Piden juicio para un presunto “chacal” de Rivadavia acusado de abusar a su nieta durante 10 años

Un presunto “chacal” de Rivadavia irá en los próximos meses a juicioacusado de abusar sexualmente de una nieta durante 10 años. La causa ya fue elevada por la fiscalía y, mientras espera el debate, no se descarta que el hombre de 80 años sume más imputaciones, ya que está sospechado de haber cometido más vejaciones a cuatro hermanas de la víctima.

El octogenario acusado -se reserva su identidad para no identificar a las denunciantes- ha afrontado todo el proceso penal con prisión domiciliaria debido a su edad. Fue detenido el 24 de marzo pasado durante un allanamiento realizado en su casa del barrio Almirante Brown, en el departamento del Este provincial, y luego de estar un par de días aprehendido, recibió el beneficio de la detención en su vivienda.

En abril le dictaron la prisión preventiva y ahora la fiscal Valeria Bottini les notificó a las partes que ha cerrado este primer expediente e hizo la solicitud de juicio.

La defensa podrá oponerse y plantear alguna apelación. De lo contrario, sólo restará ponerle fecha al debate.

UNA SERIE DE HECHOS ABERRANTES

Declaraciones en cámara Gesell y pericias psicológicas contundentes son las pruebas para acusar a este sujeto. Según ha manifestado la víctima, su abuelo paterno la empezó a abusar a los 4 años aproximadamente -hoy tiene 16-. Las agresiones eran de todo tipo, tales como tocamientos, acceso carnal y hasta masturbaciones frente a ella.

Estos hechos, que habrían durado una década, ocurrían en una propiedad donde vivía toda la familia. Se trata de un terreno grande con dos casas; en una reside el detenido y en la otra estaban las hermanas con sus padres.

Luego de soportar estos ataques durante muchos años, la adolescente empezó a tener episodios traumáticos. Intentó quitarse la vida dos veces en 2019, pero esas situaciones fueron advertidas en la escuela y se constituyeron en el puntapié de la investigación. Ella le terminó contando todo al novio y a los pocos días se hizo la presentación ante la Justicia.

La pesquisa al comienzo demoró algunos meses, hasta que el sindicado “chacal” -denominación popular que reciben los agresores sexuales con víctimas de su propio entorno- fue arrestado e imputado.

Al banquillo de los acusados irá por los siguientes delitos: abuso sexual agravado por el vínculo en un número indeterminado de hechos, en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo.

La familia de la chica está representada legalmente por los abogados Natalia Micheletto y Pablo Maldonado.

EFECTO DOMINÓ

Esta primera causa y la confesión de la menor animó a sus cuatros hermanas para que también contaran los padecimientos que les habría hecho pasar su abuelo.

Se trataría de abusos sexuales de las mismas características, prolongados en el tiempo y en perjuicio de niñas aún más chicas que la primera denunciante. Estos episodios están siendo investigados y la querella pide celeridad para que, en lo posible, el sospechoso pueda ser juzgado una sola vez por todos los hechos y así evitar que las víctimas tengan que revivir esto en más de un debate.

APARENTE VIOLACIÓN DE LA DOMICILIARIA

Los abogados querellantes le confiaron a Los Andes que cuentan con testigos y videos que probarían que este hombre no cumplió el arresto en su domicilio.

Aseguran que en más de una oportunidad se lo vio por la calle y que de esto las autoridades no se enteraron porque el imputado no contaba con tobillera electrónica o algún otro tipo de monitoreo. Recién ahora le colocaron ese aparato en una pierna.

Ante esto, los letrados analizan la posibilidad de pedirle a la fiscalía que le quiten el beneficio y le impongan la detención efectiva.