Horas decisivas para la continuidad de Battaglia en Boca Juniors: cuándo se reuniría con Riquelme y la planificación del equipo modelo 2022

La continuidad de Sebastián Battaglia pasó a ser un tema primordial en Boca Juniors. Luego de la consagración en la Copa Argentina, la clasificación a la Copa Libertadores 2022 y la obtención de la Maradona Cup tras la victoria ante el Barcelona de España, nadie duda de que el ex futbolista más ganador de la historia debe continuar.

El Consejo de Fútbol presidido por Juan Román Riquelme así lo entendió, por eso hubo charlas informales antes, durante y posterior al viaje a Arabia Saudita para afrontar el encuentro homenaje a Diego Armando Maradona.

“Boca es mi casa, de eso no hay dudas. Acaba de terminar el último partido del año logrando los objetvos que queríamos, en una etapa dificil del club. Nos sentaremos a analizar todo lo que se vivió, de mi parte estoy muy conforme por los objetivos que pudimos lograr. Habrá que plantearse nuevos objetivos y mirar lo que viene”, dijo Battaglia en diálogo con ESPN. En un mano a mano con Infobae, también ratificó la necesidad de “plantear los objetivos para el año que viene”.https://www.espn.com.ar/core/video/iframe?id=9672987&endcard=false&omniReportSuite=wdgespge

Ahora bien, la cumbre que iban a llevar a cabo dos de los principales protagonistas del club no se desarrolló este lunes como se creía y crece el hermetismo. Si bien no hay una información oficial al respecto, se creería que este martes Juan Román Riquelme y Sebastián Battaglia estarán cara a cara para delinear los pasos a seguir. La realidad es que de esta semana no pasará.

Por supuesto, el primer tema será la renovación del vínculo del entrenador que culmina este mes. Uno de los puntos a tratar será la extensión, ya que según se rumoreó la idea de Battaglia sería contar con un contrato mayor al año, que es el que tendría en mente ofrecerle Riquelme. Fuentes cercanas a Brandsen 805 indican que este no haría caer la negociación, sin embargo nadie hasta el momento puede asegurar la continuidad del DT de 41 años.

Otro punto importante será resolver la continuidad y las ventas de varios jugadores, como así también las contrataciones. Por el momento, Edwin Cardona no seguirá en el club ya que su contrato se terminó y no se aplicó la cláusula de compra valuada en cinco millones de dólares.

Por este motivo, el Consejo de Fútbol está en la búsqueda de un volante ofensivo de similares características. Ángel Romero, Christian Cueva, Facundo Farías y Roger Martínez, entre muchos otros, fueron mencionados como posibles refuerzos.

Sebastián Villa tendría el mismo destino que su compatriota, aunque el delantero colombiano se iría por una venta. El peruano Carlos Zambrano es otro de los que tiene posibiliaddes de ser transferido en el actual mercado de pases, mientras que Jorman Campuzano tampoco tiene asegurada su continuidad.

En tanto, habrá que seguir de cerca qué pasará con Eduardo Salvio y Cristian Pavón a quienes a mitad de año próximo se les vencerá el vínculo con Boca Juniors. La idea del Consejo de Fútbol sería la de la renovación por ambos.

Por último, Riquelme y Battaglia deberán definir qué ocurrirá con los futbolistas que regresarán de sus préstamos. Estos son Ramón Ábila del DC United de los Estados Unidos, Walter Bou de Defensa y Justicia, Gastón Ávila de Rosario Central y Mateo Retegui también del equipo canalla.

Más atrás aparecen Brandon Cortés (Universidad de Chile), Gastón Gerzel (Platense), Enzo Roldán (Unión), Oscar Salomón (Central Córdoba), Lucas Brochero (Central Córdoba), Tomás Fernández (Tigre), Luciano Giménez (Central Norte de Salta) y Ayrton Sánchez (Central Español de Uruguay).

Todos los caminos conducen a un Sebastián Battaglia al frente de Boca Juniors por un tiempo más. Pese a que la sorpresiva renuncia de Eduardo Domínguez de Colón de Santa Fe generó un sinfín de rumores, principalmente por la relación tan cercana que Riquelme mantiene con el suegro de ex técnico sabalero, Carlos Bianchi. Sin embargo, el futbolista más ganador de la historia del club seguiría, al menos, por un año más.