Por qué Crespo rechazó los ofrecimientos para dirigir a San Lorenzo y a Racing: el sueño que persigue

Hernán Crespo tiene una frase de cabecera que busca aplicar con los planteles que dirige: “Donde las piernas no llegan, llegará el corazón”. Es una suerte de adaptación a una máxima que aprendió de Marcelo Bielsa en sus tiempos de delantero de la Selección Argentina: “El esfuerzo no se negocia”. A esa frase con la que tanto se identifica la mandó a pintar en una de las paredes del vestuario local del Morumbí en su reciente paso por el San Pablo. Hace poco la mandaron a tapar: lo despidieron el mes pasado y en su lugar asumió rápidamente Rogério Ceni. No bien se quedó sin trabajo, su nombre comenzó a circular como candidato para dirigir a dos equipos grandes de Argentina que últimamente vivieron más desventuras que alegrías: San Lorenzo y Racing. El agradeció los contactos recibidos y dijo que hasta 2022 no aceptará ninguna propuesta. Quiere descansar, despejar la mente y seguir perfeccionándose, según asegura cuando le consultan al respecto personas de su confianza. Sin embargo, hay otra razón de mucho peso, una suerte de secreto sordo que Crespo guarda en su interior: espera por la decisión que tomará Marcelo Gallardo, quien tiene contrato con River Plate hasta fin de año y todavía no comunicó si seguirá a partir de enero.

Crespo tiene dos anhelos en su carrera de entrenador: dirigir a River y a la selección argentina. E íntimamente confía en que en algún momento podrá cumplir esos deseos. No tiene apremios económicos y por eso se puede dar el lujo de rechazar propuestas que para muchos de sus colegas serían irresistibles, como Racing San Lorenzo, el equipo del que siempre reconoció que era hincha de chico. Con el paso del tiempo aprendió a querer mucho a River, con el que logró tres títulos, uno de ellos la Copa Libertadores de 1996. A Crespo le encantaría dirigir a River. Y como Gallardo no definió aún qué hará a partir de 2022, prefiere esperar antes que aceptar ofrecimientos menos seductores para él.

Ahora bien, ¿cuenta con posibilidades reales de ser elegido como el sucesor de Gallardo si el “Muñeco” decide irse? Según pudo averiguar Infobae, está en una lista de posibles candidatos, pero no como prioridad. Desde el actual oficialismo no lo reconocen abiertamente, pero el hecho de que Crespo haya acompañado al candidato opositor Antonio Caselli en las últimas elecciones presidenciales (en 2017), es algo que de algún modo le juega en contra. El tiempo dirá si esa cicatriz termina cerrando.Gallardo y Crespo el día en que el partido entre Banfield y River fue demorado por un corte de luzGallardo y Crespo el día en que el partido entre Banfield y River fue demorado por un corte de luz

Los hinchas de River parecen estar más bien divididos. Por un lado, le regalaron una gran ovación el 29 de febrero de 2020, cuando dirigía a Defensa y Justicia y fue al Monumental a enfrentar a River. Todo el estadio lo aclamó minutos antes del comienzo del partido y él saludó gustoso y feliz hacia los cuatro costados. Ese reconocimiento parecía enterrar por completo el supuesto desencanto de muchos hinchas para con él por no haber regresado a jugar con la camiseta de la banda roja antes de su retiro. Crespo dijo más de una vez que Daniel Passarella le pidió 300.000 dólares para regresar al club cuando el “Kaiser” era presidente del club de Núñez.

Por el otro lado, no son pocos los simpatizantes de River que quedaron algo molestos con Crespo luego de la última visita de Defensa y Justicia al Monumental, aquella de comienzos de 2020. En la previa de aquel choque, importante para River en la lucha por el título, Crespo tenía pensado poner una formación alternativa porque su prioridad era un partido por la Copa Libertadores ante Santos que se iba a jugar tres días más tarde. Un sector de la prensa lo cuestionó y le reclamó que pusiera a todos los titulares porque se trataba de un duelo clave para el campeonato y Defensa actuaría como juez en el mano a mano que disputaban River y Boca por dar la vuelta olímpica. El conjunto de Florencio Varela jugó un muy buen primer tiempo, en el que superó a River en el juego, y el encuentro terminó con un 1 a 1 que hizo que los “millonarios” llegaran con un solo punto de ventaja sobre Boca a la última fecha. Perjudicado por el arbitraje de Patricio Loustau, River volvió a igualar en la jornada final, ante Atlético Tucumán en condición de visitante por 1 a 1, y Boca se quedó con el título de arremetida al ganarle 1 a 0 a Gimnasia y Esgrima La Plata en la Bombonera.

Hoy hay señales positivas en cuanto a la posible continuidad de Gallardo el año próximo. Ahora bien, ¿qué pasaría si el “Muñeco” decidiera no renovar su contrato para tomarse un tiempo de descanso o para irse a dirigir al fútbol europeo (la posibilidad del Barcelona se evaporó porque el club español contrató a Xavi)? ¿El “Muñeco” lo recomendaría a Crespo para ser su sucesor en el caso de que la dirigencia lo consultara? La sensación es que no: si bien fueron compañeros en River (ganaron la Libertadores 1996) y en el seleccionado argentino (jugaron los Mundiales de Francia 1998 y Corea y Japón 2002), nunca hubo una gran química entre ellos.

Tienen una relación de respeto mutuo pero no son amigos. Y el 18 de febrero de 2019 tuvieron un cruce cuando Crespo era el técnico de Banfield y en un partido ante River se cortó la luz del estadio Florencio Sola a los 27 minutos del primer tiempo. El entrenador de River dio a entender que el corte había sido adrede para que un futbolista de Banfield cuyo nombre no precisó pudiera ir al baño, y Crespo respondió: “Me sorprendió Gallardo. Historias de él. No podía creer lo que me estaba diciendo. Nos pasamos de rosca a veces”.Crespo en River fue campeón de la Copa Libertadores 1996Crespo en River fue campeón de la Copa Libertadores 1996

Con 46 años, Crespo lleva siete como director técnico. Debutó en Italia, en la Reserva del Parma, en 2014. Al año siguiente dirigió al Módena, en la Segunda División de Italia. En 2018 llegó a Banfield para tener su primera experiencia en el fútbol argentino y en enero de 2020 asumió al frente de Defensa y Justicia, donde consiguió el primero de sus dos títulos como entrenador: la Copa Sudamericana. La obtención de ese torneo internacional lo llevó a dirigir al San Pablo, con el que obtuvo el campeonato Paulista, pero luego debió irse por malos resultados.

El cuerpo técnico de Crespo está compuesto por Juan Branda (ayudante de campo), Alejandro Kohan (preparador físico), Gustavo Sato (preparador físico), Gustavo Nepote (entrenador de arqueros) y Tobías Kohan (analista de videos). Alejandro Kohan, uno de los “profes” más respetados y calificados del ambiente, ya le hizo saber a Crespo que solo estaría dispuesto a trabajar en la Argentina: por ahora no está dispuesto a volver a irse al exterior.

“Valdanito” está en Buenos Aires y es posible que en los próximos días viaje a Italia con el inconfesable deseo personal de tener que regresar en enero para dirigir a River. Una posibilidad que en el corto plazo no parece tan probable, al menos por lo que dejan trascender los famosos pasillos del Monumental.