Con la presentación de dos listas el peronismo está a las puertas de recuperar el SUTE

Aunque divido en dos listas fuertes, el PJ local buscará en las próximas elecciones del SUTE del 15 de diciembre recuperar la conducción del gremio más grande de la provincia, que hoy tiene unos 25.000 afiliados y representa a cerca de 60.000 trabajadores de la educación. Pero la importancia de controlarlo no es sólo numérica: en el manejo de ese gremio está también la posibilidad de que avance o no la reforma educativa que impulsa el Gobierno de Rodolfo Suarez.

El peronismo mendocino lideró ese sindicato durante 20 años y lo perdió en el 2017 en manos de agrupaciones de izquierda que hoy lo conducen.

El escenario político parece ser el ideal como para que el PJ, en su faceta kirchneristapueda festejar al menos un triunfo sindical en este magro 2021. Por estos días está tratando de convencer a los docentes para que vayan a votar y que al menos vote el 50% del padrón que se expresarán en 246 mesas.

Si bien son 5 las listas que competirán en las elecciones, la del FURS que impulsa a Mirtha Faget; la Azul naranja que lleva a Gabriela Sedano; la Celeste verde cuya candidata es Sandra Lacoste; la Ambar que propone a Cristina Ras y la Rosa que lleva la candidatura de Verónica Torres, todo hace pensar que entre las primeras tres se debatirá la futura conducción del gremio, ya que son las únicas que tienen representantes en todos los departamentos de la provinicia.

El oficialismo que hoy lidera ese sindicato, el Frente Unido para la Recuperación del SUTE (FURS), con el actual secretario general Sebastián Henríquez a la cabeza, aparece debilitado y dividido.

Sebastián Henríquez vuelve a ser el secretario general del SUTE.

Sebastián Henríquez vuelve a ser el secretario general del SUTE.

No sólo porque Henríquez debió sortear una denuncia por abuso sexual de la que fue sobreseído, o porque algunos referentes de ese frente se fueron a otras listas, sino también porque le cuestionan que durante su mandato los docentes perdieron ingresos ante la negativa de acordar aumentos en las paritarias y por tanto recibirlos por decreto. Sus oponentes le endilgan que Mendoza pasó de ser la tercera provincia del país con los salarios más altos para los trabajadores de la educación, a ser la penúltima.

Según el gremio docente en Mendoza hay una ola de contagios en las escuelas y por eso pidieron volver a la virtualidad.

Según el gremio docente en Mendoza hay una ola de contagios en las escuelas y por eso pidieron volver a la virtualidad.

Igualmente, el FURS buscará mostrarse como la mejor opción ante el posible retorno del PJ a esa conducción, con la candidatura de Mirtha Faget como secretaria general y confía en mantener la supremacía en 6 comunas que dicen liderar: Guaymallén, Capital, Las Heras, Luján, Godoy Cruz y Tunuyán. Hay quienes pronostican un triunfo ajustado de esta lista.

Un peronismo variopinto

En la vereda de enfrente está un referente de peso e historia en el gremio: Gustavo Correa, el hoy secretario general de la CTA, que lidera políticamente la lista Azul naranja. El sindicalista que se formó junto a Gustavo Maure y milita desde hace tiempo en el kirchnerismo, crece en la zona Este, en el Valle de Uco y se fortalece también en San Rafael, pero además su sector cree que podría hacer una buena elección en Guaymallén, lo que podría acercarlo a liderar la conducción del gremio con la candidatura de Gabriela Sedano como posible Secretaria General.

Es que en las elecciones anteriores esa lista perdió por 28 votos en el departamento más grande de Mendoza, y se ilusiona con revertir ese escaso margen y empoderarse en otras comunas, como Godoy Cruz. Para eso, aseguran sus oponentes, cuenta con el «aparato político de La Cámpora»

El peronismo más tradicional también se refleja en lista Celeste verde que encabeza Sandra Lacoste, hermana de Fernanda Lacoste, ex legisladora y quien fuera hasta hace días secretaria de Gobierno del intendente de Maipú, Matías Stevanato. Obviamente esa lista tiene su fuerte en esa comuna, pero también podría imponerse en Lavalle, Junín, General Alvear y Malargüe.

A esta lista migró también uno de los ex integrantes del FURS, Alberto Muñoz, quien fue el adjunto de Henríquez y desde el interior de esa agrupación aseguran que desde hace dos años conforman un frente más amplio que alberga a referentes del Partido Comunista e incluso a algunos radicales. «Si bien nuestro límite es el ítem aula, en este frente hay referentes de varios partidos, no solo del peronismo», aportan.

¿Dónde pondrá sus porotos el radicalismo?

Si bien el radicalismo como partido no tiene una lista propia para disputar el control del gremio docente, es claro que sí está atento a lo que pueda resultar de la elección del 15 de diciembre y sí tiene adeptos en las bases docentes.

Por eso también será clave ver adónde dirige sus votos, ya que las dos opciones parecen contrapuestas a sus intereses, como son el FURS y las dos listas peronistas.

El FURS le ha rechazado al radicalismo gobernante no sólo las propuestas paritarias, sino también el avance de la discusión de la reforma educativa que pretende retomar Suarez en el 2022.

Por otro lado, las dos listas peronistas podrían complicarle, con la misma fuerza o más, las futuras negociaciones con ese gremio en los dos años de gestión que le quedan al mandatario.