Intercambiaron poesía por juguetes para festejar el Día del Niño, brindo detalles la Montecomanina Julieta Rabino

En ánimos de “reinventarse” frente a las circunstancias propias de la pandemia, hay docentes que lo están dando todo. Tal es el caso de Julieta Rabino, una maestra oriunda de Monte Comán que ejerce en San Rafael y también en Unión, San Luis, y que viene trabajando en una interesante propuesta que fue creciendo con el correr del tiempo.
La docente brindó algunos detalles.
“Desde que comenzó la pandemia, empezamos con una actividad simple de lectura y reflexión y con el paso del tiempo se fue transformando en esta necesidad que sentimos de brindarnos al otro, sabiendo que si bien la estábamos pasando mal, había otras personas que la pasaron peor. De esta forma, esta actividad nos permitió proyectarnos para realizar estos festejos por el Día del Niño”, comentó.
Agregó que “estamos ayudando en dos merenderos, uno que está ubicado en El Molino a cargo de Jorgelina, que se llama ‘Copita de Amor’, y otro en La Pichana, que se llama ‘Milagros’, al que semanalmente vamos y les llevamos lo que recolectamos, esto es leche, azúcar, cacao, lo que conseguimos”.
Para esta ocasión, Julieta dijo que “hicimos algunos libritos en papel madera, los hacemos de forma artesanal, pero es lo que nos ha permitido cambiar poesía por mercadería para ayudar a los merenderos. Así pudimos hacer un festejo grande, que fue en La Pichana, y en el merendero de Jorgelina llevamos los juguetes que habíamos conseguido, los restauramos, los clasificamos y envolvimos y ellos fueron los encargados de repartirlos. Fue hermoso ver a esos niños en las ganas de jugar que tenían, nos acompañaron los Bomberos de Salto de las Rosas, gente de Cáritas y diferentes grupos parroquiales. A nadie le faltó su regalito y fue muy emotivo para nosotros contar con tanta gente comprometida”, relató.
Por otra parte, la docente adelantó que “nuestra idea es que estamos proyectando llevar a cabo un libro para que se pueda vender, en principio sería en forma virtual y así poder compartir con más gente todo lo que tienen que decir los chicos. Esperamos que se pueda costear. Con este tema de los merenderos vamos a seguir, por lo que quieran seguir ayudándonos, pueden hacerlo. Nos pueden contactar a través de nuestras cuentas de Instagram o Facebook ‘Ese primer libro’, o a mi Facebook ‘Julieta Rabino’”, concluyó.