Llegaron con un nene muerto a un centro de salud de Malargüe y dijeron que se cayó por un acantilado

Un nene de 11 años murió ayer en Malargüe como consecuencia de fuertes golpes que evidenciaban su cuerpo . Según los familiares que lo llevaron hasta un centro asistencial, el menor cayó por un acantilado de 70 metros. La Justicia investiga el caso.

Familiares de Benjamín Cortés (11) llegaron anoche, alrededor de las 20, al Centro de Salud de Bardas Blancas con el nene ya sin vida. Según informó el enfermero que lo asistió, el cuerpo presentaba a simple vista “golpes en cabeza: costado derecho, entre parietal y temporal”, destacaron fuentes policiales.

El incidente ocurrió en el puesto “Agua La Barda”, Zona del Alambrado, a unos 30 km., del Paraje Bardas Blancas.

Cuando autoridades consultaron a un tío del menor cómo había ocurrido, el hombre relató que cuando se encontraban arreglando un alambrado, Benjamín estaba jugando al lado de una “barda” (acantilado), en un momento dado, habría perdido el equilibrio, precipitándose de unos 70 metros aproximadamente de profundidad.

Como consecuencia, desde la Oficina Fiscal de Malargüe se dispuso el desplazamiento de policía científica a fin que se trabaje sobre el lugar del hecho e informen el resultado de las primeras pericias.