Los diques Los Reyunos y Valle Grande presentan un lleno casi total

Hace unos días comenzaron a erogar las cuencas del Atuel y el Diamante luego de varios meses de corta anual. Este período prolongado ha permitido que algunos embalses hayan recuperado parte de su cota y hoy luzcan con gran cantidad de agua.

Por citar un ejemplo, en el sur los diques de Los Reyunos y Valle Grande presentan un lleno casi total. A pesar de esto las noticias no son tan alentadoras ya que el agua que ingresa al sistema está muy por debajo de la media histórica, tanto para el Atuel como en el Diamante.
Según los datos aportados por el Departamento General de Irrigación, Valle Grande está al 98% de su capacidad, con un total de 135 hectómetros cúbicos sobre una capacidad de almacenamiento de 137. En la cuenca del Atuel, el dique El Nihuil presenta 146 hectómetros cúbicos, a un 69% de su capacidad.
En la cuenca del Diamante la situación es similar. Mientras en el dique Los Reyunos hay un total de 236 hectómetros cúbicos, sobre un total de 257, lo que significa que está al 92% de su capacidad. En Agua del Toro la situación es diferente, es que solo está al 39% de su capacidad con 111 hectómetros sobre 283.
La preocupación tiene que ver con la cantidad de agua que se eroga y la que ingresa al sistema. En lo que respecta al Atuel la erogación para riego comenzó con 13 metros cúbicos por segundo y el ingreso en la sección de aforo de La Angostura es de 16, cuando la media histórica es de 25.
En relación a la cuenca del Diamante la erogación para riego comenzó con 26 metros cúbicos por segundo, mientras que el ingreso en la sección de La Jaula es apenas de 9 metros cúbicos por segundo, cuando la media histórica es de 17.