En la interna radical para la Gobernación de Mendoza ya anotan un nombre más: Alfredo Cornejo

Se volvió a encender como pocas veces la carrera para definir quién será el gobernador de Mendoza en 2023. Entre los competidores y desde adentro del Gabinete, algunos coinciden en que Alfredo Cornejo volvió a poner sus fichas en la provincia y que eso va a trastocar todos los planes trazados por los demás. Analizan sus gestos y también cómo incide el crecimiento del Pro en la interna de Cambia Mendoza. El sancarlino sigue siendo el que mejor mide en las encuestas.

Lo están observando, le buscan significados a lo que hace y dice tanto acá como en Buenos Aires; y saben que tiene una imagen altísima entre los votantes mendocinos -algo que demostró encabezando tres boletas en los últimos seis años y ganando siempre-. Así se configura esta nueva etapa de la interna: con intendentes que ven la figura de Cornejo volviendo a colocarse en Mendoza, amenazando sus aspiraciones.

Hay señales: No se pierde ningún acto de la UCR de los fuertes y habla en todas las asunciones de los comités departamentales, aunque tenga que viajar casi constantemente a Mendoza. Las mediciones confirman que en el plano local, para muchos, mantiene el perfil de ser un gran ejecutor de gobierno y de haber saneado las cuentas. Justamente, en el radicalismo hoy rige una premisa: que el candidato sea quien mejor mida ante la opinión pública; y, por ahora, esa medalla se la cuelga él.

“Es alguien que odia perder, todos los sabemos. ¿Cuánto más podría querer jugar en campo tan incierto como la interna de Juntos por el Cambio a nivel nacional?”, razonan cerca suyo. Es cierto, el exgobernador sabe que no son tantos los anotados, pero parecen imbatibles. Sobre todo los que asoman en el Pro: Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta y hasta Mauricio Macri. A nivel federal -y ni hablar en CABA-, parecen gozar de una clara ventaja. Después está el ring radical contra Gerardo Morales. Aunque ese parece más fácil.

La interna en Juntos por el Cambio. Larreta y Bullrich quieren ser candidatos a la Presidencia y se encaminan a una PASO. Macri tampoco está fuera del tablero.

La interna en Juntos por el Cambio. Larreta y Bullrich quieren ser candidatos a la Presidencia y se encaminan a una PASO. Macri tampoco está fuera del tablero.

Es que el votante duro de JxC no le perdona al jujeño que juegue a ser un nexo con el peronismo, ni tampoco sus críticas descarnadas contra los cuatro años de Cambiemos en el poder. Todavía están vivos en la memoria los hechos de enero, cuando Morales coordinó la fallida reunión de los opositores con Fernández y Guzmán por la negociación con el Fondo. Y cuando, en el medio de eso, dijo que la deuda había sido inconsulta y “avisada cinco minutos antes por Macri”. Esta semana, el presidente de la UCR no sólo volvió a arremeter, sino que se la jugó totalmente hacia Massa: “Es un amigo, un hombre del diálogo”, avisó. Ya los ubican juntos en una avenida del medio.

¡El Ulpiano se acaba de bajar! ¿O no?

«¡El Ulpiano se bajó ayer de la candidatura! ¡Ya está en dos o tres diarios!», lanzó exultante uno de los radicales que compiten para el año que viene. Lo dijo el viernes por la mañana y su voz en el teléfono no mostraba ningún interés en esconder la alegría. En la apertura de sesiones del Concejo capitalino, Suarez dijo: «Ojalá que a partir del deber cumplido nos renueven en el 2023 la confianza a este equipo de gobierno y nos den la oportunidad de seguir 4 años más «.

Ilusionó a muchos: uno menos en la compleja interna de Cambia Mendoza.

El mensaje de Suarez, pidiendo la reelección en 2023

El mensaje de Suarez, pidiendo la reelección en 2023 «para el equipo» disparó dudas en el corazón del partido. Para algunos está afuera; para otros, piensa en ser gobernador.

