Un intendente faltó al Desayuno Real por estrategia política y otro por una falla mecánica

La tradición vendimial indica que al Desayuno Real, uno de los eventos del calendario vendimial, acude cada intendente con su reina departamental, como un respaldo a la soberana que competirá en la Fiesta Nacional de la Vendimia. Sin embargo, este jueves dos intendentes pegaron el faltazo: Marcelino Iglesias, de Guaymallén, y su par de Malargüe, Juan Manuel Ojeda.

La ausencia de ambos intendentes tienen razones y orígenes distintos. Iglesias no fue por una estrategia política y muy posiblemente para evitar volver a dar explicaciones sobre la decisión de la Suprema Corte de Justicia que lo obligó a dar marcha atrás con la decisión de no elegir una reina departamental para la Vendimia 2022.

Si bien Iglesias ya había dicho e insistido, en que esto era para él “un tema cerrado”, la decisión del máximo tribunal que suspendió la ordenanza que ponía fin a la elección de la reina departamental lo obligó a presentar una soberana. Y luego de la intervención del gobernador Rodolfo Suarez, que sugirió que debía ser la reina de Guaymallén del 2020, Iglesias decidió, tal vez luego de acordarlo con el mandatario, que fuese Sofìa Grangetto.

Juan Manuel Ojeda, en cambio, no llegó por una falla mecánica en su vehículo cuando venía de Malargüe al evento en Guaymallén.

En la mesa de las soberanas vendimiales tampoco estuvo la revalidada reina de Guaymallén, Sofìa Grangetto, quien representó a esa comuna en 2020, se le prorrogó ese mandato en el 2021 por la pandemia y este año en la Vendimia 2022 otra vez portará la banda de esa comuna luego de que se conociera el fallo de la Corte.

La representante ha mostrado su rebeldía al no asistir a los actos oficiales salvo la Bendición de los Frutos, donde no usó los atuendos vendimiales. Tampoco se presentó a la Fiesta de la Cosecha que se hizo el miércoles en los viñedos del aeropuerto El Plumerillo en Las Heras.

Ojeda de madrugada y solo en un paraje de la ruta 40

El intendente de Malargüe, Juan Manuel Ojeda, sí tenía planificado asistir al Desayuno Real. De hecho partió de su sureña casa de madrugada manejando su auto particular, con la intención de llegar a la bodega Los Toneles, en donde se hacía el evento a las 8.30, pero un desperfecto mecánico le aguó los planes.

«Se le rompió el auto en la ruta 40, es un VW Bento viejo al que se le cortó una correa y se quedó tirado en medio de la madrugada en la ruta 40″, contaron a Diario UNO allegados al intendente sureño, quienes aportaron que como Ojeda prefiere no tener chofer y se traslada en su vehículo particular, debió esperar largo rato para que llegaran a auxiliarlo.

El jefe de prensa de Malargüe, Julio Paz (al lado del intendente Daniel Orozco de Las Heras), fue quien reemplazó al jefe comunal Juan Manuel Ojeda, quien sufrió un desperfecto mecánico cuando viajaba de aquel departamento sureño al Gran Mendoza.

El jefe de prensa de Malargüe, Julio Paz (al lado del intendente Daniel Orozco de Las Heras), fue quien reemplazó al jefe comunal Juan Manuel Ojeda, quien sufrió un desperfecto mecánico cuando viajaba de aquel departamento sureño al Gran Mendoza.

En reemplazo del intendente, apareció su jefe de prensa, Julio Paz, quien acompañó a la reina malargüina Sofía Ponce. El funcionario fue el encargado de servirle el desayuno a la soberana, tal cual hizo cada intendente con su reina, y se encargó de aclarar ante los irónicos comentarios que Ojeda no había renunciado, ni él tomado el mando de la comuna, que sólo se trataba de un reemplazo de emergencia por la falla mecánica que el jefe comunal no pudo solucionar en el momento.