Tremendo asalto en Pueblo Diamante: tiroteo, un ladrón internado y el otro prófugo

El hecho se produjo cerca de las 21 de aquel día, cuando los dueños de una despensa ubicada en Maza y Pichincha, de esa populosa barriada de nuestra ciudad, se encontraban atendiendo el local y fueron sorprendidos por dos sujetos que, tras amenazarlos con un arma de fuego, les exigieron la entrega del dinero de la recaudación del día.
Ante el ataque, que incluyó que uno de los delincuentes apuntara con el arma hacia la cabeza de su hijo, el comerciante responsable del lugar extrajo un arma calibre 9 mm (cuya tenencia tiene legalmente justificada) y comenzó a disparar contra los asociales, que emprendieron la huida del lugar. En esa circunstancia, y de acuerdo a lo que ha deparado hasta ahora la investigación que encabeza el fiscal Javier Giaroli, se produjo un intercambio de tiros, puesto que los delincuentes también habrían disparado contra el dueño de la despensa con un arma calibre 22.
Lo cierto es que los ladrones subieron a un Peugeot 206 y salieron raudamente del escenario. Minutos después, y con todo el barrio alborotado por las detonaciones, personal policial y judicial comenzó una serie de operativos para dar con los delincuentes. Así fue como hallaron minutos después el Peugeot, que había sido abandonado en calle Maza al 1500. Luego, y tras algunas averiguaciones, pudieron dar con uno de los ladrones, de apellido Cáceres, que se encontraba herido en el interior de una vivienda de calle Ecuador. El delincuente fue trasladado al Schestakow, donde presentó tres heridas de arma de fuego que obligaron a que quedara internado en el citado nosocomio, con custodia policial y en carácter de detenido.
En tanto, y a pesar de las medidas que se llevaron a cabo durante toda la jornada de ayer, el otro asaltante aún no pudo ser encontrado. Se estima –por algunos indicios que los investigadores encontraron, sobre todo en el vehículo en el que huyeron– que también se encontraría herido con un disparo y creen que por ello su captura es inminente. En caso de ser habido, ambos sujetos deberán enfrentar una causa por robo agravado por el uso de arma de fuego.
Respecto a la causa en que se investiga el hecho, Diario San Rafael pudo saber que el comerciante asaltado fue sometido a una serie de exámenes físicos y se le secuestró el arma que habría utilizado para repeler el ataque, al igual que prendas de vestir. Según fuentes cercanas a la investigación, la hipótesis de la legítima defensa es la que estaría manejando la fiscalía respecto de la situación de la víctima del atraco, a la que además se le consignó una custodia policial en su domicilio para evitar represalias. En tanto, allanamientos practicados en domicilios relacionados con los asaltantes –en el mismo Pueblo Diamante– permitieron a las autoridades dar con una importante cantidad de proyectiles, droga, una bicicleta presumiblemente robada y dinero en efectivo.