Papa Francisco: en Italia especulan con su posible renuncia

El Papa Francisco estaría pensando en dimitir debido a sus precarias condiciones de salud, según informó en las últimas horas la prensa italiana. La sorpresiva novedad, sin mayores aclaraciones, deja lugar entonces a análisis que se relacionan con la crisis en el Vaticano, que está dada por las divergencias de la jerarquía católica.

«¿Pero no tenía simplemente diverticulitis intestinal inofensiva, como declaró el Vaticano hace un mes?», se preguntó el Libero Quotidiano. Sin más precisiones, el citado medio se sumerge en los antecedentes del caso, una larga polémica que envuelve al catolicismo.

«Han pasado apenas 11 días desde que se preguntó aquí al profesor Antonio Sánchez, abogado de la Universidad de Sevilla si una buena estrategia de salida para Francisco sería renunciar para acabar con las disputas sobre la dimisión» del Papa y continuar su línea anti-papal con un cónclave de 80 cardenales inválidos «¿sí o no? » .

Y la respuesta había sido: «Sí. Una vez acorralado, para Bergoglio sería lo único que podía hacer para salvar al menos su línea de sucesión antipapal y completar su obra de desintegración y ‘mutación’ de la Iglesia católica».

Pero Elisabetta Piqué, corresponsal en El Vaticano de Radio Rivadavia, se refirio al rumor de la posible renuncia: «No se vislumbra en absoluto la posibilidad de que el Papa renuncie».

Al aire por «Alguien Tiene que Decirlo». el programa de Eduardo Feinmann, la periodista subrayó: «Hay que tomar con muchísimas pinzas a este artículo».

A todo esto, el argentino Jorge Bergoglio ya viene anunciando hace tiempo (desde marzo de 2020 más precisamente) que no descarta una renuncia anticipada a su papado.

«Sabéis que para mí este día es distinto de los demás: no soy Pontífice Supremo de la Iglesia Católica; es decir, lo seré hasta las ocho de esta tarde, después ya no. Soy, simplemente, un peregrino que empieza la última etapa de su peregrinación en esta tierra», había afirmado en marzo de 2020 desde el balcón que da a la plaza San Pedro.

El Libero Quotidiano comenta lo que sería «la situación surrealista de «dos Papas eméritos, con uno inexistente jurídicamente remendado al final, después de ocho años, para dejar espacio también a Bergoglio».

«Nadie pregunta qué ha sido el Papa Benedicto XVI todo este tiempo: ¿un criptocardenal con un traje de verano?», introduce a la polémica el diario italiano.

Pasa luego a la Declaration de Joseph Aloisius Ratzinger, Benedicto XVI, el Papa católico número 265, antecesor de Francisco y a lo que define como «el silencio vaticano» sobre toda la cuestión.