Especialistas consideran que están dadas las condiciones para avanzar en flexibilizaciones

Semana a semana se venía advirtiendo una mejora sostenida en los indicadores epidemiológicos de la pandemia de Covid-19, no sólo en la provincia sino también en el país. Son la antesala de las nuevas flexibilizaciones que anunció ayer el gobierno nacional y actitud que ya había tomado el gobierno de Mendoza cuando desde el sábado eliminó restricciones. Para las autoridades y algunos especialistas consultados, están dadas las condiciones para avanzar en este sentido.

Lo que más repercusión ha tenido de lo anunciado ayer por la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, fue la eliminación de la obligatoriedad del uso de barbijo en espacios abiertos cuando no haya personas cerca ni aglomeraciones.

“Levantamos la obligatoriedad del uso del tapaboca al aire libre, sin personas alrededor ni en aglomeraciones”, anunció por la mañana la funcionaria nacional. “Continúa siendo obligatorio en lugares cerrados (aula, cine, teatro, ámbitos de trabajo, transporte público, espectáculos y eventos masivos) y al aire libre cuando hay aglomerados de personas”, aclaró a continuación.

También anunció que los aforos retornan al 100% para actividades económicas, aulas, cines, teatros y desde octubre se iniciará una reapertura gradual de fronteras para turistas que con el tiempo no deberán realizar aislamiento y deberán contar con esquema completo de vacunas (ver detalle). Primero será para países limítrofes

Además, las reuniones sociales ya no tendrán límites de personas cumpliendo las medidas de prevención, tapabocas, distancia y ventilación.

Desde el Ministerio de Salud de la provincia anticiparon que por el momento, todo seguirá igual en cuanto a las medidas vigentes. Por ello, en Casa de Gobierno están a la espera de la publicación del DNU para tener detalles de lo dispuesto y decidir los próximos pasos.

MOMENTO OPORTUNO

Especialistas consultados por Los Andes consideraron oportuno ir eliminando restricciones ya que están dadas las condiciones de algún modo, es una especie de evolución natural.

Sobre el barbijo es una medida acertada y natural porque el objetivo de la vacunación es frenar la curva del brote y enlentecerlo para llegar al ritmo de vida normal, en la medida que se puede vamos abriendo las restricciones laborales, sociales y otras” opinó la infectóloga Maria Victoria Codina.

“Se trata de hacer la vida más cómoda, cuando estás en un lugar abierto no hace falta, la frecuencia del virus ha disminuido y este pequeño respiro lo ha permitido gracias al avance de la vacunación, este es el resultado de ese trabajo y por eso me parece correcto”, destacó.

Otra infectóloga local consultada fue más allá: “Cuando esta medida se tomó no estábamos muy de acuerdo de que fuera necesaria, sí en lugares cerrados, no me parece tan trascendental, el problema de es cuando la gente se acerca a hablarte” señaló al explicar que al aire libre y con distancia no habría problema.

En definitiva, las miradas apuntan a que es un respiro necesario por cuestiones de salud mental y en parte, para poder tomar restricciones en caso de que luego sea necesario y lograr adhesión.

“Como humanos somos mucho más inteligentes que el virus, sabemos la forma en que muta y empeora la situación, cómo se contagia, cómo prevenirlo a través de las vacunas y todo eso tenemos que usarlo de manera inteligente a nuestro favor -dijo Codina- estamos en el momento justo para abrir todo lo que se pueda usando protocolo: distanciamiento, ventilación, cada persona debe tener la responsabilidad social de autoaislarse si tiene síntomas o si ha estado en contacto con alguien confirmado (con Covid), creo que con esas pocas medidas se puede hacer una vida totalmente normal y poder llegar a lo que llegamos hoy que es salir al aire libre sin barbijo”.

Para la médica, se trata de algo que va más allá de lo meramente médico sino que dijo que la actividad económica es parte fundamental de nuestra cultura y debe sostenerse.

Para el doctor Sergio Saracco, director del Observatorio de Salud Pública de la facultad Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo, poder circular en espacios abiertos donde no haya personas cercanas sin barbijo es positivo en cuanto a la salud mental y poder respirar mejor cuando se hace alguna actividad física.

“Si tomamos en cuenta los datos epidemiológicos reportados por ministerios de Salud en nuestro país vemos que las últimas semanas existe un descenso sostenido en cuanto a la cantidad de casos, número de ingresos hospitalarios, pases a terapia intensiva y mortalidad, todo ello da pie a que se puedan empezar a tomar acciones que permitan volver a la normalidad con el impacto positivo que esto tiene sobre la salud mental de las personas”, consideró.

Remarcó que es importante que cuando haya personas próximas por respeto y solidaridad se coloques el barbijo para asegurar una protección interpersonal.

VACUNAS

Sin dudas, la vacunación es señalada como la causa y el norte. Se sostiene que gracias a ella se ha reducido drásticamente la cantidad de casos que evolucionan a cuadros graves y que requieren hospitalización. No es que garanticen que se evite el contagio, aunque atenúan las chances, pero tal cual señaló Codina, lo que se logra es que baje la demanda sobre el sistema sanitario y en caso de que alguien lo requiera este pueda garantizar respuesta y atención.

