Comenzó el juicio contra el agresor del sereno del paseo Luis Huerta

El debate del juicio contra Lucas Talaguirre (28) por la brutal agresión que perpetró contra Esteban Soto (18), el sereno de la obra del paseo Luis Huerta, comenzó ayer en los tribunales locales. Así, el juez Ariel Hernández juzgará durante al menos tres jornadas la actuación del sujeto que puso a Soto al borde de la muerte.
Talaguirre llegó a esta instancia con prisión preventiva, enfrentando la acusación por el delito de “homicidio simple en grado de tentativa”. La fiscalía actuante está encabezada por el doctor Javier Giaroli.
Durante la jornada de ayer, se leyó la imputación a Talaguirre y las partes comenzaron con la producción de la prueba que aún no fue rendida en el expediente. Se espera que durante la madrugada de mañana se desarrolle una inspección ocular en el lugar de los hechos para que las partes corroboren “in situ” cuáles fueron las condiciones de escenario en las que se produjo el ataque. Asimismo, para ese día se espera la declaración de más testigos (seis, más precisamente) y el jueves llegaría el momento de los alegatos de cierre de las partes intervinientes. En tanto, se espera que la sentencia sea dictada el mismo jueves en horas de la tarde o el viernes por la mañana.

El hecho
El sábado 12 de junio último, cerca de las 3 de la madrugada, Soto habría tratado de intervenir para detener una pelea que protagonizaban otras personas y, en esa circunstancia, Talaguirre (quien, al parecer, agredía a una mujer) tomó un hierro en forma de “L” y golpeó en la cabeza al trabajador, provocándole fractura de cráneo y hundimiento del mismo. Como pudo, la víctima llegó hasta la sede de la Unidad Investigativa local, a metros de la obra mencionada. Desde allí, los efectivos policiales lo trasladaron hasta el hospital Schestakow para ser asistido. Tras ser intervenido quirúrgicamente, el joven pudo recuperarse parcialmente, aunque al día de hoy continúa requiriendo de asistencia médica para volver al estado óptimo de salud y, según fuentes cercanas a su entorno, deberá tomar medicación de por vida a raíz de las lesiones sufridas.
En tanto, aquel mismo sábado, personal policial aprehendió a Talaguirre y a la mujer que lo acompañaba durante la violenta madrugada y los puso a disposición de la Justicia. Los efectivos también secuestraron, en el domicilio donde aprehendieron al acusado, ropas ensangrentadas y otros elementos que lo incriminaron seriamente en el caso. En tanto, su compañera fue liberada y ya declaró en la causa como testigo.