Juicios por jurados: magistrados locales enseñan el sistema en escuelas secundarias

«Los Jueces de los Hechos» es el nombre del programa educativo que imparten los jueces penales locales y con el que llevan a las aulas de escuelas secundarias todo lo referido al sistema de juicios por jurados populares. La iniciativa es impulsada por el Tribunal Penal Colegiado N° 1 de esta Circunscripción y cuenta con el aval de la DGE.
«Es un gran desafío para nosotros como magistrados el ponernos al frente de este acercamiento a la ciudadanía. Vamos a estar frente a chicos que en poco tiempo tendrán edad para poder integrar jurados populares. Por eso, uno de los objetivos es el de inculcar valores democráticos y republicanos, más allá de la carga pública que implica ser jurado», explicó la jueza María Eugenia Laigle, quien actuó como jueza técnica del primer juicio por jurado en Mendoza llevado a cabo en contexto de pandemia, en septiembre de 2020.
La Ley de Juicios por Jurados Populares (ley 9106) indica en su artículo 46 que «el Poder Judicial debe organizar cursos de capacitación para los ciudadanos y ciudadanas, a fin de promover el conocimiento y adecuado cumplimiento de la función judicial», y añade que la DGE podrá incorporar estas capacitaciones en sus contenidos curriculares. En ese sentido, Laigle señaló: «Buscamos también cumplir con ese aspecto de la ley y hemos decidido hacerlo los mismos jueces, con quienes nos repartiremos la tarea en todos los establecimientos educativos del Sur provincial».
La particularidad, en este caso, es que serán los mismos jueces que están al frente de los debates quienes lleguen a las aulas y se pongan cara a cara con los alumnos para explicar cómo se desenvuelve este sistema en el que los ciudadanos determinan responsabilidades penales en casos en los que se juzgan los delitos previstos en el artículo 80 del Código Penal, mediante veredictos de culpabilidad o no culpabilidad. Serán los mismos magistrados los que tendrán a cargo el contenido de cada clase y el material a disposición de cada uno de los cursos.
La primera etapa del programa tendrá a los magistrados en la escuela evacuando dudas, consultas y preguntas de los jóvenes, que recibirán un certificado de asistencia. En tanto, en una segunda etapa se invitará a los alumnos a que asistan a los juicios por jurados, en calidad de público. «Esperamos que el contexto nos permita abrir las salas de audiencia para que los alumnos tengan la experiencia completa. Nosotros ya estamos preparados para ir a las escuelas y solo resta coordinar el arranque con las autoridades de la Dirección General de Escuelas», concluyó Laigle.