Por eso, al hablar de los locales bailables o “boliches” la ministra advirtió que es la instancia más crítica frente a la delta, ya que el contagio no se elimina con la vacuna, aunque se atenúa la carga viral, que con delta, es mayor.

Saracco dijo que sumado a la vacunación, si se cumplen dos de estas tres medidas el riesgo de contagio es bajo: el uso de barbijo, distancia interpersonal y correcta ventilación. “La vacunación de los grupos de riesgo ha superado ampliamente el 60% de cobertura y la población general está llegando al 50% que, por la evidencia que existe a nivel internacional, son números que en caso de circulación de nuevas variantes hace que no impacte en cuanto a ocupación de camas o riesgo de evolución a cuadros graves y mortalidad”, manifestó.

Para el especialista, se trata de medidas se han llevado adelante en otros países, tal el caso de Europa y si se hacen de manera racional permiten tener un avance hacia la normalidad con mayor seguridad de que no exista otra vez un aumento de los requerimientos del sistema sanitario.

FRONTERAS

El tema de las fronteras es “el tema”. Las limitaciones al ingreso desde el extranjero han sido señaladas como la jugada fuerte para contener el ingreso de la variante delta. Por eso, Codina tuvo reparos al respecto: “Creo que eliminar la cuarentena en personas que vienen de afuera no es correcto, es una medida desacertada, porque no es lo mismo nuestra situación epidemiológica y la de otros lugares del mundo”. Y continuó: “Hay países que tienen un problema grave con la cepa delta, nosotros todavía no tenemos, entonces creo que es un poco apresurado en una población que esta virgen de delta abrir totalmente las restricciones, entonces vamos a tener delta. Yo seguiría con las restricciones de personas que vienen de afuera con cuarentena de 7 días y luego si libre circulación”.

Con respecto de los países limítrofes señaló que un viajero que viene de Chile, por ejemplo, no se sabe dónde estuvo hace unos días: “no se puede calcular de dónde viene la gente, no es algo matemático”.

Saracco, en tanto, consideró que es un riesgo que debe seguir siendo controlado, mientras se avanza con el esquema de vacunación completa y destacó que la apertura de fronteras será progresiva: “Hay que ir observando cómo se comporta,

que los viajeros estén vacunados es para disminuir el riesgo de que enfermen en nuestro país y ocupen los servicios sanitarios”. Agregó que si no aparecen nuevas variantes, si el esquema de vacunación completo permite mantener los números que tenemos en la actualidad progresivamente se irá avanzando hacia la normalidad lo que trae el beneficio de mejorar las condiciones de salud mental de la población y las condiciones socioeconómicas necesarias para la vida diaria.

LAS CLAVES

En cuanto al turismo, se avanzará en la apertura gradual de fronteras. Desde el 24 de septiembre: eliminación del aislamiento a argentinos, residentes y extranjeros que vengan por trabajo y estén autorizados por la autoridad migratoria.

A partir del 1 de octubre: autorización del ingreso de extranjeros de países limítrofes sin aislamiento. Apertura de fronteras terrestres a pedido de gobernadores (con corredores seguros aprobados por la autoridad sanitaria con cupo definido por la capacidad de cada jurisdicción).

Entre el 1 de octubre y 1 de noviembre incremento del cupo de ingreso progresivo en todos los corredores seguros, aeropuertos puertos y terrestres.desde el 1 de noviembre se autorizará el ingreso de todos los extranjeros.

Se autorizó el funcionamiento de discotecas con aforo del 50%, con esquema completo de vacuna (14 días previos al evento). Es la actividad de mayor riesgo, teniendo en cuenta la variante Delta, indicaron desde el Ministerio de Salud.

Esquema de vacunación completo, con fecha de última aplicación por lo menos 14 días previos al arribo al país.

Test de PCR negativa en las 72 horas previas al embarque, o antígeno en el punto de ingreso hasta que defina la autoridad sanitaria

Test de PCR al día 5 a 7 del arribo hasta que lo defina la autoridad sanitaria

Aquellas personas que no presenten esquema de vacunación completo incluyendo los menores deberán realizar cuarentena, test de antígeno al ingreso, y test de PCR al día 7.

Aforo del 100% en actividades económicas, industriales, comerciales, de servicios, religiosas, culturales, deportivas, recreativas y sociales en lugares cerrados manteniendo las medidas de prevención, tapaboca, distancia y ventilación.

También se autorizaron los viajes de jubilados y jubiladas, egresados y egresadas y principales de estudiantes o similares siguiendo los protocolos recomendados.

Salones de fiestas, bailes o actividades similares: habilitado para personas que acrediten esquema completo de vacuna (14 días previos al evento) o una dosis más test diagnostico (PCR o antígeno) negativo dentro de las 48 horas previas al evento. Protocolo especial para las fiestas de 15 o para menores de 17 años mientras avance la vacunación en los adolescentes.

Eventos masivos de más de 1.000 personas. A partir del 1 de octubre se habilita con aforo del 50%, y se trabajará con los actores involucrados el protocolo específico en relación a los requisitos.