La tríada de los gobernadores de Cambia Mendoza aplastó las pretensiones del PJ

La sociedad de los gobernadores dio frutos. Con la fórmula de Alfredo Cornejo, Rodolfo Suarez y Julio Cobos Cambia Mendoza consiguió los resultados que buscaron quienes idearon esa tríada: arrasar con un histórico triunfo de 23 puntos al Partido Justicialista en Mendoza, aumentar el control de la Legislatura y usar la foto mendocina para fortalecer el poder del radicalismo a nivel nacional en Juntos por el Cambio.

Este triunfo le sirve a todos. Le sirve a Alfredo Cornejo que selló su ingreso a la Cámara de Senadores, en donde se espera que enfrente a la vicepresidenta Cristina Fernández durante dos años clave del gobierno nacional y también le sirve puertas adentro de Juntos por el Cambio, para mostrar cómo se mantiene en pie aquel esquema de gobierno que él ideó en el 2015. Tanto es así, que extrañamente no se quedó a festejar el batacazo en Mendoza, sino que viajó rápidamente a Buenos Aires para participar de la foto triunfante de los líderes de Juntos por el Cambio.

Le suma poder a Rodolfo Suarez, que plesbicitó su gestión y hasta consiguió gestar un mayor poder tanto en la Legislatura como en los Concejos Deliberantes, ya que sus alfiles crecieron en la Casa de las Leyes y también se impusieron en comunas históricamente peronistas como son Maipú y San Rafael. Tanto es así que la boleta de la 503 de Cambia Mendoza ganó en 14 de los 18 departamentos.

Esa construcción, y la remodelación del gabinete de ministros, forzado por las elecciones, en donde primó el «Suarismo» para elegir a las reemplazantes de los salientes ministros Mariana Juri y Lisandro Nieri, y así poner en sus lugares a Nora Vicario y Víctor «El Peque» Fayad, hacen que comience a tomar más fuerza ese espacio que lidera el gobernador Rodolfo Suarez, y respaldan el intendente de Ciudad, Ulpiano Suarez y varios legisladores allegados al gobernador.

Tanto es así, que este domingo, después de la tradicional foto de Alfredo Cornejo, Tadeo García Zalazar y el mismo gobernador Rodolfo Suarez en el bar Sportman de Godoy Cruz, al que se sumaron las candidatas ya ratificadas, Mariana Juri y Pamela Verasay, apareció en las redes una imagen de los suaristas, «en una mesa más amplia y con más convocatoria», apuntaron algunos de los presentes.

Allí, junto a Rodolfo Suarez, también estaban el intendente citadino, Ulpiano Suarez, algunos ministros como Mario Isgro y Mariana Juri, su próxima reemplazante Nora Vicario, y varios de los legisladores del riñón del gobernador, como Marcelo Rubio, Alenjandro Diumenjo y Natacha Eisenchlas.

Cobos también ganó. A sus 66 años, luego de haber sido gobernador, vicepresidente y legislador nacional, hubiese podido retirarse «y no deberle nada a nadie», aportan sus laderos, pero eligió quedarse y estar una vez más en la lista de los radicales. Con esa apuesta demostró que sigue vigente en la elección del mendocino, con más canas, pero sigue siendo Cobos, y tendrá un periodo más en la Cámara de Diputados de la Nación.

Una derrota que generará pases de factura

Luego de la dura derrota de casi 23 puntos, en el Frente de Todos de Mendoza que hoy lidera Anabel Fernández Sagasti comenzará la revisión de qué pasó para que aquel revés de las PASO se ampliara aún más y seguramente surgirán los pases de factura, buscando a los responsables de esta nueva debacle.

Desde abajo, no faltará quien cuestione el liderazgo de Sagasti en este peronismo que apostó a la unidad de todas sus filas, ni tampoco quienes critiquen el trabajo interno que pudieron hacer algunos intendentes, como es el caso de Matías Stevanato y Emir Félix, de quienes se esperaba que remontaran aquel revés de las PASO, algo que finalmente no sucedió.