Explicaron la actual situación de dos celadores de la escuela Díaz que fueron acusados de abuso

La semana pasada dos celadores fueron denunciados por maltrato/abuso contra dos alumnas de la escuela Antonio E. Díaz de San Rafael. Por ello, el inspector Regional Sur de la DGE, Pablo Saso, confirmó la noticia y aseguró que la denuncia fue radicada por los padres y la Dirección General de Escuelas.
El funcionario dijo a que “por el momento se sigue trabajando en la causa por parte de lo que es DGE, con junta de disciplina de celadores. Hoy ya nos encontramos con que uno de los celadores ya fue desplazado del cargo. Por otro lado se sigue investigando al otro celador. Todo esto lo determina el gobierno escolar luego de que se le envía toda la documentación recabada. Se trata de un cuerpo colegiado de disciplina, en este caso de celadores”.
Agregó que “como pruebas se buscan las actuaciones realizadas en el último tiempo. Toda actuación de un agente del Estado se va registrando en libros oficiales, y si el comportamiento no es el que corresponde se hacen las respectivas actas. Se buscan en los archivos oficiales de la institución, en este caso la escuela Díaz, ahí es elevado y es esta Junta la que determina la sanción. Ya hay algunas actuaciones, de las que no puedo dar detalles, pero son negativas. Por ello se analiza todo, ya sea falta de una tarea que no cumplió, el trato, los modos, la forma de dirigirse a los compañeros, es decir todo eso y cuando no corresponde la conducta, se deja registrado. El celador separado llevaba 4 años en a la gestión”.
Saso explicó que “los casos son aislados, pero lo que fue coincidente es que una de las alumnas habló y la otra también se animó y contó lo que le había sucedido. Son menores de séptimo grado, donde ya se recibieron tres denuncias. Dentro del protocolo de la DGE, se caratuló a los hechos como ‘maltrato y/o abuso hacia menores’, aunque no puedo brindar más detalles, sino que eso se determinará cuando concluya la investigación”.
Agregó que “en todo momento las familias de las menores, al igual que ellas, han sido atendidas y contenidos por parte de la DGE, en cuanto a los pedidos que nos hicieron. No obstante, existe gran preocupación por todo lo sucedido. El celador que continúa en el cargo, ya fue derivado a otra institución donde no hay menores”, dijo para concluir Saso.