Pronóstico del tiempo: a cuánto llegará la temperatura en Mendoza

Un lunes con temperatura de infierno se viene para Mendoza. Y el resto de la semana no será muy diferente. Según el pronóstico del tiempo, se espera que este lunes la temperatura oscile entre los 36 y 37 grados. Se espera que la máxima sea bastante elevada y se coloque en los 23 grados.

«Ya tenemos acá la onda de calor de Navidad», expresó el doctor Federico Norte a Radio Nihuil. «Hoy se intensifica la onda de calor», adujo y agregó que «a los mejor se forma un núcleo de tormenta eléctrica» pero que este no será importante.

No será el único día de calor durante la semana, ya que el martes se espera que la máxima sea de 34 grados. El miércoles, en tanto, será el día «más agradable» con 32 grados.

Para el resto de la semana, incluso la Nochebuena, el pronóstico del tiempo para Mendoza vuelve a indicar máximas de 34 grados, por lo que se recomienda tomar cuidados para evitar golpes de calor.

Altas temperaturas para después de Navidad

«La onda de calor se va acentuar la semana que viene. Las mínimas seguirán siendo elevadas», manifestó y señaló que para después de Navidad, las temperaturas podrían alcanzar los 38 grados.

Justamente la onda de calor en Mendoza provocó que el Gobierno saliera a aconsejar a la población sobre formas de evitar golpes de calor.

El pronóstico del tiempo indica que habrá mucho calor este lunes y los próximos días

El pronóstico del tiempo indica que habrá mucho calor este lunes y los próximos díasFoto: Fernando Martinez/ Diario UNO

En ese sentido se recomienda:

Lactantes y niños pequeños

  •  Darles el pecho con más frecuencia.
  • Hacerlos beber agua fresca y segura.
  • Trasladarlos a lugares frescos y ventilados.
  • Ducharlos o mojarles el cuerpo con agua fresca.

Adultos mayores y personas con enfermedades crónicas

  •  Tomar abundante líquido, en especial agua, al menos 2 litros diarios y con frecuencia, aunque no se sienta sed.
  • Evitar salir a la calle en las horas más calurosas del día.
  • Cubrirse la cabeza con un sombrero o gorra y vestirse con ropa ligera, de colores claros.
  • Usar anteojos para protegerse del sol.
  • En caso de tener que salir a la calle, caminar en lo posible por la sombra.
  • En lo posible, darse un baño diario, preferentemente una ducha, o bien refrescarse con paños húmedos.
  • Es importante una buena nutrición: aumentar el consumo de frutas y verduras frescas, por lo menos cinco por día.
  • Comer las cuatro comidas, no saltearse ninguna.
  • Evitar el alcohol, las bebidas con cafeína y las comidas calientes.
  • Dentro de la casa, quedarse en la sala más fresca.
  • En caso de no sentirse bien por el calor, pedir ayuda. Y si además aparecen síntomas como dolor de cabeza, dolor abdominal, náuseas, vómitos o mareos, consultar con urgencia al médico.
  • En caso de vivir solo, tratar de mantenerse en contacto con alguien cercano.