Roberto Pettinato tuvo que ser operado de urgencia por un problema en el apéndice y está en observación

El pasado miércoles 1 de septiembre, Roberto Pettinato entró al quirófano del Sanatorio Finocchietto para someterse a una cirugía programada. Le habían detectado unos pólipos en el hígado que debían extirparle, en un procedimientos que los médicos habían calificado como “sencillo”. Sin embargo, en medio de la intervención, los doctores detectaron un problema en el apéndice del conductor que complicó la situación.

“Cuando abrieron notaron que había que sacar también el apéndice”, le contó a TeleshowTamara, la hija del conductor. La actriz que, conduce de Pussy Popen Pop Radio FM 101,5, explicó que este fue el motivo por le que Roberto no estuvo al frente de Genio o Idiota, programa que se emite por la misma emisora durante los últimos días. Y confirmó que, a la fecha, su padre “sigue internado y en observación”.

En lo que fue la primera intervención quirúrgica a la que debió someterse Pettinato en sus 65 años de vida, le terminaron sacando el pólipo y el apéndice. Y, por lo que se supo, los profesionales que lo están atendiendo le realizaron una endoscopía y decidieron que lo mejor era que permaneciera en el nosocomio, dónde van a evaluar que su evolución sea favorable.Roberto, Felipe y Tamara Pettinato (Instagram)Roberto, Felipe y Tamara Pettinato (Instagram)

Hace menos de un mes, Pettinato se había mostrado feliz de recibir en su programa de radio a su hijo Felipe, quien había vuelto a trabajar después de haber sido internado tras un brote psicótico que sufrió a principios de marzo. En aquella oportunidad, había trascendido que el joven habría agredido a su hermana y a su madre, Cecilia Dutelli, en su domicilio del barrio de Saavedra. Y que también se habría mostrado violento con un médico que lo asistía, por lo que debió intervenir personal de la Policía de la Ciudad y fue trasladado al Hospital Pirovano.

Sin embargo, tras haber recibido el alta, el hijo de Roberto habló con las cámaras de Intrusos, por América,y aseguró: “No tomo una gota de alcohol ni una pastilla para dormir”. Luego, en relación a qué había detonado el episodio que había protagonizado, explicó: “Pasé por muchas crisis, me separé en pandemia como mucha gente, también perdí el rumbo laboral… El rubro en el que yo estaba se desplomó como muchos rubros. Me está costando volver a estar”.

Por otra parte, Felipe remarcó que había vuelto a tener contacto con su hija, fruto de la relación con Sofía Colasante, su ex pareja. “El día del niño estuve con Juanita Michela. Fue un momento precioso. Siempre que nos vemos es precioso, con la mamá de mi hija me llevo espectacular”, relató. Y, tras dar la entrevista, explicó: ”Mi familia me decía que no me muestre con los periodistas, pero yo no tengo nada que ocultar”.

En ese momento, el joven hizo referencia al caso de Chano Charpentierquien terminó recibiendo un disparo por parte de un policía tras un brote similar al suyo. Y aseguró: “Tienen que tratar el tema de las adicciones de manera diferente. Una teaser no lo puede resolver tampoco. Algo van a tener que cambiar, modificar la ley de salud mental”.

Por su parte, Tamara reflexionó sobre el padecimiento de las familias del adicto. “Me acuerdo de que un psiquiatra una vez le dijo a mi hermano: ‘Si vos seguís en este camino, la última cara que vas a ver antes de morirte, es la de tu mamá: tus amigos se van a ir alejando, tus hermanos se van a cansar, tus primos también. Tu mamá es la última cara que vas a ver’”, dijo en el ciclo ¿Y ahora quién podrá ayudarnos?, conducido por Ernesto Tenembaum en Radio Con Vos y en el que ella es columnista.