Con Suarez y Cornejo se conformó la nueva mesa nacional de Juntos por el Cambio

Con los mendocinos Rodolfo Suarez y Alfredo Cornejo como protagonistas se conformó la nueva mesa nacional de Juntos por el Cambio. Allí, con el gobernador y el senador nacional acordaron presentar durante el primer trimestre de 2022 «el reglamento de funcionamiento y el sistema de toma de decisiones» de la coalición, con la celebración de su primer congreso nacional.

La reunión se llevó a cabo en el barrio porteño de San Telmo, y asistieron también los presidentes del PRO, Patricia Bullrich; de la UCR, Gerardo Morales; de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, y de Peronismo Republicano, Miguel Pichetto; el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador Gustavo Valdés (Corrientes).

En el encuentro, que contó también con la participación de los jefes de bloque e interbloque del Congreso, se decidió que la nueva conducción del frente quedará conformada por todos ellos más el ex presidente Mauricio Macri, dos miembros a propuesta de la UCR, dos por PRO, uno por la Coalición Cívica y uno de Peronismo Republicano.

La charla entre los dirigentes giró sobre dos ejes: la necesidad de avanzar hacia la «institucionalización» del frente con un mecanismo de conducción que evite las desinteligencias internas -especialmente en el Congreso- y por el otro sentar postura sobre el nuevo consenso fiscal que promovió el Gobierno.

Respecto de ese punto, la cúpula de Juntos por el Cambio acordó «respetar y avalar las decisiones de los gobernadores y el jefe de Gobierno, en el marco del compromiso asumido en la campaña electoral de no crear nuevos impuestos ni incrementar los existentes, para lograr el impulso al trabajo y la producción, tan necesarios en este momento de la Argentina».

De esta manera se le dio respaldo a la posición de Rodríguez Larreta, que decidió no firmar el nuevo consenso fiscal que habilita a los mandatarios provinciales a subir impuestos, pero también a la de los gobernadores radicales que optaron por adherir aunque, en base a la decisión de la mesa nacional, no harían uso de esa potestad.

En cuanto al funcionamiento de la coalición, la reorganización de la mesa nacional se decidió a partir de los cambios en la conducción de algunos de los partidos (como la elección de Morales al frente de la UCR) y de la renovación de los bloques de diputados y senadores nacionales.

No obstante, la idea de los líderes del principal espacio opositor es evitar las muestras de descoordinación que podrían tener lugar principalmente en la Cámara de Diputados, donde la bancada se atomizó en 10 bloques y dio señales de desorden la semana pasada, en oportunidad del debate sobre la reforma del impuesto a los Bienes Personales.

En ese contexto, resolvieron que además de la mesa nacional se conformará «una mesa federal de los partidos de distritos» con representación en el Congreso y «mesas de Juntos por el Cambio en cada una de las 23 provincias y en la Ciudad de Buenos Aires» que «deberán estar conformadas en el primer trimestre del 2022».

Durante ese período, según indicaron los referentes de la coalición, «se presentará el reglamento de funcionamiento y el sistema de toma de decisiones de la conducción nacional de Juntos por el Cambio» y para ello se estableció una agenda de trabajo que terminará en abril, con la reunión del primer Congreso Nacional de Juntos por el Cambio, del que participarán tanto la mesa nacional, como la federal y las provinciales.

Previamente, habrá un encuentro de legisladores nacionales y la mesa de Juntos por el Cambio en la provincia de Santa Fe, los días 18 y 19 de febrero, mientras que el 18 de marzo se constituirá oficialmente la mesa federal, en la provincia de Corrientes.

Por otra parte, la coalición opositora resolvió la creación de una mesa de «coordinación programática» que estará integrada por las fundaciones y expertos que asesoran a los partidos miembro en distintas materias, con el fin de que elaboren «los planes de gobierno» y trabajen en a las temáticas que surjan de la realidad y la coyuntura.