Elecciones 2021: cuántos votos deben conseguir los partidos para llegar a la general

A días de que se celebren las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 12 de setiembre, y con algunas mediciones en la mano, varios partidos empiezan a sacar cuentas de cuántos votos se necesitan para competir en las Generales.

Las ofertas electorales de Cambia Mendoza, Frente de Todos, Vamos Mendocinos, Partido Federal, Partido Verde, Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Compromiso Federal, Dignidad Popular y Partido de los Jubilados son las que estarán disponibles en el cuarto oscuro.

Las elecciones primarias son un método deselección de candidaturas para cargos públicos electivos y de habilitación de partidos y alianzas para competir por tales cargos. Podrá presentarse a las generales, siempre que haya obtenido un umbral de apoyo mínimo del 1,5% para cargos nacionales y un 3% para los espacios provinciales de los votos válidos en el distrito y para la categoría de cargo en la que pretenda competir en los comicios nacionales.

De acuerdo al padrón electoral, están habilitadas 1.439.463 personas emitir su voto en Mendoza. Tomando como parámetro el 79% del total que votó en 2019, la masa electoral estaría integrada por 1.137.175 personas. Es decir que las alianzas que pretendan competir en las elecciones Generales, deberán aspirar a contar con un apoyo de 17.000 sufragios para llegar a la general de noviembre. Este número disminuye si el porcentaje del padrón electoral que sufraga también es menor, como ha sucedido en otras provincias aunque con elecciones desdobladas.

Si se analiza por categorías, en los cargos a senadores provinciales y diputados provinciales se tiene en cuenta el 3% de los votos por distrito electoral, sumando los votos que obtengan los frentes en cada departamento que conforma cada distrito. En el caso de los concejales, se deberán asegurar el 3% de los votos de cada comuna para avanzar.

Por ejemplo, el Segundo Distrito tiene habilitadas a 344.716 personas para votar, divididas entre Maipú (146.945), San Martín (95.339), Junín (35.583), Rivadavia (44.234), Santa Rosa (13.997) y La Paz (8.618). El 79% del padrón, a modo de referencia, son 272.325 votos, y en el caso de Maipú son 116.086 sufragios.

Así entonces, una lista que quiera aspirar a competir por las generales en cargos legislativos deberá alcanzar los 8.169 votos en la suma de sufragios de estas comunas. Pero la lista que quiera competir en las generales por ser concejal en Maipú, deberá obtener 3.482 votos propios en el departamento.

¿CÓMO SE DIRIMEN LAS INTERNAS?

Ahora bien, hacia adentro de las alianzas que tienen internas en las PASO también tienen sus propios sistemas de distribución de lugares en las listas. De todos estos espacios, los únicos que tienen una interna real son Cambia Mendoza y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

En el caso del oficialismo, el sistema utilizado es el 2×1 (dos por la mayoría y uno por la minoría) con un piso del 33% para cargos nacionales y de un 25% para los provinciales del total de los votos que recolecte Cambia Mendoza.

Una de las listas es la 503 A (Juntos por Mendoza) es la que lleva a Alfredo Cornejo y Mariana Juri, con Rodolfo Suárez como suplente al Senado Nacional mientras que la 503 B (Cambia YA) postula a Rodolfo Vargas Arizu y Carina Gannam. Por el escenario electoral que se presenta, Cornejo y Juri obtendrían la mayoría de los sufragios y en caso de que sus contrincantes perforen el piso del 33%, les permitirá ubicar al primer suplente (Vargas Arizu) por la minoría. De esa manera, el Gobernador no será candidato en las Generales del 14 de noviembre.

Lo mismo sucede en la contienda a diputados nacionales: por un lado encabeza Julio Cobos y Pamela Verasay (dos por la mayoría) y por el otro, Josefina Canale junto a Julio Totero. Si Cambia Ya obtiene el umbral, la lista de noviembre se completaría con Totero (uno por la minoría) y desplazaría al macrista Álvaro Martínez (tercero de Juntos por Mendoza) al quinto lugar de la lista, por otro elemento que pesa en la conformación de listas.

La paridad de género en los cargos nacionales se aplica ubicando de manera intercalada a mujeres y varones desde el primer candidato o primera candidata hasta quien ocupe el último lugar. Es decir que si un hombre encabeza la lista, el tercero deberá ocuparlo también un hombre. Por ese motivo, y teniendo en cuenta los lugares por minoría y la paridad, Canale quedaría como primera candidata suplente.

Un caso distinto ocurre en los cargos legislativos provinciales en donde la paridad de género se aplica por binomio, lo cual permite que si encabeza la lista una mujer, el segundo lugar sea para un hombre. Pero el tercero también podrá ocuparlo un hombre, siempre y cuando el cuarto tenga a una mujer en ese lugar.

El mismo sistema de mayoría y minoría utiliza Vamos Mendocinos, aunque lleva listas colectoras, pero también debe dirimir interna en algunas categorías. En ese caso también se utiliza el 2×1, aunque aquí la lista que gana coloca dos de los nombres a los cargos. La minoría, para hacer lo propio, debe sacar el 33% de los votos dentro del frente.

En el caso del Frente de Todos el sistema D’Hondt es el elegido, que aplica para la composición de la Cámara de Diputados de la Nación y en la Legislatura provincial; pero cada lista debe obtener 10%, computado sobre la totalidad de los votos obtenidos por el frente.

Se realiza una división entre votos y cargos, y este resultado se ordenará de mayor a menor, cualquiera sea la lista de la que provengan, hasta llegar al número de orden que corresponda a la cantidad de cargos a llenar. Este sistema permite intercalar (si así lo posibilitan los votos) candidatos y candidatas de Protectora en algunos casos, y en los departamentos en donde hayan colectoras para concejales.

Compromiso Federal eligió la misma fórmula matemática pero con un umbral del 25% aunque con la salvedad de poder modificar la reglamentación por parte de la Junta Partidaria. Por ejemplo en Guaymallén se presentan 4 listas, suponiendo que una obtenga el 50% de los votos, la segunda el 20% y las otras dos el 15%, podría bajarse al 15% el piso. De esa manera entienden que se garantiza el derecho participativo.

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores también utilizará el D’Hondt pero sin umbral, por lo tanto habrá que ver cómo resulta la disputa con el Movimiento Social de los Trabajadores (MST) para conocer de qué manera se termina de componer la lista.

EMPADRONADOS POR DISTRITO ELECTORAL

Primero (Capital, Guaymallén, Las Heras y Lavalle): 524.464

Segundo (Maipú, San Martín, Rivadavía, Junín, Santa Rosa y La Paz): 344.716

Tercero (Godoy Cruz, Luján, Tunuyán, Tupungato y San Carlos): 360.904

Cuarto (San Rafael, Alvear y Malargüe): 209.379

Para que las listas de legisladores provinciales lleguen a la elección general de noviembre, en cada distrito deben obtener el 3% de los votos válidos emitidos. Si los sufragios rondan el 80% del padrón, entonces en el primer distrito los candidatos a legislador deben sumar unos 12.500 votos para llegar a noviembre; 8.200 en el segundo, 8.600 en el tercero y 5.000 en el cuarto.