Nuri Ribotta: «la justicia llego a medias»

El domingo se cumplió el 18° aniversario del femicidio de Paula Toledo. Su madre, Nuri Ribotta (74), dialogó con Jose Cassia, en «ESTO DIJO» (Sabados de 10 a 13) sobre lo que han sido todos estos años de lucha.
Nuri es una mujer luchadora, que además de haber sufrido la pérdida de su hija Paula, también sufrió la de un hijo, Martín, quien padecía epilepsia, por lo que tuvo que ser operado de la cabeza y se fue complicando hasta no poder hacerse más nada. “Solamente quien pierde un hijo, sabe lo que es, es como una herida que de a poco se va cerrando, pero siempre está la cicatriz”.
Respecto de lo que fue puntualmente el caso judicial de su hija, tras el tercer juicio que se desarrolló, señaló que está muy conforme con la labor prestada por sus abogados. No obstante, tanto a ella como a sus seres queridos les causa gran dolor y enojo el saber que Graín no está en la cárcel de avenida Mitre, sino que está en la unidad carcelaria de El Cerrito, “fumando en el patio”. Es que la ineficiencia de la Justicia hizo que de los 12 años a los que fue condenado le queden solo 9, tiempo que podría cortarse bastante más en caso de que el femicida haga algún trabajo desde el lugar donde está encerrado.
Más allá de eso, Nuri se mostró muy agradecida con las miles de personas que la han acompañado en todo este duro proceso y se solidarizó con todas aquellas víctimas que hubo luego, ya que la violencia de género es algo que no se ha extinguido ni mucho menos. “Hay que pedir justicia también por todas esas mujeres asesinadas, porque es algo que pareciera hacer un efecto ‘al revés’, el ‘ni una menos’, no sé por qué cada vez hay más femicidios”, lamentó.
En lo personal, está en una dura situación económica, aunque cuenta con el acompañamiento de su hijo. Hay medicamentos que PAMI no le cubre y es justamente su hijo quien se los compra.
Recientemente, mientras le daba de comer a sus perros, sufrió una caída que le complicó aún más su estado físico. Hay quienes desean homenajearla, pero no se encuentra bien de salud, por lo que lamenta no poder asistir y agradece enormemente a quienes aún piensan en ella.