Nadal admitió que tienen problemas para comprar test de Covid por la altísima demanda

La estrategia del Ministerio de Salud mendocino de cambiar los criterios sobre quienes deben testearse para confirmar positivos de Covid no ha logrado impactar en la altísima demanda de test que se palpa a diario en los centros de testeos y que hace que en algunos laboratorios empiecen a faltar insumos.

Tanto es así, que la misma ministra Ana María Nadal admitió que el Gobierno tiene dificultades para acceder a la compra de esos testeos, y que se están controlando los test para poder mantener el stock, porque los proveedores no pueden cumplir con las compras de insumos que ya hizo Mendoza.

«Estamos muy justos y con dificultades de acceder a la compra de test, porque los proveedores no nos están pudiendo entregar la cantidad de test que hemos adquirido porque está todo el país demandando test y a las empresas que las producen también se les enferma gente y les falta recurso humano para el acondicionamiento», admitió Nadal en diálogo con Hora Libre, de Radio Nihuil.

El ministerio de Salud modificó el protocolo para testeos pero aún así tienen dificultades con el stock

El ministerio de Salud modificó el protocolo para testeos pero aún así tienen dificultades con el stock

Según la funcionaria, su ministerio aún tiene el stock para continuar nutriendo a los centros de testeos de la provincia, aunque reconoció que si la demanda continúa así de alta, el faltante podría afectar también a Mendoza, como al resto del país.

Hace sólo 6 días atrás, Nadal anunciaba en conferencia de prensa que habían decidido cambiar el criterio de testeos para detectar Covid. Allí precisó que a partir de ese momento, y a raíz de la mutación de la pandemia por la variante Ómicron, no sería necesario que se testearan las personas que fuese contacto estrecho de un positivo Covid, que presentaran síntomas leves, fuesen menores de 60 años y que no tuviesen condiciones de riesgo. Ellos, explicó, iban a ser considerados positivos por nexo epidemiológico.

El cambio de estrategia buscó también descomprimir los centros de testeos, que a pesar de que se incrementaron a principios de mes en toda la provincia, no daban a basto para cumplir con la altísima demanda de mendocinos ávidos de saber si estaban contagiados o no.

Sin embargo, a la luz de los hechos, ese cambio de estrategia no logró bajar esa ansiedad de testeos, que continúa estresando al sistema.

Esto pese a que en Mendoza tampoco se aplicará el consejo que dio la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti cuando redujo el aislamiento de los contactos estrechos que tuviesen el esquema completo de vacunación y no tuviesen síntomas. En esos casos la funcionaria nacional recomendó hacerse un test entre el tercer y el quinto día de contacto con el caso positivo.

Eso no se aplicará en estas tierras. «En Mendoza tenemos una estrategia de testeo que tiene que ver con testear a las personas que tienen mayor riesgo y necesitamos confirmar si son positivos o no e indicarles el aislamiento. No vamos a indicar esos testeos porque no testeamos a asintomáticos, y después porque el testeo sugerido es entre el tercer y quinto día, que es cuando está bajando la carga viral por lo que ese testeo sería de poca eficiencia, estamos concentrando los test en las personas que hemos priorizado«, amplió Nadal.