Qué hay detrás del acuerdo entre Cornejo y el Partido de los Jubilados

Para que se dé un acuerdo electoral hay una condición básica: que ambas partes deben ganar algo. En el acuerdo que se selló esta semana entre Cambia Mendoza y el Partido de los Jubilados eso está garantizado. El partido que preside Edgardo Civit Evans se encargó de marcarle a Alfredo Cornejo y Julio Cobos un listado de pedidos para mejorar la situación de esos trabajadores que pasaron a pasiva para que ellos los impulsen en el Congreso y a cambio los radicales piden que los seguidores de los Jubilados los respalden con sus votos.

Detrás hay un dato que no es menor. Ese partido provincial consiguió en las elecciones primarias de septiembre el 4,08% de los votos en el primer distrito electoral, que avalaron a sus candidatos a la Legislatura, pero es probable que en las categorías de senadores y diputados nacionales esos electores hayan votado en blanco y hacia ese caudal de votos dirige sus anzuelo Alfredo Cornejo.

«El Partido de los Jubilados tuvo una cantidad de votos importantes para su organización, pero al no llevar a cabo candidatos nacionales es muy probable que muchos de esos votos hayan sido en blanco para las categorías nacionales» se sinceró el mismo Cornejo en la conferencia de prensa en la que se oficializó el acuerdo con el partido de Civit Evans.

En la estrategia que tejió Cornejo, con esos puntos que aportarían los seguidores del Partido de los Jubilados, Cambia Mendoza podría ampliar aún más la diferencia que obtuvo en las PASO sobre el Frente de Todos y así lograr cómodamente el objetivo que se trazaron de conseguir 3 de las 5 bancas que se ponen en juego de en la Cámara de Diputados de la Nación y con el triunfo sellar dos de las tres bancas que se renuevan en el Senado nacional .

El voto en blanco y las terceras fuerzas

Pero además de las ganancias que podrían generarle el acuerdo con los jubilados, en Cambia Mendoza también pretenden quedarse con algo de ese tentador porcentaje del 9% de votos en blanco que quedó marcado en las PASO.

«Mi lectura es que en todas las elecciones legislativas, las terceras fuerzas canalizan el voto bronca o de descontento por las opciones mayoritarias. Pero en este caso la conducta de (José Luis) Ramón ha sido tan decepcionante para las terceras fuerzas, les quitó prestigio y entonces ninguna logró eso, y la tercera fuerza fue el voto en blanco. Por eso creo que podemos sumar algunos puntos que fueron en blanco en las boletas que no llevaban candidatos nacionales «, apuntó Cornejo.