El Gobierno se sentó a negociar con un grupo de médicos que amenaza con renuncias masivas

Los ministerios de Salud y el de Gobierno, Trabajo y Justicia encararon esta semana negociaciones con médicos contratados y prestadores de hospitales públicos para hallar una pronta solución a los conflictos planteados por los profesionales médicos: salarios bajos, precarización laboral y falta de recurso humano.

En la explanada del Hospital Humberto Notti, la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (AMPROSadvirtió acerca de una posible renuncia masiva a partir del 1 de abril si es que antes no se acuerda, entre otros reclamos, una alternativa salarial.

Serían entre 60 y 100 los médicos prestadores dispuestos a dimitir porque, si bien el aumento al que se llegó en paritarias también se les aplicará a ellos por decreto, en comparación con los salarios que se abonan en el sector privado siguen siendo bajos.

«Es una situación de años», declaró en Canal 7 Claudia Iturbe, secretaria general de AMPROS. «Estos médicos tienen cargos en los hospitales grandes donde la modalidad, desde hace años, es cubrir las guardias con contratos de locación o prestaciones«, explicó y advirtió: «Los profesionales han dicho basta. Necesitan blanquear esta situación para regularizarla».

«No tienen acuerdo paritario, cumplen horario, tienen personal a cargo, pacientes a cargo. Tienen que darles una solución porque está en juego la salud pública«, entendió en virtud de que si se hicieran efectivas las renuncias, no habría reemplazos suficientes para ellos.

La medida, según indicó, es «de acción en unión para ser escuchados».

Un grupo de médicos, acompañados por el sindicato, planteó sus reclamos ante los directores del hospital Notti.

Un grupo de médicos, acompañados por el sindicato, planteó sus reclamos ante los directores del hospital Notti.

Desde el Gobierno señalaron a Diario UNO que efectivamente han sido escuchados y ya mantuvieron reuniones con representantes del Ministerio de Salud de Ana María Nadal y el de Gobierno, Trabajo y Justicia de Victor Ibañez.

«Las negociaciones se mantendrán en los próximos días y confiamos en que se llegará a una pronta solución«, dijeron fuentes de Casa de Gobierno.

El reclamo de los prestadores de Salud

Un grupo de médicos fue recibido también por los directores del hospital Notti, Jorge Pérez y Laura Piovano.

Según señalaron en conferencia de prensa, lo que buscan es «dejar de ser prestadores; obtener la Mayor Dedicación y todos los ítems que nos corresponden a muchos, por más de diez años de trabajo en situación de precariedad».

Entre los reclamos también apuntaron que, particularmente en el Notti, «falta equipamiento para personal tan calificado y falta recurso humano en algunas especialidades».

El conflicto con los anestesistas

Otro de los frentes abiertos que tiene el Gobierno de Mendoza es con los anestesistas, quienes prometieron también renuncias masivas a partir de abril. La ministra Ana María Nadal señaló esta semana que en ese caso existe «un problema en particular».

Y explicó: «Reclaman – por fuera de las paritarias que ya se acordaron – un aumento distinto en el valor de las prestaciones y comprometen la formación de los residentes».

A su favor argumentó: «En un deber de mirada de Salud Pública, hemos llamado a todos los residentes de anestesia (y otras especialidades) porque necesitamos que el sistema de salud sea sustentabe y el recurso humano es crítico. Si no tenemos especialistas formados en servicios críticos es dificl prestar salud a las personas».

«Estamos esperando poder dialogar y que entren en razón porque necesitamos a todo el equipo de salud presente para afrontar cirugías», dijo la ministra.