Mendoza subirá el alerta sanitaria y la vigilancia por el sarampión

Luego de conocerse un aumento en el nivel de casos de sarampión en el mundo, y de aparecer un caso importado en Buenos Aires, el gobierno de Mendoza anunció que se prepara el sistema de salud para elevar el nivel de alerta sanitaria para detectar y, en caso de identificación positiva, «bloquear» de inmediato a esta enfermedad contagiosa.

La titular del Departamento de Inmunizaciones de la Provincia, Iris Aguilar, informó este lunes que Mendoza se está preparando para cualquier contingencia frente al sarampión y, para eso, ya comenzó la actualización de los equipos de Salud para elevar el nivel de alerta en la notificación de enfermedad febril exantemática.

Además, Aguilar invitó a la población a vacunarse contra esta enfermedad eruptiva, a todos los nacidos después de 1965. De todos modos aclaró que los inmunodeprimidos y embarazadas no pueden vacunarse.

Luego de conocerse un caso importado de sarampión en Buenos Aires, las autoridades sanitarias del país piden a la población que complete el esquema de vacunas contra esta enfermedad eruptiva, que tiene como síntoma principal la aparición del exantema (erupción de la piel) característico.

Luego de conocerse un caso importado de sarampión en Buenos Aires, las autoridades sanitarias del país piden a la población que complete el esquema de vacunas contra esta enfermedad eruptiva, que tiene como síntoma principal la aparición del exantema (erupción de la piel) característico.

Según el esquema obligatorio del sarampión, la primera dosis se aplica antes de los 5 años y luego se coloca la segunda. Asimismo, recomiendan que 15 días antes de viajar, se coloquen la dosis correspondiente. Las embarazadas y los inmunosuprimidos no pueden recibir esta vacuna porque es a virus vivo.

El abordaje del sarampión tiene dos pilares: la vacunación y la vigilancia epidemiológica, que consiste en que toda persona que tenga fiebre o manchas en las piel -exantema- debe ser investigada aunque tenga otro diagnóstico

Para explicar de qué se trata este alerta, dialogó en el programa Mediodía, de Radio Nihuil, la subsecretaria de Planificación de Salud de Mendoza, Mariana Álvarez, quien detalló y explicó la preocupación de las autoridades sanitarias.

Cómo se planifica el «bloqueo» de la enfermedad

Consultada Mariana Álvarez sobre cuál será el alcance de las medidas que prepara el Gobierno para evitar una epidemia, la funcionaria explicó: «Elevar el nivel de alerta significa una planificación para tener todo el sistema en estado de alerta y, llegado el caso, cuando una haya una sospecha de un caso de sarampión, se procede a hacer un análisis de la persona posiblemente infectada, y bloquear de inmediato la zona y todo el seguimiento epidemiológico del paciente».

Las medidas preventivas se han preparado para todo el territorio mendocino, y así lo detalló Álvarez: «Estamos organizando por toda la red sanitaria, cada región sanitaria, y en cada departamento. Con un referente se activa esta red cada vez que se produce una alerta. Esto significa que, en cuatro manzanas alrededor de donde vive esta persona, se hace el relevamiento de la vacunación de las personas del lugar, y de no tenerlas, se procede a vacunarlas«.

Respecto al daño que causó al sistema sanitario y al calendario de vacunación la extensa cuarentena obligada por la pandemia de Covid, la subsecretaria señaló que lo sufrieron «los calendarios normales, los niños y adolescentes. El universo (de este sector) ha avanzado mucho este año, se han recuperado esquemas y se ha avanzado con la vacunación. De hecho, hemos iniciado fuertemente en febrero con la vacunación escolar».

Continuando con estos «baches» sanitarios, Mariana agregó para finalizar: «La vacunación, como muchas de las problemáticas de salud, con la pandemia se vieron interrumpidas, pero siempre el equipo de salud salió a terreno igualmente, y estuvo disponible en el centro de salud. Por todo lo que sabemos, se dificultó”, y agregó un dato importante: “Por eso, a la vacunación Covid en las escuelas se le suman las de calendario, y se han ido completando en todas, las de gestión pública y privada, primarias y secundarias».