Icono del sitio Modo Noticia

Prisión domiciliaria para policía
acusada de matar a un joven

La oficial de la Policía de Mendoza Nadia Verdugo, acusada del homicidio de Kevin González (18) en un hecho ocurrido el 12 de febrero pasado en Malargüe, obtuvo el beneficio de la prisión domiciliaria después de que el juez Juan Ignacio Olmedo receptara la solicitud hecha por su defensa.
Así, la mujer policía, que hasta ahora se encontraba detenida en dependencias penitenciarias, deberá fijar un domicilio para permanecer allí hasta que se realice el debate en el que se juzgue su eventual responsabilidad penal en el suceso. Si el juzgado considera pertinente el lugar y no hay oposición por parte de la fiscalía ni de la querella actuantes, Verdugo permanecerá detenida en una vivienda particular.
La mujer policía está imputada del delito de «homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego y en su condición de funcionario público» y arriesga la pena de prisión perpetua.


Un operativo que terminó con un muerto
Kevin González murió de un balazo en el tórax cuando personal policial intervino en una pelea en el cruce de Anglat y Villanueva, de Malargüe, el sábado 12 de febrero en horas de la madrugada. De acuerdo a las investigaciones, un patrullero se desplazó hasta el lugar de la pelea, donde varios hombres comenzaron a arrojarle piedras, por lo que pidieron refuerzos y un segundo patrullero se trasladó hasta allí. Según las fuentes, los efectivos repelieron la agresión con armas largas y en esas circunstancias Kevin fue baleado. “La oficial admitió espontáneamente en una situación de angustia ser la autora del disparo mortal, lo que se comprobó en la pericia balística, pero aún se desconoce el porqué de su accionar, ya que en su derecho se abstuvo de declarar”, explicó poco después a la prensa el fiscal Javier Giaroli.

Salir de la versión móvil