Suarez insistirá con cambiar la constitución de Mendoza pero necesitará votos peronistas

Rodolfo Suarez irá nuevamente por la reforma constitucional y para lograrla necesitará el apoyo de la oposición. Tras la reunión de gabinete ampliado del martes, el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia, Víctor Ibáñez, había asegurado que con la crisis de la pandemia saldada, en estos dos años que quedan de gobierno se pondrá el eje en avanzar en temas más de fondo, como lo es la reforma institucional.

«En su momento, la oposición colocó palos en la rueda y no dio un debate con altura en la Legislatura«, señaló el ministro. «Tras el resultado electoral y el apoyo en cuanto a la gestión de Gobierno, esperamos que la oposición haya tomado nota y que quizás pueda sentarse a debatir», instó Ibáñez.

El proyecto de reforma de la Constitución de Mendoza ingresó en agosto de 2020 a la Legislatura. El ministro brindó detalles del mismo ante los miembros de la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales pero el Partido Justicialista se ausentó de aquellas citas y señaló de antemano que no daría su apoyo, por lo que la reforma se cayó al dar apenas los primeros pasos.

Eso mismo podría pasar el año próximo, si el PJ resuelve no acompañar al Gobierno en este proyecto.

Para que la necesidad de reforma de la Constitución se apruebe en la Legislatura se necesita el voto afirmativo de las dos terceras partes de los miembros de ambas Cámaras. Con la conformación post electoral, a pesar de que el oficialismo ganó bancas tanto en Diputados como en Senadores, necesita sí o sí del consenso para que avance el proyecto.

Uno de los puntos centrales del proyecto de reforma es la unicameralidad de la Legislatura; mientras que otro es la no reelección del gobernador y vicegobernador de la provincia, manteniendo el artículo 115 de la Constitución actual.

El diputado Andrés Lombardi (CM) consideró que el debate por la reforma constitucional quedó abierto y que, con la campaña terminada y el resultado electoral puesto, es necesario que el peronismo deje de lado aquellas cuestiones electorales y piense en las necesidades de los mendocinos.

«El proyecto de reforma tiene consenso social, desde todos los sectores, pero necesita del apoyo de la oposición» para su aprobación, analizó el legislador que entiende que ya se le ha dado suficiente tratamiento, que el tema se ha madurado y que, de darse el debido debate en la Legislatura, el oficialismo estaría dispuesto a tratar punto por punto con la oposición.

Sin embargo, desde el PJ solo hay silencio. Según dijeron desde el seno de los bloques, aún no tienen el tema en carpeta por lo que habrá que esperar cómo se mueve primero el oficialismo para conocer la respuesta del peronismo.

La discusión será palo a palo entre Cambia Mendoza y el peronismo. Desde mayo, la Cámara de Senadores quedará solo conformada por legisladores de estos dos partidos principales. El oficialismo tendrá 24 senadores y la oposición 14.

En Diputados, Cambia Mendoza tendrá 29 legisladores, mientras el PJ tendrá 17. Los otros dos restantes son Mercedes Llano, del PD, y Emanuel Fugazotto, del Partido Verde.

Si lograse salir el proyecto de la Legislatura, la palabra la tomarán los ciudadanos. Es que sí o sí será necesario un plebiscito popular. Si el pueblo da el apoyo, se convocará a elecciones de convencionales constituyentes.