Prisión preventiva para uno de los asaltantes de Pueblo Diamante

A pedido de la fiscalía que encabeza Javier Giaroli, el juez Sergio González confirmó ayer la prisión preventiva de Ángel Cáceres, el sujeto de 23 años que fue aprehendido y acusado de protagonizar –junto a un cómplice- un violento asalto en una despensa de Pueblo Diamante, el 21 de agosto último. Así, Cáceres seguirá en la penitenciaria hasta que se realice el debate oral y público en el que se determinará su responsabilidad penal en el atraco.


Asalto, tiroteo, un aprehendido herido y un prófugo
De acuerdo a lo que estima el fiscal Giaroli por las pruebas rendidas hasta ahora en la causa, el sábado 21 de agosto cerca de las 21, Cáceres y un compañero de andanzas ingresaron al local comercial ubicado en Maza y Pichincha con claras intenciones de robo. Tras amenazar al dueño del negocio con un arma de fuego, les exigieron la entrega de la recaudación del día.
Ante el ataque, que incluyó que uno de los delincuentes apuntara con el arma hacia la cabeza de su hijo, el comerciante responsable del lugar extrajo un arma calibre 9 mm. (cuya tenencia tiene legalmente justificada) y comenzó a disparar contra los asociales, que emprendieron la huida del lugar. En esa circunstancia, se produjo un intercambio de tiros, puesto que los delincuentes también habrían disparado contra el dueño de la despensa con un arma calibre .22.
Lo cierto es que los ladrones subieron a un Peugeot 206 y salieron raudamente del escenario. Minutos después, y con todo el barrio alborotado por las detonaciones, personal policial y judicial comenzó una serie de operativos para dar con los delincuentes. Así fue como hallaron minutos después el Peugeot, que había sido abandonado en calle Maza al 1500. Luego, y tras algunas averiguaciones, pudieron dar con uno de los ladrones –a la postre Cáceres-, que se encontraba herido en el interior de una vivienda de calle Ecuador. El delincuente fue trasladado al Schestakow, donde presentó tres heridas de arma de fuego que obligaron a que quedara internado en el citado nosocomio, con custodia policial y en carácter de detenido. Tras recuperarse de las lesiones, ayer fue confirmada su prisión preventiva en el expediente caratulado como robo agravado por el uso de arma de fuego. Cáceres se encontraba, en la actualidad, gozando de una libertad condicional en el marco de una causa por otro robo similar.
En tanto, su cómplice sigue siendo buscado por las autoridades judiciales y policiales intervinientes.