El gobernador de La Pampa dijo que la obra de Portezuelo del Viento «es cada día más inviable»

Sergio Ziliotto, gobernador de La Pampa cuestionó a su par de Mendoza, Rodolfo Suarez, por insistir con la construcción de la represa Portezuelo del Viento en Malargüe, respecto de la cual el mendocino ha pedido un nuevo laudo presidencial.

Durante su discurso ante la Asamblea Legislativa al inaugurar el período de sesiones ordinarias de su provincia, Ziliotto aseguró que la obra es «cada día más inviable económica, técnica y ambientalmente» y aseguró a su vez que «cada día es más objetada, aún en propio territorio mendocino».

En su crítica al Gobierno de Mendoza sumó su enojo por el proyecto del trasvase del río Atuel, al que también se opone La Pampa y criticó la «actitud mezquina de los sucesivos gobiernos de una provincia vecina», refiriéndose a los mendocinos sin nombrarlos.

«Desde el retorno de la democracia a la fecha, no hubo un solo gobierno justicialista que levantara las banderas en defensa de nuestros ríos», dijo. «Defendemos la vida, nuestros econsistemas y la economía de una importante región de nuestra provincia que por la actitud mezquina de los sucesivos gobiernos de una provincia vecina han sido privados de un elemento vital para el desarrollo humano: el agua«, agregó enfrentándose a Mendoza.

El gobernador de La Pampa calificó en su discurso de «falaces» los argumentos que tiene el Gobierno de Mendoza para sostener la idea de Portezuelo, y ratificó que en su provincia continuará consolidando la necesidad de defender el recurso hídrico.

Según resaltaron medios pampeanos, Ziliotto resaltó que, además de La Pampa, Neuquén, Río Negro y Buenos Aires se resisten también a la obra propuesta por Rodolfo Suarez «porque descuentan que afectará el caudal y la calidad de agua del río Colorado».

Mientras que consideran, las cuatro provincias, que con los actuales registros hídricos no se podrá llenar la represa; postura que también han marcado diferentes sectores en Mendoza.

Mendoza espera que avance el pedido de laudo presidencial por Portezuelo

El lunes 21 de febrero, después de acordarlo con legisladores nacionales del peronismo, el gobernador Rodolfo Suarez formalizó por escrito un pedido de laudo presidencial para que sea Alberto Fernández quien decida respecto del desarchivo del estudio de impacto ambiental de la obra Portezuelo del Viento y la necesidad o no de realizar uno nuevo.

Esa solicitud, dirigida al ministro del Interior Eduardo de Pedro, quien preside el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO), aún no ha tenido avances administrativos, según reportaron desde Casa de Gobierno.

El reglamento del Coirco determina que es De Pedro el encargado de correr traslado del pedido de laudo al propio presidente y al resto de las partes, es decir, las otras provincias; y para ello tiene 15 días hábiles.

«Solo la decisión del Presidente puede clarificar el curso a seguir, siendo la única forma de resolución del conflicto», decía Suarez al anunciar públicamente la solicitud de arbitraje de Fernández.

En la carta además expresaba, debido al tiempo transcurrido desde la reunión del Consejo de Gobierno, el deseo de que el Presidente laude en el plazo de 30 días.