Escándalo en Brasil: un hombre se vacunó cinco veces contra el COVID-19

Pfizer, Coronavac, Astrazeneca… un hombre combinó casi todas las vacunas ofrecidas contra el COVID-19 en Brasil y tendrá que explicar a las autoridades cómo logró burlar los controles para recibir cinco dosis en diez semanas.

La secretaría de Salud de Rio de Janeiro identificó a la persona y “confirmó la notificación de cinco dosis recibidas por el ciudadano, quien será contactado para aclarar” por qué acudió a inmunizarse ese número de veces, indicó la alcaldía en una nota enviada a la agencia de noticias AFP.

Entre el 12 de mayo y el 21 de julio, el sujeto se aplicó dos dosis de la vacuna Pfizer, dos de la Coronavac y una de AstraZeneca, según la TV Globo, que accedió a su carnet digital de vacunación.

Para ser inmunizadas, las personas deben tener la edad determinada por el calendario municipal, presentar un documento de identidad, que es registrado en el sistema del Ministerio de Salud, y para obtener la segunda dosis, mostrar en un certificado haber recibido la primera.

La alcaldía indicó que el hombre acudió a tres puestos de salud diferentes, en los que habría aprovechado de momentos de falla en el sistema electrónico para recibir las dosis que no le correspondían, según el portal de noticias G1.

La Secretaría de Salud aún investiga las circunstancias, pero informó que evaluará las “medidas pertinentes” contra el ‘pentavacunado’, quien fue descubierto cuando intentaba recibir su sexta dosis el 16 de agostoTambién se investiga si hay casos similares.Una enfermera prepara una dosis de una vacuna contra el COVID-19 en una unidad básica de salud en San Pablo (EFE/Sebastiao Moreira/Archivo)
Una enfermera prepara una dosis de una vacuna contra el COVID-19 en una unidad básica de salud en San Pablo (EFE/Sebastiao Moreira/Archivo)

Brasil cuenta con una alta adhesión a sus programas de vacunas, algo que se mantiene durante la actual campaña de COVID-19.

Varios estados de Brasil han reportado falta de inmunizantes para cumplir con el cronograma establecido por el Ministerio de Salud y Rio de Janeiro ha llegado a suspender varias veces su campaña por falta de dosis.

De los 212 millones de brasileños, 58% recibieron al menos una dosis y 25% la segunda.

Las autoridades también han tenido que tomar medidas para inhibir a los llamados “sommeliers de las vacunas”, que recorren las unidades de salud buscando el inmunizante de su preferencia.

En junio, el alcalde de Rio, Eduardo Paes, criticó a estos “sommeliers”, algunos de los cuales llegaron a tomar una tercera dosis: “Eso es crimen, eso es fraude”, dijo.

Brasil reporta más de 570.000 fallecidos por COVID-19, cifra superada solo por Estados Unidos.

(Con información de EFE)