Víctor Doroschuk: “Estuve tranquilo y también con muchas expectativas”

Concluidas las Elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el precandidato a senador provincial por el Partido Federal, Víctor Doroschuk, se refirió a lo que fue la jornada tanto para él como para el partido que le tocó representar.
Expresó que estuvo “tranquilo y también con muchas expectativas” por saber el resultado del cierre de elecciones. Al momento de dar la entrevista, señaló: “Sin dudas estamos en el tercer lugar hoy, estamos terceros y hasta ahora hemos visto un promedio de 30, 35, en algunas 40 por ciento, en otras 28. Tenemos un porcentaje interesante y creo que vamos a superar el 10 por ciento”, dijo, y agregó que “es muy bueno el resultado” si se lo mira desde el punto de vista de que el Partido Federal no contó con publicidades televisivas. “Soy una persona de mucho trabajo y años en televisión, pero en esta ocasión lamentablemente no pude estar en televisión; tampoco en la vía pública hubo publicidades, en radio casi nada, solamente el boca en boca y las redes sociales. Creo que fue muy positivo”, señaló, y agregó que están en ese muy buen puesto a pesar de que se dieron hechos como que no había boletas en la mañana temprano. “Ni bien se inició, la fiscal general descubre que no hay boletas de Alvear y de Malargüe, y está investigándose si fue un error del Correo o qué pasó, pero eso es un hecho y de pronto esos votos no se pudieron sumar, pero bueno, en líneas generales muy bien, muy contentos”, puntualizó, y destacó que en varias escuelas de Alvear, donde el candidato era Gustavo Majstruk, alcanzaron el primer o segundo lugar. Doroschuk aseguró que “en el Sur de la provincia hemos hecho una muy buena elección, hay que ver Mendoza”, lo que los hace estar muy expectantes del número final.
En lo personal, recordó que más allá de que nunca dejará de “servir a Dios”, lo que lo llevó a entrar en política ha tenido que ver con querer “sacarnos del problema que tenemos como sociedad”.
Considera que la cantidad de votos en blanco y del número de personas que no fueron a votar significa indiferencia e impotencia, pero para ambas cosas “tenemos que involucrarnos”.