Icono del sitio Modo Noticia

Más tensión: el Gobierno anunció una canasta de 60 productos sin los precios y aún no negoció con los comercios

Como parte de las medidas que buscan mostrar a un Gobierno activo en controlar los precios, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, anunció ayer en conferencia de prensa que se lanzará una nueva canasta de productos para los comercios de proximidad, tras el fracaso del programa “Súper cerca” creado a fines del año pasado. Serán 60 productos, que ya difundió aunque sin los precios, que ya fueron negociados con las principales empresas de consumo masivo. El objetivo es que puedan comercializarse a un precio accesible, y controlado, en los almacenes y autoservicios de todo el país.

El funcionario no dio detalles en ese momento, pero luego difundió el listado con los productos. Además, anticipó que comenzaría a funcionar el 7 de abril, el mismo día en que arrancará la nueva etapa de Precios Cuidados, vigente desde 2013 en las principales cadenas de supermercados. El gran interrogante es cómo hará Feletti para lograr que estos 60 productos del plan puedan venderse al precio pactado en todos los comercios de proximidad del país, cuando se sabe que esos locales le compran a distribuidores o mayoristas.

El propio secretario mencionó el problema en la conferencia de prensa: “Varias veces intentamos armar una canasta; el problema principal es el control y el margen de ganancia del comercio de cercanía frente a las grandes superficies. El 7 de abril vence el programa de Precios cuidados y vamos a sumarle precios cuidados de proximidad; la mayoría de esos 60 productos salen de los 1320 productos del programa. Las listas van a salir juntas en 15 días”, indicó Feletti.https://drive.google.com/file/d/18jgZUeDXkLbbUHEdb1vKxr6J0DB-5Y-0/preview

Como bien dijo el funcionario, el principal escollo para que este programa funcione son los márgenes con los que se comercializará. Sucedió con Súper Cerca lo poco que duró, y también con el primer congelamiento de precios lanzado por Feletti ni bien asumió. Fue imposible que se cumpliera en los comercios de proximidad y, menos aún, en el interior del país. Los comerciantes denunciaron públicamente que no podían vender al precio fijado porque los mayoristas le vendían a ellos a ese valor o a veces hasta más caro. Por lo tanto, el congelamiento sólo funcionó en las grandes cadenas.

A partir de ahora, para que funcione el nuevo programa, el Gobierno deberá convocar a los distintos eslabones de la cadena para negociar los precios y márgenes. Serán 60 productos que ya integran Precios Cuidados, pero lo más probable es que para los almacenes y autoservicios se fije un valor más alto, o márgenes menores para los proveedores y mayoristas.

Consultado al respecto, el presidente de la Federación de Almaceneros de la provincia de Buenos Aires y vicepresidente de la Confederación General Almacenera de la Argentina, Fernando Savore, afirmó que se reunió con Feletti por este tema hace un mes y le planteó los requisitos para que el plan funcione. “Si bien por un lado están los precios que dicen que tenemos que vender, lo que le pedimos es una lista que nos diga cuánto vamos a pagar esos artículos; porque siempre terminamos con el mismo tema, el mayorista vende al precio que nosotros tenemos que vender”, remarcó el directivo, quien además agregó que “cuando se trata de un programa nacional, los beneficios que tiene el comercio del AMBA lo tienen que tener todos los comercios del país”.

“No sabemos nada de los 60 productos que están largando. No sabemos qué productos van a ser (la lista se difundió tarde), a qué precio los vamos a tener que vender, dónde nos vamos a proveer. Esperamos la convocatoria” (Yolanda Durán)

Con respecto a Súper Cerca, Savore manifestó que “fue un tremendo fracaso por mala gestión y por culpa de las empresas que no hicieron lo que se habían comprometido”. Las únicas que distribuyeron, según él, productos con el precio en la etiqueta fueron Danone y Mastellone.

“No sabemos nada de los 60 productos que están largando. No sabemos qué productos van a ser (la lista se difundió tarde), a qué precio los vamos a tener que vender, dónde nos vamos a proveer. Esperamos la convocatoria. Si es bueno el programa y nos dan los márgenes, somos los primeros en participar. Queremos vender”, aseguró a este medio la presidente de la Cámara empresarial de desarrollo argentino y países del Sudeste asiático (Cedeapsa), Yolanda Durán.

Sobre la posibilidad de que pueda negociarse un precio más caro de esos productos en los comercios de proximidad -a los fines de que dén los márgenes-, Durán remarcó: “Yo no quiero vender más caro. Yo quiero tener igualdad de precios con las cadenas y que gane el mejor. Pedimos que las industrias puedan vendernos directamente y que no tengamos necesidad de pasar por el mayorista”.

La representante de los autoservicios de origen asiático reconoció que muchos comercios se abastecen de los grandes supermercados porque “muchas veces los distribuidores les venden más caro que lo que venden los supermercados al público”. Los rubros que integrarán la nueva canasta son: harina, azúcar, aceite, fideos, mermelada, papel higiénico, lavandina, toallitas femeninas, detergente, leche y galletitas.

Salir de la versión móvil