Brindan charlas sobre abuso infantil en San Rafael

Uno de los flagelos más impactantes en nuestra sociedad es el que se relaciona con el abuso sexual infantil. Tristemente, una importante cantidad de casos se producen en el seno familiar. La asociación civil Puedes Creer trabaja activamente en el tema y para profundizar en su accionar, tomamos contacto con la profesora Emilce Batalla, que es parte de la entidad.
Al respecto, dijo que “el abuso sexual infantil es un flagelo que tiene características pandémicas y es uno de los secretos mejor guardados en el seno de algunas familias. El incesto es una de las formas de este abuso. Las estadísticas nos dicen que es justamente en el círculo de confianza donde se producen muchos casos; el abusador logra la confianza del niño para lograr su cometido. Es una realidad muy fuerte y triste, y hay que abordarla con toda claridad. Un elemento fundamental dentro de la problemática es la prevención; nosotros lo hacemos mediante una charla muy sencilla que se les brinda a los niños, y utilizando títeres o personajes se les cuenta un cuento -que no es un cuento- abordado desde el personaje de una abuela que, en forma clara y sencilla, les habla del tema con palabras que ellos puedan entender. El mensaje implica trasmitirles que deben cuidar su cuerpo, en su totalidad, y que hay partes privadas que nadie debe ver y tocar. También se les enseña que no deben guardar secretos de ninguna naturaleza, ya que los abusadores logran generar con los niños pactos de silencio para ocultar situaciones. Estos pactos suelen incluir veladas amenazas, sobre daños que pueden sufrir sus padres si la situación trasciende los límites del silencio. Los niños, por su condición de tales, creen en tales amenazas, ya que la naturaleza del niño es creer”.
La profesora Emilce Batalla refirió también que “la tecnología ha posibilitado que se facilite el abuso; es muy difícil controlar las redes sociales es este aspecto, porque además es muy rápida la influencia que los contenidos pueden generar en los chicos. Por lo tanto, lo único efectivo por hacer es prevenir. La prevención es todo. Una forma de detectar situaciones de este tipo es observar comportamientos poco habituales, tales como tristeza o depresión. Muchas veces el abusador no llega al contacto físico, pero para el niño todo lo visual o auditivo ya es abuso. También sucede que adolescentes que son abusados terminan imitando este comportamiento y abusan de los pequeños”.
Las charlas preventivas se desarrollan esta semana en Villa Atuel (ayer), La Llave Nueva (ayer y el jueves en plaza San Martín de ciudad.