Luis Petri confirmó su intención de competir por la gobernación de Mendoza

Luis Petri se anotó públicamente en la carrera por la gobernación de Mendoza. El diputado nacional deja su cargo en el Congreso este 10 de diciembre y ya se enfoca en el recambio del 2023 para cuando se ve peleando la chance de ser gobernador.

«Me imagino compitiendo para la gobernación de Mendoza», aseguró Petri en diálogo con radio Nihuil sumándose a una competencia que ya tiene varios actores interesados dentro de Cambia Mendoza.

Con el objetivo puesto en su cabeza, el legislador se propuso volver a instalarse en Mendoza, caminar la provincia durante el año próximo y «ofrecer otras propuestas que enriquezcan el espacio y lo amplíen».

Si bien para Alfredo Cornejo, presidente del radicalismo y máximo referente de Cambia Mendoza, hay que hablar de candidaturas recién a comienzos del 2023, lo cierto es que en la provincia ya son varios los que por lo bajo (y no tan bajo) se van anotando para una posible interna.

Las de Luis Petri se suman a las intenciones de los intendentes Tadeo García Zalazar Daniel Orozco, y ya hay quienes aseguran que Marcelino Iglesias y Raúl Rufeil también tienen aspiraciones.

El que es un nombre puesto es Omar De Marchi. El diputado y exintendente de Luján nunca ocultó sus ganas de ser gobernador y hasta compitió en la interna con Rodolfo Suarez. Lo que no está claro esta vez es si competirá para conseguirlo por dentro o por fuera de Cambia Mendoza, dado que el PRO exige cada vez más protagonismo.

La postura de Petri sobre la seguridad nacional

Petri enfocó sus críticas al Gobierno nacional en el manejo de la seguridad interior. «La ley de seguridad interior establece que se debe establecer un comité de crisis entre las fuerzas federales y locales para actuar ante el problema del narcotráfico en Santa Fe o de las tomas en el Sur», consideró.

En su momento «Alberto Fernández y Sabrina Frederic negaron la articulación de las fuerzas federales con las fuerzas provinciales. De hecho se le dijo al gobernador de Santa Fe que el de la violencia por narcotráfico era un problema que tenía que resolver solo».

«El gobierno nacional no se hace cargo y desampara a las provincias, además desconoce la ley de seguridad interior«, opinó.

Para Petri el cambio de nombres en el ministerio de Seguridad de la Nación fue más de lo mismo. Con la llegada de Aníbal Fernández «sigo viendo las mismas peleas entre el Gobierno nacional y el de Buenos Aires». En tanto que cuando «ocurrió lo de las ocupaciones en Chubut, no vimos que el ministro se pusiera a la cabeza del problema; y lo mismo pasa en Santa Fe: el Gobierno mira para el costado».

Respecto de la situación de los mapuches en el Sur del país, el diputado aseveró que el Gobierno argentino «desconoce la actuación de los mapuches como actos de terrorismo» y que allí radica el núcleo del problema. «Si el Gobierno no toma cartas en el asunto cada vez van a ser más violentos y las tomas más sangrientas, como pasó en Chile. (Los de los mapuches) son actos de terrorismo y el Gobierno tiene que combatirlos y reprimirlos porque son terroristas», analizó.

«La actuación del Gobierno se deslegitima porque no se sabe si está del lado de las víctimas o si promociona a quienes toman tierras», cerró sobre el tema.