Femicidio de Natalia Tagua: imputaron a su ex pareja Antonio Sáez

En horas de la tarde de ayer, la fiscal especializada en violencia de género Paula Arana imputó formalmente a Arturo Antonio Sáez Millán (41) del delito de homicidio agravado por haber sido cometido en contexto de violencia de género –femicidio- y por la relación de pareja pre existente, a tenor de lo normado por la ley 26.485, en perjuicio de Natalia Tagua (37).
Asimismo, la representante del Ministerio Público Fiscal ordenó la detención y traslado a la penitenciaría del imputado pero, debido a su estado de salud (cuando fue aprehendido presentaba una lesión cortante en el tórax, que habría sido autoinfringida), Sáez permanecerá internado en el hospital Schestakow con custodia policial. No obstante, una vez que los médicos que lo asisten determinen su alta, el imputado será trasladado al complejo penitenciario de nuestra ciudad.
Vale recordar que Sáez fue aprehendido durante la noche del miércoles después de haber sido señalado por testigos como el atacante de la mujer que murió de una puñalada en su cuello, en el barrio Constitución de nuestra ciudad. El sujeto, oriundo de Tunuyán, habría interceptado a la mujer cuando esta regresaba a su vivienda desde la escuela y la habría atacado con un cuchillo. Minutos después, y con la muerte de Tagua confirmada, la policía desarrolló un operativo cerrojo que concluyó con la aprehensión de Sáez, a un par de cuadras del lugar del ataque, más precisamente en España y Emilio Mitre. Lo mismo ocurrió con la que sería el arma homicida, que fue hallada ensangrentada en la esquina de Córdoba y España.
El 22 de setiembre pasado, Sáez fue imputado por lesiones leves agravadas por el contexto de violencia de género por golpear a Tagua y fue enviado a prisión, ya que contaba con un antecedente previo por un robo, ocurrido en 2006. El 12 de octubre último la defensa de Sáez y el fiscal Romano acordaron la realización de un juicio abreviado donde el imputado aceptaba su responsabilidad. Con ello, el juez Sergio González le impuso una pena de 2 años de prisión en suspenso y el cumplimiento de una serie de medidas de seguridad tales como establecer domicilio fuera de San Rafael (se fue a vivir al Valle de Uco), evitar tener contacto con la denunciante y presentarse a firmar semanalmente a la Oficina del Liberado. El martes 19 de octubre, ya en libertad, Sáez debía firmar por primera vez y no lo hizo. Eso motivo a la Justicia a solicitar un pedido de paradero y citación sobre Sáez. Dos días después, y de acuerdo a lo que estima la fiscal Arana y todas las pruebas que obran en la causa, Saéz asesinó a su ex pareja.
Así las cosas, el caso se encaminaría a la realización de un juicio por jurados populares donde Sáez arriesgaría la pena de prisión perpetua.