Icono del sitio Modo Noticia

El ex guardaespaldas de Wanda Nara negó un supuesto romance y se lamentó: “Me ilusioné”

Y una tarde, el nombre de Agustín Longueira, el ex custodio de Wanda Nara, volvió a las primeras planas del mundo del espectáculo. Su rostro, y su historia, se hicieron conocidas en diciembre del año pasado, cuando la empresaria viajó a la Argentina a pasar las Fiestas y realizar algunas actividades. Así, pasó por el Shopping Abasto, donde presentó una línea de cosméticos y fue sorprendida por una fiesta por su cumpleaños en un exclusivo restaurante de la Recoleta. En ambos casos, con diferentes niveles de adrenalina pero siempre custodiando sus espaldas, estuvo Agustín. Y sin querer queriendo, se convirtió en uno de los personajes que dan vueltas en torno al universo Wanda Nara.

Pasaron los meses y poco se supo del muchacho que había sido granadero y también había custodiado a Cristina Fernández de Kirchner durante una parte de su presidencia y a otra figuras del espectáculo. Hasta que otra vez volvió a jugar fuerte en el juego mediático. Todo ocurrió los últimos días, a raíz de una información que dio el periodista Diego Esteves en A la tarde, donde aseguraba que entre Wanda y Agustín habían tenido algo más que una relación de celebrity-guardaespaldas y que habían pasado 72 horas en la casa de la empresaria en Santa Bárbara, en un barrio cerrado del Gran Buenos Aires, mientras Mauro Icardi todavía cumplía sus compromisos en el Paris Saint-Germain.

La empresaria acudió a sus redes sociales para desmentir la información. “No necesito aclarar que todo es más que mentira. Pero la falta de respeto no me deja de sorprender. No soy esa clase de persona ni de mujer. Nunca hice una cosa así (estando en pareja). Me manejo diferente porque soy diferente”, escribió en sus historias de Instagram. Pero este martes, el custodio estuvo en el ciclo de América. Y si bien aseguró que entre él y Wanda no hubo más que una relación profesional en un clima de buena onda, sus silencios, sus sonrisas y algunas contradicciones aportaron más confusión al asunto.Agustín Longueira custodiando a Wanda Nara (RSfotos)

Agustín contó que había recibido mensajes “del entorno de Wanda” cuando supieron que iba a ir al programa, para preguntarle de qué iba a hablar, aunque aseguró que no la mediática “no está enojada”. A la hora de referirse a la relación afirmó que siempre hubo “buena onda” entre ambos: . Siempre trabajamos tranquilos, nunca me pasé y ella tampoco. No era una amistad pero buena relación”, señaló.

Durante la entrevista, la conductora Karina Mazzocco y el panel dieron cuenta de diferentes gestos del invitado, que se reía o tapaba la boca ante algunas respuestas. “Es difícil creerte”, sintetizó Débora D’Amato. “Estoy nervioso, estamos en vivo”, se defendió. Sin embargo, en ese tono algo dubitativo dio algunas frases contundentes. Por caso, definió a Wanda con un “8″ en una escala del 1 al 10. “Es una linda mujer, es tranquila, divertida”, añadió. En cambio, afirmó que a Mauro Icardi lo trató poco y solo lo saludó “de lejos”, aunque admitió que a la pareja “cuando los vi juntos, los vi bien”.Wanda Nara y Agustín Longueira

Además, Agustín reconoció haber ido a la casa de Santa Bárbara al festejo de cumpleaños de Wanda, aunque negó haber tenido intimidad con ella. “Me hubiera encantado, pero es una persona casada”, afirmó. “Me ilusioné, pero yo siempre pienso en el trabajo. Dijo en una entrevista que era lindo”, agregó. Y ante la consulta de qué lo había ilusionado, destacó: “La compañía de ella, el respeto”.

El guardaespaldas aseguró que lo más cerca que estuvo de Wanda fue cuando la tomó de la cintura durante el desborde que se vivió en el Abasto. Y que su trabajo terminó el mismo día de la llegada de Mauro, aunque no lo asoció a una escena de celos. “Nunca me despidieron, vine de rosario, porque tenía que trasladarla de Ezeiza a la casa. Se ve que les gusto el trabajo y me propusieron ir al evento”, relató, en referencia al estreno del local en el Abasto. “Sabía que Mauro estaba viniendo, pregunté si tenía más eventos, y si no me volvía a Rosario. Fue el día de la torta del nene”, explicó en relación al encuentro entre Wanda y Joaquín Nahuel, el niño pastelero que le hizo una torta para su cumpleaños.

Por último, Agustín aseguró que entre ellos “quedó todo bien”, aunque tenía pautado un viaje a París para acompañar a la empresaria en una serie de eventos, pero se la suspendieron. “Hubo un cambio de planificación, me hubiera gustado ir. Me llamó el entorno, yo no pedí explicaciones”, cerró

Salir de la versión móvil