Pero en su equipo dicen que no se bajó de ningún lado. Que la frase, como textualmente fue dicha, no apuntaba necesariamente a él sino a sus colaboradores, al conjunto. Y que si le piden que juegue, va a jugar. Incluso, en el municipio contaron que hace unos meses le pidieron que subiera el perfil y así lo hizo. Ahora la orden parece ser la contraria, pero recuerdan que también Rodolfo Suarez, en su momento, parecía apuntar a la reelección en la comuna y terminó siendo gobernador.

«A algunos les sirve que parezca que se bajó», apuntaron cerca suyo. La referencia no es muy difícil. Sólo dos municipios radicales tienen especial interés en el sillón de San Martín. De cualquier manera, aclaran que hasta a su propio círculo le sorprendió el alcance que tuvo el gesto. Cuesta creerlo, dado que conocen bien el cuadro de situación.

El mensaje fue tan cuidadosamente ambiguo, mezcló con tal justeza potencia y vaguedad, que pareció de diseño. En Capital, muchos no quieren saber nada con ese escenario. Quieren que Ulpiano siga jugando ese partido. No sólo por apoyarlo a él, sino porque también anticiparía las candidaturas para sucederlo. Envalentonados, algunos hasta sacan pecho por encima del Gobierno provincial y rememoran que «avances como la Boleta Única salieron de nosotros, de éste Concejo Deliberante; aunque se lo quieran colgar varios».

Ulpiano Suarez nunca lo terminó de aclarar. En la conferencia de prensa posterior, algunos pasos más allá del recinto y minutos después de haberla dicho , le repreguntaron por la frase. Respondió casi de la misma forma: que había que apoyar al equipo porque quedaban muchas obras por hacer más allá del 2023. Se lo veía tenso, no como de costumbre. Este sábado, al que le preguntaron fue al propio Cornejo, en el Día de Campo organizado en Alvear: se limitó a responder que no es tiempo para hablar de candidaturas.

Jugar empujado por el Pro

Camino hacia la Presidencia, el gran escollo es el nombre que termine de surgir en el espacio fundado por Macri. Y en Mendoza, el partido también puede ser decisivo en el futuro de Cornejo. Varios oficialistas intuyen que, con el crecimiento que está teniendo el Pro, el sancarlino podría verse casi obligado a presentarse para no arriesgar el control de la provincia frente a las intenciones de Omar De Marchi. Al menos así lo grafican, y de vuelta miran las encuestas: Alfredo lo anularía, pero cualquier otro candidato no ofrece las mismas garantías, piensan.

La inauguración de la nueva sede partidaria que hizo el sector amarillo también encendió alarmas. Larreta diciendo a los cuatro vientos que había que ganarle la interna al radicalismo y gobernar Mendoza, y no sacándose ni una foto con un funcionario de Suarez; sumado a las presencias -virtuales- de Macri y Bullrich en el evento, terminaron por redondear una demostración de fuerzas contundente. Alarmó a varios.

De Marchi, Larreta, Bragagnolo y Martínez. El Pro quería mostrar su musculatura y lo logró. El lujanino saldrá a medirse en encuestas a partir de las próximas semanas.

De Marchi, Larreta, Bragagnolo y Martínez. El Pro quería mostrar su musculatura y lo logró. El lujanino saldrá a medirse en encuestas a partir de las próximas semanas.Foto: Martín Pravata

A todo eso también se agregan avatares del tablero político nacional, como la meteórica escalada de Javier Milei, quien en una encuesta de los últimos días -realizada por la Universidad San Andrés- apareció como el hombre con más adhesión popular e intención de voto del país. El economista quiere ser presidente y, aunque en Mendoza los espacios liberales que se lo disputan y quieren estar en su boleta son menores, se sabe que De Marchi ha coqueteado absolutamente con todos (aunque con algunos de Cambia Ya nunca hubo gran «feeling»). Si rompiera la coalición, podría generar peligrosas alianzas en 2023, piensan en calle Alem.

