En medio de su campaña electoral, Cinthia Fernánez denunció a un youtuber: “Se refiere a mí promoviendo el odio”

A días de las PASO que la tienen como precandidata a diputada por la provincia de Buenos Aires, Cinthia Fernández denunció al youtuber Matías Bottero por sus dichos ofensivos en su informe “La basura de la semana”.

La denuncia, que la panelista de Los ángeles de la mañana realizó ante la Justicia a través de su abogado Roberto Castillo es por “hostigamiento digital agravado por ser en contexto de violencia de género”. El letrado explicó a Teleshow que el pedido principal es que el material se quite de circulación y que deje de reproducirse, cosa que desde que se efectuó formalmente el pedido, el lunes, a hoy no ocurrió.

“En principio es una contravención, (Bottero) tendría que hacer cursos de violencia de género y la tareas comunitarias, por otro lado vamos a iniciar una querella por injurias, ahí tiene que pagar por lo que dijo”, explicó sobre la pena que comprende el delito denunciado.La denuncia que presentó Cinthia FernándezLa denuncia que presentó Cinthia FernándezLa cautelar que presentó Cinthia FernándezLa cautelar que presentó Cinthia Fernández

Ni la bailarina ni su abogado se comunicaron con el youtuber, sino que decidieron ir antes a la Justicia donde pidieron una cautelar para “ordenar la prohibición de difundir, divulgar, exhibir el contenido de mensajes, referencias de los mismos, conversaciones privadas, audios, fotografías o imágenes, así como cualquier dato o circunstancia relacionada con la vida familiar y privada de la señorita Cinthia Fernández”.

En el texto al que accedió Teleshow además pide “establecer que la medida deberá cumplirse en forma inmediata a partir del momento en que se interpone la denuncia formal bajo apercibimiento de sanciones”.

La denuncia “contra el señor Matías Bottero” refiere a “los hechos a investigar, agravados por el contexto de violencia de género” y sigue “vengo a denunciar que se tome conocimiento de que el denunciado ha realizado videos en su canal de Youtube mediante el cual expresó manifestaciones extremadamente violentas hacia mi persona y hacia todo el género femenino, incluyendo en dicho video a mis hijas menores de edad, menoscabando los Derechos Humanos fundamentales dado que la ofensa hacia la mujer es considerada una ofensa a la dignidad humana en su totalidad”.

En el documento Cinthia afirma también que “en su canal de Youtube Matías Bottero se ha referido hacia mi persona mediante una conducta tendiente a promover el odio”.

“El drama de Rial, la campaña de Cinthia, ataque de pitbulls, diputado cochino, basura semanal”, se titula el video publicado por Bottero el 29 de agosto que tiene más de 810 mil reproducciones. En el además de hablar ofensivamente de ella, hace referencia a Morena Rial, quien también le inició acciones al youtber y cuyo abogado está en permanente contacto con el de Fernández para aunar criterios. En su canal, tiene más de 900 mil suscriptores y en sus informes siempre hace referencia a las cosas que le pasaron en los últimos días a los famosos.

Por otro lado, en los últimos días se supo que había reclamos en SADAIC contra Cinthia Fernández por el uso sin autorización del tema “Se dice de mí” popularizado por Tita Merello, con música de Francisco Canaro y letra de Ivo Pelay para presentar sus propuestas de campaña. “Se dice de mí. Se dice que soy hueca. Que el puesto no me merezco. Que mi culo es lo que ofrezco. Y nada tengo pa’ decir. Y tal vez si me escucharan. Tanto no me criticaran. Mi propuesta está muy clara. Te la voy a repetir. Hay leyes que están. No se hacen cumplir. Los juicios son lentos, tardan en salir. Y mientras tus hijos tienen que seguir comiendo, estudiando y creciendo sin sufrir. La cuota… nunca llega. Más nadie te lo acelera. Si total la madre espera. Y ya no puede ser así. Voy por ahí”, alteró ella la letra de la canción.

Guillermo Ocampo, director de de la entidad que protege los derechos de los autores y compositores, explicó a Teleshow que “el uso de obras en campañas políticas está sujeto a los mismos lineamientos que el uso de la música en cualquier otro tipo de modalidad”. Luego, detalló: “Si un partido político decide usar música de una obra prexistente tiene que pedir permiso al autor y en caso de que el autor autorice, ahí recién la pueden usar y es el autor quien pone las condiciones, podría no cobrar si quisiera o pedir dinero y también puede decir que no”.