La propuesta de atrasar los relojes una hora en Mendoza sumó respaldo político y científico

La propuesta del diputado provincial Jorge Difonso de atrasar una hora los relojes en Mendoza comenzó a sumar adhesiones desde distintos sectores, incluso de la oposición. El cambio del huso horario en nuestra provincia que promueve el legislador de Unidad Popular, aliado de Cambia Mendoza, tiene como objetivo aprovechar más la luz solar y ahorrar energía durante los meses de otoño e invierno.

El ex intendente de San Carlos también planteó que la administración pública inicie y finalice sus actividades una hora más tarde y convocó a sumarse a los municipios.

Lo que no se ha producido hasta ahora, al menos en forma manifiesta, es el apoyo de representantes del oficialismo, tanto del Ejecutivo como del poder legislativo. Sí, en cambio, la Municipalidad de San Carlos, de donde es oriundo el autor de la iniciativa, se anticipó y dispuso que desde este lunes en esa comuna cambie el horario de inicio de tareas, con el ingreso una hora más tarde.

Apoyo peronista

Uno de los primeros en salir a respaldar la iniciativa de Difonso fue un peronista: Jorge Tanús. El ex legislador y actual Presidente de BICE (Banco de Inversión y Comercio Exterior).

«Mendoza debe adecuar su huso horario y sus actividades en otoño y en invierno entre las 9 y las 17. Luz solar. Ahorro energético. Menor transporte. Mejores condiciones laborales y estudiantiles. Y más permanencia en los hogares. Sentido común», expresó el dirigente del Frente de Todos.

MendoExit también

La cúpula del MendoExit, con Hugo Laricchia y la periodista Gabriela Figueroa a la cabeza, se reunió con Difonso.

La cúpula del MendoExit, con Hugo Laricchia y la periodista Gabriela Figueroa a la cabeza, se reunió con Difonso.

En las antípodas del Partido Justicialista de Tanús, el espacio de derecha MendoExit también salió a apoyar el cambio de horario propuesto por Difonso. Pero no se limitó a declaraciones públicas sino que su dirigencia, encabezada por Hugo Laricchia, se reunió con el autor del proyecto de ley.

«En defensa de Mendoza apoyamos el huso horario que nos corresponde. El movimiento MendoExit se expresa una vez más en favor de los intereses de Mendoza frente al sistemático atropello de Buenos Aires», señalaron desde ese espacio.

También dijeron: «Solicitamos una ley que defina el tema del huso horario de manera permanente. Todos los expertos e investigadores han pedido que, al menos en Mendoza, se pase al TUC (Tiempo Universal Coordinado). Esto significa atrasar una hora los relojes. En 2018 se estimaba que con esta medida se ahorraría alrededor de 25% de energía».

Finalmente el movimiento que lidera Laricchia señaló: “Además, en materia de salud, cuando nos levantamos con la luz del sol, la activación circadiana de nuestro sistema biológico en general es mucho más eficiente”

La opinión experta

Beatriz García es doctora en Astronomía e investigadora del Conicet y se desempeña en el observatorio Pierre Augier, de Malargüe. Sus conocimientos claramente son importantes y por ello esta semana ha sido muy solicitada por los medios de comunicación de Mendoza.

«Cambiar la hora es beneficioso, ya se trate de alternar entre huso -4, desde marzo hasta septiembre, o -3 entre septiembre y marzo (verano) o bien pasar al -4 para todo el año. Esto es, una hora menos: o sea que lo que hoy es a las 10, sea a las 9. El -3 permanente es el que hace en el Oeste que en invierno nos levantemos de noche», explicó. Esto dejará de suceder si se atrasan los relojes una hora.

También señaló que el cambio sería beneficioso para todo el país, no sólo para Mendoza: «La Argentina, por su posición geográfica, está centrada en el huso -4. Ninguna parte o región del país está en el menos 3, por lo que vivir todo el año en ese huso solo nos perjudica, especialmente en el invierno»

La astrónoma recordó: «Nosotros la verdad…hemos hablado mucho a lo largo de muchos años…décadas. Ahora es el diputado Difonso el que salió a hablar del tema y luego se contactó con nosotros para consultarnos».

Nuestro problema es que vivimos bajo los designios de CABA y AMBA. A ellos vivir en el huso -3 no los afecta tanto

«Realizar actividades con la luz solar es beneficioso desde todo punto de vista. Es mejorar la calidad de vida con un impacto directo en el funcionamiento del cuerpo», explicó la doctora García.

Y sumó: «Cuando uno se levanta de noche hay algunas funciones que se inhiben. Eso puede ocasionar trastornos emocionales, de atencón y de humor. Y en largo plazo puede originar diabetes e hipertensión».

«Levantarse cuando el sol todavía no está sobre el horizonte altera el funcionamiento, de manera grave» amplió sus concpetos la especialista en diferentes notas con medios de Mendoza.

Ajustar nuestro reloj al del sol. Es tratar de que el mediodía del reloj coincida con el mediodía solar. Esto lo hacen todos los países

«Con una hora alcanza porque la Argentina está centrada en el huso -4, y más en el invierno. Y desde el punto de vista del consumo también tiene sus beneficios», finalizó.