A propósito, en menos de un mes se consolidarán las nueve bancas del demarchismo en la Legislatura. Gustavo Cairo es quien más fichas tiene para conducir la bancada en Diputados y Rolando Baldasso es quien asoma en Senadores. Lo darían a conocer entre el 19 y el 20 de abril.

En conclusión, hay dirigentes del Gobierno a quienes les preocupa más la interna con las filas amarillas que la lucha contra el PJ de cara al año entrante. A la presumida intangibilidad radical, a ese creer que en 2023 se gana caminando -algo que muchos han deslizado y realmente así lo piensan, en la intimidad-, sienten que los amenaza más el potencial de sus aliados, que el candidato que vaya a ungir en el peronismo.

Por eso algunos se quedarían más tranquilos si Cornejo dejara por completo sus ambiciones presidenciales y volviera a jugar en el paño local. Aunque sea de a poco, boca abajo y apenas dejando ver el dorso, es la carta con más peso que parece tener el centenario partido.

Esta semana, Cornejo presentó un proyecto de ley para abaratar trámites en el Registro del Automotor. El sancarlino no abandona el alto perfil en el Congreso.

Esta semana, Cornejo presentó un proyecto de ley para abaratar trámites en el Registro del Automotor. El sancarlino no abandona el alto perfil en el Congreso.

Apellidos para negociar, las encuestas y los que no se corren

Al sector más cercano a Suarez le sirve que haya nombres «de los suyos» en danza. Lo ven así distintas fuentes consultadas en Casa de Gobierno. Candidaturas que pueden crecer hasta hacerse realidad o bien diluirse con el tiempo, apuntan, pero que hoy son herramientas fundamentales para presionar y negociar con los más afines a Cornejo.

Ulpiano Suarez y Mariana Juri, además de estar siendo medidos y contar con chances, también cumplen con esos requisitos. Hasta comparten la misma premisa: no se terminan de lanzar por ellos mismos; son los demás quienes los ubican en el tablero.

Juri, otra candidateable del radicalismo que ya figura en los sondeos de opinión pública. Cercana a Suarez pero complementando a Cornejo en Senadores.

Juri, otra candidateable del radicalismo que ya figura en los sondeos de opinión pública. Cercana a Suarez pero complementando a Cornejo en Senadores.

«Si vuelve el Alfredo se corren todos», decían hace un tiempo sobre el efecto de una eventual candidatura del sancarlino. Desde Casa de Gobierno, un histórico hizo otra lectura: si eso pasara, de la contienda se retiraría García Zalazar y tanto Ulpiano como Rodolfo Suarez también dejarían el camino libre, «casi por gentileza». ¿Pero qué pasaría con Daniel Orozco y Luis Petri, que no tienen nada que perder y no responden directamente a ninguno de los dos?. Son especulaciones, es cierto. Pero con altas dosis de realidad.

Los dos se están moviendo. Petri sigue gozando de alto nivel de conocimiento entre los votantes y ya se lanzó a recorrer la provincia: hace poco visitó la bodega Vinecol, que hace vinos orgánicos en La Paz; y se reunió con empresarios en San Rafael, San Martín y Lavalle.

Orozco, según cuentan, se asesora con especialistas para pulir su campaña y mantiene gestos como el de hace algunas semanas, cuando convocó a los empresarios del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID) alineados al metalúrgico Julio Totero, para empezar a tender lazos. En el encuentro hablaron sin tapujos de un plan para gobernar la provincia.

En una de las últimas encuestas, lo de Cornejo fue arrasador: 40% de adhesión, sacándole más del doble al segundo. Las hizo la consultora DC del platense Anibal Urios, que desde aquella ciudad mide a través de Instagram y Whatsapp. En algunos días lanzarán otro sondeo en el que no esté el exgobernador, para leer mejor la intención hacia los intendentes. También agregarán a Marcelino Iglesias, al que dejaron fuera de las opciones en esta oportunidad.

