Polémica por una participante de Bake Off que tiene un emprendimiento de pastelería: “Es todo legal”

El próximo lunes 13 a las 22.30 comenzará una nueva temporada de Bake Off (telefe), el reality enfocado en la pastelería que fue todo un furor en sus anteriores ediciones. El pasado domingo por la noche se emitió un avance de lo que vendrá y, a raíz del mismo, se desató una polémica en las redes sociales.

En Twitter se detectó que en las imágenes estaba Paula, una joven de 29 años que en esa red social twittea como “@xpawsi” y quien lleva adelante un emprendimiento de pastelería. Entonces, surgió una duda: ¿acaso no habían descalificado a Samantha Casais en la edición pasada al descubrirse que tenía mucha experiencia en el rubro?Paula confirmando en su cuenta de Twitter que será parte de la nueva temporada de Bake OffPaula confirmando en su cuenta de Twitter que será parte de la nueva temporada de Bake Off

Dosmilcinco Tortas y Cupcakes es el nombre del emprendimiento de Paula, quien desde el barrio porteño de Villa Luro, despacha delicias dulces. En el momento en que los usuarios de las redes detectaron la presencia de Paula en ese adelanto, le explotaron las notificaciones. Y ella se limitó a responder: “Chicos banquen que no sé si puedo confirmar (?) tengo que hablar con mis abogados. Pero sí, nos vemos el 13 y vayan siguiendo mi canal de Twitch que se vienen cositas”, confirmando que era ella quien estaba en la publicidad del venidero reality.Algunas de las tortas que Paula vende a través de su emprendimiento de pasteleríaAlgunas de las tortas que Paula vende a través de su emprendimiento de pastelería

En julio pasado, la propia Paula había contado en su Twitter que se había inscripto a Bake Off, acompañando el posteo con una foto de una mega torta con temática de un edificio de policía. “Ya completé el formulario y subí mi video para Bake Off Argentina haciendo esta torta ahora a cruzar los dedos y esperar que todo el aguante que me dieron me acompañe. Gracias”, dijo.

En la previa al inicio del concurso, llama la atención que la producción de Bake Off haya aceptado como participante a una persona que se dedica a la pastelería y comercia con ello. En ese punto, el reglamento del programa es contundente: los participantes del concurso no pueden tener experiencia en la pastelería y tampoco pueden tener ningún trabajo o vínculo parecido relacionado a la gastronomía.Más tortas realizadas por Paula y vendidas a través de su emprendimiento pasteleroMás tortas realizadas por Paula y vendidas a través de su emprendimiento pastelero

Pese a esto, hay un gris que favorece a Paula por sobre la situación de Samanta Casais, quien fuera descalificada después de haber sido proclamada ganadora. Y la aclaración del reglamento establece que los participantes no pueden tener trabajo alguno relacionado con la pastelería como su ingreso principal. Como Paula trabaja como empleada administrativa y lo suyo es un emprendimiento para generar otros ingresos, finalmente está habilitada para competir en el concurso y demostrar todas sus habilidades pasteleras.

Yo mostré absolutamente todo y se puede tener emprendimientos. No tenía que ser mi principal ingreso nada más. Es todo legal”, aclaró la propia Paula en su cuenta de Twitter al responderle a otra usuaria. Más tarde, se permitió una humorada respecto al revuelo generado por su participación: “Twitter Argentina quiero que sepan que su diversión es a costa de mi salud mental, los quiero”, escribió la pastelera amateur.La respuesta de Paula a una seguidora La respuesta de Paula a una seguidora

De esta manera, tanto Paula como los otros trece participantes, ya están listos para someterse a las pruebas indicadas y juzgadas por los tres destacados pasteleros que estarán en esta temporada: Damián Betular, Pamela Villar y Dolli Irigoyen conformarán el jurado del ciclo que volverá a tener como conductora a Paula Chaves.