Farmaceúticos de Mendoza advirtieron que por el brote de gripe faltan remedios pediátricos

Los cuadros de gripe, faringitis y gastroenteritis en niños que han «explotado» en los últimos días en Mendoza han generado una alta demanda de medicamentos pediátricos, no usual para esta época por lo que se han verificado faltantes de medicinas, la mayoría en forma temporaria y en vías de solución.

Quien detalló esta situación fue Federico Böhm, gerente general de la Cooperativa Farmacéutica de Mendoza. En una entrevista con Radio Nihuil, ratificó lo que vienen sosteniendo las autoridades sanitarias respecto al anticipado brote de afecciones respiratorias y gástricas, que suele presentarse en el invierno pero que ahora se adelantó.

Una recorrida por el hospital Notti permite comprobar esa situación con el notable incremento de consultas. «En el sanatorio infantil están dando hasta 1.000 turnos por días en las guardias», contó Böhm y admitió que es muy alta la demanda de antifebriles pediátricos, antialérgicos y corticoides, específicamente.

«La verdad es que se adelantó a marzo el inicio de las patologías respiratorias, alérgicas y gástricas. Los laboratorios normalmente tienen su planificación de la producción determinada en función de su historia y su estadística. Con esta aparición anticipada de gripe, faringitis, gastroenteritis… se desajustaron los stocks en las farmacias y droguerías», explicó el dirigente farmacéutico.

Esta anticipación de las enfermedades de las épocas más frías hizo muy difícil planificar la demanda

De todos modos Böhm trajo calma al afirmar que «en términos generales la etapa más aguda ya la habríamos pasado durante marzo. Los laboratorios más grandes han respondido con mejores provisiones y se están normalizando los stocks de algunos productos de los que estábamos desabastecidos desde hacía una quincena por lo menos».

Y sumó: «En los próximos días el resto de laboratorios también se pondrán al día sobre todo con algunos productos puntuales con los que hubo inconvenientes más relacionados con la producción y ajenos a las patologías».

Los faltantes son muchos: antifebriles pediátricos, antialérgicos… todos de diferentes laboratorios. Veníamos con un consumo alto de Ibuprofeno y Paracetamol, con gran demanda, que continúa

Böhm admitió además que «igualmente hay un montón de faltantes todavía. Por ejemplo la mayoría de los jarabes pediátricos tuvieron una quiebra de stock en los últimos 15 días aunque estos es móvil. A veces cuando no hay existencia en las droguerías, hay stock en las farmacias y en otras ocasiones es al revés. Pero lo real es que la cantidad que ingresa hoy no satisface la demanda. También están faltando antibióticos».

La escasez no influye en los precios

El presidente del Colegio Farmacéutico descartó un aumento de precios por el eventual desabastecimiento de algunos medicamentos. «Los precios de los remedios no se mueven por oferta y demanda. Van más bien acompañando los índices de inflación. Hay acuerdos con el Gobierno que se sostienen sin importar si hay más o menos demanda».