La encuesta de DC Consultores que se conoció esta semana. Otras firmas consultadas coinciden en algo: todos los intendentes medidos tienen diferencial positivo en cuanto a imagen. Son más aceptados que rechazados.

La encuesta de DC Consultores que se conoció esta semana. Otras firmas consultadas coinciden en algo: todos los intendentes medidos tienen diferencial positivo en cuanto a imagen. Son más aceptados que rechazados.

Algunos le bajaron el precio a ese guarismo, pero los exsocios de Abel Giacobbe (DC se abrió por su cuenta en 2011) responden con un pergamino inapelable: acertaron en pleno el 42% con el que Cambia Mendoza ganó las PASO en 2021.

Las consultoras preparan la temporada alta. Dos semanas atrás se conocieron los números de Diagnóstico y Análisis, del ex asesor peronista Santiago Alé y en algunos días sale a medirse Omar De Marchi. RDT (Reale Dalla Torre), una de las más renombradas en las últimas campañas, aún no sale a buscar números locales porque está trabajando primero en otras provincias.

En el medio de tantos hombres, hay dos mujeres a las que suelen poner sobre la mesa y han obtenido buenos resultados: la senadora nacional Mariana Juri y la senadora provincial electa Claudia Najul. También están bien ponderadas adentro de la gestión y, dentro de la UCR, los cuadros más jóvenes bregan porque venga un 2023 con más candidaturas femeninas. Que Natacha Eisenchlas sea la elegida para la presidencia provisional del Senado(será la primera radical en toda la historia de Mendoza en hacerlo), ya es toda una marca de época.

Todavía no lo sumes

Es cierto que Cornejo vuelve a Mendoza, prácticamente, para cuanto encuentro radical haya. A veces, no necesariamente radical, como lo hizo el sábado en el Día de Campo de General Alvear, la previa para la Fiesta de la Ganadería. Es cierto también que lleva la voz cantante en las asunciones de los comités departamentales, como hace dos semanas en Luján, cuando tomó la presidencia Leonardo Gómez- un empleado legislativo que ingresó en 2003 de la mano de Juan Carlos Jaliff a la Casa de las Leyes-.

Cornejo en la asunción de autoridades radicales en Luján. Lo aplauden Bragagnolo y García Zalazar.

Cornejo en la asunción de autoridades radicales en Luján. Lo aplauden Bragagnolo y García Zalazar.

También es cierto que, en realidad, no «volvió» a mirar hacia la provincia, sino que nunca dejó de hacerlo; como apuntó desde la Legislatura una fuente que lo conoce hace años – y como revelan sus constantes presencias-.

Pero también sería común que simplemente esté defendiendo su liderazgo local, al que gestó durante décadas. Quienes no coinciden en sumarlo a la interna de la UCR tan pronto, marcan algunos argumentos valiosos: si peleó la vocería del Senado es por algo, y todavía resta ver cuánto pueden sumarle a su imagen las eventuales confrontaciones con Cristina. Además, sigue siendo cercano a Patricia Bullrich y nadie descarta que de esa unión surja alguna propuesta concreta. De hecho, en un programa de América 24, dijo esta misma semana que le gustaría ser vicepresidente de la exministra.

«Antes el radicalismo era una lucha tras otra. Pero hoy hay tan buen equipo que da pudor pelearse. Si él se decidiera a jugar acá, por lo menos lograría ordenar la interna, que es lo que necesitamos», sueña un ex miembro del Gabinete 2015-2019.

Para ver concretado ese deseo va a tener que esperar. Con el cambiante escenario político en la provincia y, sobre todo, con el convulsionado devenir del país; es difícil que Alfredo Cornejo tome la decisión antes del 2023.