foto Orlando Pelichotti / Los Andes
FOTO ORLANDO PELICHOTTI / LOS ANDESORLANDO PELICHOTTI | LOS ANDES

-Si hubiese sido gobernadora durante la pandemia, ¿qué hubiera hecho distinto a Suárez?

-Con el diario del lunes todos somos expertos en manejo de la pandemia. Ningún partido lo tenía en su plataforma. Creo que al gobernador le tocó manejarla y trato de ser muy respetuosa con el gobierno de esta época porque la evaluación tiene un tinte de pandemia. Lo mismo aplica para el gobierno de Alberto Fernández. Ahora vamos a ver cómo es un gobierno en la salida de la pandemia y cuáles son sus prioridades.

-Igual ha marcado errores y considera que el Gobierno local ha escondido muertos.

No es que lo considero, lo admitieron. El 30% de los fallecidos no los contaron.

-¿Cree que fue un acto deliberado o un error?

-Si el gobernador no sabía que esto estaba sucediendo, la ministra de Salud tiene su responsabilidad y no ha pasado nada con esa responsabilidad política. Y si sabía, ya es mucho más grave. Lo cierto es que se tomaron medidas el año pasado por una cierta evaluación de la pandemia cuando había un 30% más de fallecidos en Mendoza. Eso es muy grave, pero en pandemia es mucho más grave.

-¿Qué opina sobre las últimas aperturas y el fin de la alerta sanitaria?

-Me parece que hay algo muy grave en Mendoza que se está tapando y nosotros lo vemos que es el tema del conflicto con el personal de salud. Es muy grave porque tenemos los hospitales en paro. Y por más que tengamos más apertura porque la curva está bajando, la pandemia sigue entre nosotros y estamos con la alerta de la variante Delta. Nosotros podemos avanzar en mayores aperturas, esa es mi opinión, pero hay que estar preparados para dar respuesta a eso y hoy con un sistema de salud en paro, lucha y movilizaciones es medio difícil.

-¿Costó conformar una lista de unidad en el peronismo mendocino para esta elección?

-Ha sido uno de los cierres más lindos que he tenido y fue porque lo trabajamos hace mucho. Venimos del 2017 de tener cuatro bloques en la Legislatura a hacer una lista de unidad en el PJ donde por primera vez están la mayoría de los intendentes. Veníamos hablando de la posibilidad de empujar el carro entre todos. Quienes somos funcionarios públicos damos ejemplos y señales a la sociedad de por dónde es el camino y empezamos por casa.

-¿Por qué esa unidad no se tradujo en la categoría de concejales en los departamentos donde habrá colectoras?

-La vida democrática de un frente es muy revitalizante y mi forma de construir tiene que ver con dar la posibilidad a aquellos compañeros o compañeras que quieran protagonizar. Hay muchos que son candidatos por primera vez y que nunca habían incursionado en la militancia política y para mí eso es un buen síntoma. Siempre que lo construyamos sanamente, con un cierto nivel de orden y de participación, no como pasó hace algunos años donde pasó que habían 20 colectoras en un solo departamento. También es una forma de construir y de conducción lo que estamos haciendo. Creo que la forma de conducción política ha cambiado, debemos cambiar y tenemos que ser más participativos y constructivos. Yo hice PASO toda mi vida, me gané ese lugar compitiendo.

-¿Le molestó que Ramón presentara colectoras y algunas en abierta confrontación con el kirchnerismo?

-Para nada, de hecho cuando lo estuvimos hablando yo le dije que donde tuviera la posibilidad de construir colectoras de Protectora y no pudiera unirse con el peronismo, a nosotros nos parecía bien, porque también es una forma de poner en valor la incorporación del partido que para nosotros es muy importante.

-¿Qué le pasa cuando a Ramón le critican su pase al Frente de Todos?

-Yo camino con él en los barrios y tiene una gran recepción. Puede ser que le moleste a uno o a otro, pero no es generalizado y me parece que también está muy orquestado desde el Gobierno provincial, que le ha molestado mucho que nos hayamos unido. Venimos trabajando hace mucho con Ramón en hechos concretos, la Ley de Zonas Frías es la más visible. Yo hago alianzas cuando conozco cuáles son las prioridades y cómo trabaja la otra persona. No lo hicimos en un cuarto oscuro, a espaldas de nadie, era algo previsible, lo veníamos trabajando y la verdad que nosotros estamos encantados en el peronismo y en el Frente de Todos de que Ramón esté participando. Me lo imagino en la Legislatura de Mendoza y me entusiasma mucho.

-¿El resultado de esta elección influye en una eventual candidatura a gobernadora en 2023?

-Va a ser candidato o candidata el que mejor nos represente. Nuestro objetivo es que el peronismo y el Frente de Todos gobierne en el 2023.

¿Es cierto lo que dice el Gobierno que Bento favorece al PJ avalando las colectoras para que lo salven en el Consejo de la Magistratura?

-La verdad que no. Tenemos un problema de sinceridad y transparencia en el Gobernador y en el Gobierno. Instalar esto me parece que no tiene nada que ver con la realidad de los mendocinos. La sociedad está totalmente ajena a esa agenda que plantea el Gobierno. La agenda de la gente, por lo que recibo en la calle, es el trabajo, la inflación, la educación, la inseguridad. El Frente de Todos no judicializó absolutamente nada, porque no creemos en eso. Siempre digo que a mí me gusta ganar en la cancha, no en el escritorio. Cuando Bento avaló la candidatura de Suárez, hubo silencio de misa. Cuando aplica la Ley, porque nosotros presentamos adhesiones porque la Ley Nacional nos lo permite, dicen las barbaridades que dicen. Lo más sano es que nosotros transitemos estas elecciones hablando con la gente, no con chicanas judiciales, más en la situación que está el juez electoral.

-¿Es sano para el proceso electoral que un juez procesado sea el árbitro?

-Eso no depende de nosotros, de ningún frente. Depende de la Justicia y del Consejo de la Magistratura.

-¿Qué debería ocurrir con Bento en el marco de estas denuncias?

-Hay dos procesos abiertos. En el judicial lo han procesado y lo que espero es que sea rápido, ecuánime, transparente y que se llegue a una resolución lo antes posible porque no podemos estar en esta situación con ningún juez, más en un proceso electoral. Y después hay un proceso político en el Consejo de la Magistratura que se está llevando a cabo en los tiempos que se debe llevar a cabo, no han habido dilaciones ni chicanas.

-¿Está mal que Suárez sea candidato?

Para mí es engañoso, sucio. Nosotros no lo judicializamos, pero para mí la institución del Gobernador siempre la hemos cuidado mucho los mendocinos, entre todos los partidos. Y esta postulación me parece que ensucia esa institucionalidad, que incluso tiene una tendencia engañosa al electorado, porque es suplente. Pero el Frente de Todos decidió que no lo íbamos a judicializar porque nos gusta ganar en la cancha y no en el escritorio.