Omar De Marchi negó una fractura en Juntos por el Cambio tras la retirada del PRO en el recinto

El diputado nacional Omar De Marchi (PRO) explicó los motivos por los que los legisladores de su partido se retiraron el martes del recinto en el que el presidente Alberto Fernández daba el discurso de apertura a las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación. Y es una historia de matices, pero también de diferencias de fondo.

«Nosotros habíamos anticipado esa posibilidad si comenzaban las agresiones. Los radicales lo sabían, aunque no se comprometieron a levantarse de las bancas, así que finalmente todos cumplimos con nuestra palabra«, precisó este miércoles a Diario UNO el exintendente de Luján de Cuyo.

Fue una de las imágenes de la semana: en medio de banderas ucranianas, los representantes del PRO se fueron cuando Fernández empezó a hablar de la deuda con el FMI y abordó la posibilidad de que se haga una investigación judicial sobre lo ocurrido con el préstamo tomado durante el gobierno de Mauricio Macri.

La postura del PRO, claro, es que Macri recurrió al Fondo por el déficit que -acusan sus economistas- se venía acumulando durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Omar de Marchi y Alfredo Cornejo minutos antes de que el Presidente comenzara su alocución. El segundo le gritó

Omar de Marchi y Alfredo Cornejo minutos antes de que el Presidente comenzara su alocución. El segundo le gritó «mentiroso» a Alberto Fernández.

El chat interno del PRO

De Marchi siguió recapitulando la génesis de la retirada masiva en medio de la Asamblea Legislativa: «En realidad, mantuvimos un intercambio previo en el marco de un grupo de Whatsapp que compartimos. En ese espacio primaba la opinión de que no podíamos quedarnos en la sala en caso de que Alberto se fuera al carajo con lo que decía. No íbamos a tolerar tanta puesta en escena«.

Lo complejo, precisó el diputado, era decidir en qué momento irse. «Y no era sencillo elegir cuándo porque en realidad podría no haber sucedido, todo dependía de Alberto. Sin embargo, a mitad de camino el Presidente se fue al tacho, habiéndose tomado primero media hora para hablar del país como si fuera un observador y no quien preside el Gobierno».

De Marchi cuenta que en un momento los del PRO se miraron y entendieron que era el instante de levantarse.

«No fue algo que acordamos con el radicalismo ni la Coalición Cívica, pero tampoco fue una sorpresa para ellos», afirmó.

Fernández durante la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación.

Fernández durante la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación.

Y consideró: «Lo cierto es que Alberto miraba cada dos minutos a Cristina y se preocupó más en su audiencia interna que en las responsabilidades que tiene como gobernante. Podría haber elegido un tono componedor, de acuerdos y de consensos, pero para nosotros se comportó como un patotero».

Facundo Manes fue retratado cuando quedó solo entre bancas vacías. Hubo polémica en las redes.

Facundo Manes fue retratado cuando quedó solo entre bancas vacías. Hubo polémica en las redes.

«Manes quedó muy expuesto»

Otra de las postales que dejó la jornada del martes fue el retrato del radical Facundo Manes -que un sector de la UCR fogonea como candidato presidencial- cuando quedó rodeado de butacas vacías tras la salida del PRO.

De Marchi hizo su lectura de la imagen: «Lo que ocurrió con Manes es que quedó muy expuesto por lo que se veía en esa foto. Si el que tomó esa imagen hubiera enfocado para otro lado, habría visto que estaban todos los radicales en el recinto, no solamente él«.

Poco después, el propio Manes respondió a las críticas en las redes sosteniendo que «la Argentina del futuro será de los que nos quedamos».

Por su parte, De Marchi estimó que estos matices de opinión no representan una grieta interna en Juntos por el Cambio.

«No son diferencias profundas -insistió-. Son simplemente actitudes. Levantarse no marca una distancia de fondo con los radicales. El que sí tiene grandes diferencias internas es el Frente de Todos, donde convive gente que no cree en la propiedad privada con gente que sí».