Rodolfo Suarez recorrió la planta de reciclaje de derivados vínicos más grande en América

Rodolfo Suarez y el ministro de Economía, Enrique Vaquié, recorrieron este jueves las instalaciones de la empresa de reciclaje Dervinsa (Derivados Vínicos SA) situada en Palmira, en San Martín. Más temprano, el gobernador envió el proyecto a la Legislatura para reflotar Penitentes y concesionarlo por 50 años.

Allí se acopia y procesa material orgánico de la industria del vino para elaborar bioproductos como ácido tartárico, alcohol vínico, aceite de uva y composta, entre otros.

Fueron recibidos por el presidente de la firma, Ryota Iguchi, y su gerente general, Roland Kosche.

La compañía Dervinsa funciona hace 85 años en ese distrito del Este provincial y por año recicla 190.000 toneladas de material orgánico descartado por las bodegas del país.

Un momento de la visita oficial a la planta de Dervinsa.

Un momento de la visita oficial a la planta de Dervinsa.

Gracias a una profunda transformación ejecutada en los últimos años, la planta de reciclaje se ha convertido en la destilería más grande de América en su tipo, con un perfil netamente sustentable y ecológico, destacaron desde prensa del Gobierno.

Los ejecutivos de la empresa Dervinsa recibieron al primer mandatario.

Los ejecutivos de la empresa Dervinsa recibieron al primer mandatario.

«Somos una biorrefinería que elabora bioproductos y tiene un firme compromiso con la agenda 2030 de desarrollo sostenible de Naciones Unidas, los tratados internacionales y los esfuerzos que realiza la comunidad internacional en el marco de la emergencia climática», señalaron desde la compañía.

Vista parcial de la planta de reciclaje de desechos vínicos en Palmira.

Vista parcial de la planta de reciclaje de desechos vínicos en Palmira.