Audiencia pública para una nueva base de incendios forestales en Monte Comán

El Gobierno provincial lanzó la audiencia pública del proyecto “Prevención y control de incendios forestales de la provincia de Mendoza”, en los Departamentos de La Paz, Santa Rosa y San Rafael.
La misma será el próximo 30 de noviembre a las 10 de la mañana en el Salón de Usos Múltiples de la Reserva de Biosfera ingreso por Ruta Provincial N°153, Ñacuñán.
El objetivo es dar viabilidad al proyecto de “Prevención y control de incendios forestales de la Provincia de Mendoza” en los Departamentos de La Paz, Santa Rosa y San Rafael propuesto por la Dirección de Recursos Naturales Renovables de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial.
En lo que respecta a San Rafael se plantea una nueva base en Monte Comán que se ubica en la zona de la pista de aterrizaje.
Los detalles aportados sobre la base de Monte Comán explican que “el terreno donde se construirá la base se ubica en la parte más alta, donde había una casa precaria que fue demolida y cuenta con una importante laguna que se ubica al final de la pista, facilitando la provisión de agua para los aviones”, y destaca que “tiene una pista de aterrizaje operativa, la cual fue utilizada para el combate de los incendios ocurridos en el año 2018. Asimismo, la pista fue probada a efectos de su utilización en el marco de su evaluación en el año 2019”.
El terreno es accesible mediante la Ruta Nacional 146 y cuenta con tendido monofilar cercano y agua potable que llega hasta las casas más cercanas (unos 500 metros).
“La obra se encuentra lejos del ejido urbano, por lo que sería de bajo impacto. Además el terreno de la pista ya se encuentra desmontado y operativo para los aviones. El terreno para la base se haría en un espacio donde existía previamente una vivienda”, explica el informe presentado sobre el lugar.
Hay que remarcar que el proyecto apunta a la construcción e instalación de tres bases para el Programa Provincial de Manejo del Fuego, localizadas en Ñacuñán, Monte Comán y La Paz. Se trata de tres puntos estratégicamente ubicados en zona de bosque nativo, sumamente propensa a incendios recurrentes, y desprotegida hasta el momento para evitar su generación y propagación.